Tomar la decisión de irnos, de dejar atrás situaciones, personas, lugares…, puede ser difícil, podemos llenarnos de dudas, de miedos, de nostalgia y de tristeza, sin embargo, cuando hemos dado de nosotros lo mejor, cuando lo hemos dado sencillamente todo, las sensaciones...