Madrugar puede ser el mayor error que cometemos cada día, según la ciencia.

Es probable que en más de una ocasión hayas escuchado la frase “a quien madruga, Dios le ayuda”. Esta creencia popular ya forma parte de los hechos que damos por sentados: madrugar es un valor positivo mientras que quedarse en la cama remoloneando es sinónimo de holgazanería.

Sin embargo, quizá tiene más razón otro refrán popular que afirma justo lo contrario: “no por mucho madrugar amanece más temprano”. Investigadores de la Universidad de Westmister sugieren que madrugar podría ser perjudicial tanto para nuestro cuerpo como para la mente.

Madrugar estresa, y mucho

En el estudio participaron 40 personas, a quienes les pidieron que tomaran muestras de saliva ocho veces a lo largo de la jornada, durante dos días. La primera muestra se debía tomar apenas se despertaran y la última antes de irse a la cama.

Al analizar los datos se apreció que quienes se despertaban antes de las 7:21 de la mañana tenían niveles más altos de cortisol, la principal hormona del estrés, en comparación con quienes se despertaban más tarde. Y lo peor de todo es que el nivel de cortisol de esas personas se mantenía alto durante todo el día y con independencia de la cantidad de horas de sueño.

En este punto los investigadores se preguntaron si estas personas se levantaban antes porque ya estaban estresadas o si madrugar era lo que generaba ese aumento de cortisol.

Para descubrirlo, les dieron seguimiento durante 10 semanas. Encontraron que quienes madrugaban también experimentaban más dolores musculares, síntomas de resfriado, migrañas y un estado de ánimo negativo.

Si bien es cierto que los madrugadores mostraron una mayor capacidad para concentrarse y un mayor nivel de actividad durante todo el día, también refirieron más molestias físicas, se enojaban e irritaban con mayor facilidad y se sentían más cansados al finalizar el día.

Al contrario, las personas que no madrugaban reportaron menos molestias físicas, un estado de ánimo más positivo y pasaban un día más relajado. Estos resultados fueron validados por un estudio más reciente realizado en la University College London con 30 pilotos de avión.

Este articulo fue realizado gracias a http://www.rinconpsicologia.com/ Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Me pides tiempo, porque te falta coraje para terminar.

El tiempo solicitado por una de las partes en la pareja, es una manera cómoda se suspender la relación y especialmente los compromisos que ella encierra por diversos motivos, los cuales por lo general encierran egoísmo e inmadurez.

Los motivos para solicitar un tiempo son muy variados, estos son algunos de los más frecuentes: dudas en relación a lo que siente, dudas de lo que se quiere, necesidad de estar solos, necesidad de conocer a alguien más, hacerse extrañar, acostumbrarse a la soledad, pero básicamente la causa común es el no atreverse a terminar.

Quien no se atreve a dar un paso radical que implica que cada uno tomará un camino particular y que probablemente termine perdiendo a esa persona con quien no pasa el mejor de los momentos, opta por solicitar un tiempo. El cual por lo general viene definido por el período en el cual alguna de las dos personas se siente cómoda en su nuevo estado, bien sea en soledad o en otra compañía.

Si una relación no funciona, si sentimos necesidad de separarnos y no nos sentimos en la capacidad de arreglar las cosas, muchas veces es mejor terminar y bajo esa figura evaluar todo lo que se podría hacer durante un tiempo acordado, pero sin presiones, ni limitaciones, lo cual nos dirige a estar justamente donde y como queremos.

De esta manera, si luego de terminar, ambas personas coinciden en que es posible abrirse paso a una nueva oportunidad, se evitarán los reclamos de las acciones y decisiones que cada una de las partes haya tomado luego de separados.

Las relaciones no son sencillas, pero no es bueno dejar a alguien en stand by porque no estemos claros de lo que sentimos, ni de lo que queremos en nuestras vidas o de lo que estamos dispuestos a ofrecer.

Si no se tratase de personas, sino por ejemplo libros, ¡sería perfecto! Este libro me tiene un tanto aburrido, no ha llenado mis expectativas, está tornándose muy dramático o necesito más emoción… Mejor suspendo éste y me quedo un tiempo sin leer o bien agarro este otro a ver qué tal… Pero no, no podemos jugar con los sentimientos de los demás, no podemos pausarle la vida a las personas que nos quieren (porque en caso contrario, no se someten a un tiempo), a través de limitaciones y acuerdos, para aclarar las dudas que se tengan.

Ciertamente en puntuales ocasiones el tiempo resulta beneficioso para la pareja, pero por lo general esos casos solo coinciden con no haber encontrado lo que esperaban a través de ese tiempo.

Respetemos a quienes nos quieren y aprendamos a resolver los conflictos y las dudas sin necesidad de colocar a estas personas en períodos de espera.

Este articulo fue realizado gracias a mujer.guru Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el siti

No plantes flores en los jardines de personas que no van a regarlas.

Nuestros recursos son finitos. Nuestra energía no es inagotable, de la misma manera en que no lo es nuestro tiempo y nuestra atención. Eso significa que debemos ser más cuidadosos cuando decidimos dónde los invertiremos.

Desgraciadamente, a menudo no somos plenamente conscientes de que nuestros recursos emocionales y cognitivos no son inagotables, por lo que terminamos desperdiciándolos, ya sea involucrándonos en tareas que no valen la pena o relacionándonos con personas que no los valoran.

No te esfuerces por alguien que no valora lo que haces

La compasión y la capacidad para ayudar a los demás son características que nos enaltecen y nos permiten crecer como personas. Sin embargo, todo tiene un límite, pasado el cual podrías comenzar a hacerte daño sin darte cuenta y sin que la otra persona siquiera lo valore.

¿Cómo saber cuándo estás esforzándote inútilmente?

– Cuando te esfuerzas más por la otra persona que ella misma.

– Cuando tu nivel de compromiso es mayor que el de la persona que intentas ayudar.

– Cuando arriesgas mucho por ayudar a alguien pero esa persona no arriesga prácticamente nada por sí misma.

– Cuando te estás desgastando demasiado en el camino pero esa otra persona no está dispuesta a invertir esa misma cantidad de energía.

– Cuando esa persona no valora tu tiempo, esfuerzo y dedicación.

– Cuando esa persona no estaría dispuesta a hacer lo mismo por ti.

En estos casos, sería conveniente que te preguntes si realmente vale la pena emplear tanta energía, tiempo y esfuerzo en plantar flores que nadie regará, puesto que a esa persona que estás ayudando no le interesa realmente.

Recuerda que hay situaciones en las cuales, la mejor manera de ayudar consiste en no ayudar. Si tu intervención adquiere tintes sobreprotectores, puede impedir que esa otra persona crezca y aprenda la lección. Después de todo, no se madura con los años sino con los daños.

Este articulo fue realizado gracias a http://www.rinconpsicologia.com/ Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

ESCORPIO, amante extrema.

Es el signo más sexual del zodíaco; para Escorpio el sexo es fundamento de vida. Eres una amante extrema . Depende mucho de tu ánimo y de tu pareja, la intensidad de la relación. Si estás realmente enamorada sois ardiente y apasionada. También sos muy visual, es decir, la mayoría de las veces el sexo entra por los ojos, te gusta experimentar y tener sexo en los lugares más impensados. Seductora nata, la rutina te aburre y buscarás darle un toque picante a cada encuentro.

Este articulo fue realizado gracias a http://www.mujer.guru/ Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Cosas que una mujer debe hacer cuando cumple 50.

Cumplir 50 es un hito para cualquier mujer. Alrededor de los 50 es usualmente cuando los niños se van a la universidad o se mudan. Las mujeres enfrentan el nido vacío y buscan otras cosas para ocupar su tiempo en vez de llevar a los niños de ida y vuelta de sus actividades extracurriculares. Es un buen tiempo para que una mujer reevalúe su plan de vida y se asegure de que su futuro está asegurado.

Hazte un chequeo

Visita al doctor para un chequeo completo. Examen de mamas, de presión arterial y pruebas de colesterol deben incluirse en tu chequeo anual. Las colonoscopías, que buscan cáncer colorrectal, están recomendados cada 10 años empezando a la edad de 50. Tu doctor puede recomendar que sean más frecuentes si tienes antecedentes familiares u otros problemas. Visita a un dermatólogo para un examen de cuerpo completo para descartar lunares sospechosos, tumores o lesiones. Esto es especialmente importante si has pasado demasiado tiempo en el sol. Conoce tu IMC (Índice de masa corporal). Un IMC normal se encuentra entre 18.5 y 24.5. Cualquier cosa sobre eso indica obesidad, lo que puede llevar a otros problemas de salud. Reevaluar tu salud te asegurará el estar en forma para enfrentar el futuro.

Moderniza tus finanzas

Haz un balance de tus finanzas y establece metas. Si no tienes todavía una, abre una cuenta de ahorro para el retiro o una cuenta de ahorro Roth, y asegúrate que tus contribuciones te regresen lo que necesitarás en el futuro. Aunque son básicamente lo mismo, la cuenta Roth y la tradicional son ligeramente diferentes. Consulta a un asesor financiero que pueda aconsejarte sobre las inversiones correctas que te ayudarán a alcanzar tus metas. Abre una cuenta de ahorros para emergencias. Deposita en tu cuenta en los días de pago para asegurarte que tu cuenta crezca.

Valoración de carrera

Cincuenta es un buen tiempo para valorar tu carrera. Decide si eres feliz en donde estás ahora o si hay manera de avanzar en ella. A los 50, muchas mujeres piensan en regresar a la escuela para obtener su título u obtener nuevas habilidades. Piensa en inscribirte a cursos adicionales que te hagan tener más valor en tu trabajo o avanzar en tu carrera.

Piensa en el futuro

Haz un testamento. Muchas personas postergan el hacer su testamento tanto tiempo como les es posible. Un testamento asegura que tu patrimonio se reparta de la manera en la que tu quieres. Puedes especificar quien cuidará de los niños menores de edad, quien manejará tu patrimonio y cómo se dividirán tus activos cuando mueras. No importa si tienes mucho o poco, si no haces un testamento, el estado en el que vives decidirá quien se queda con tus pertenencias. Los testamentos pueden hacerse con un abogado, o puedes encontrar sitios para hacerlos online. Si usas un sitio de internet, asegúrate que tiene una buena reputación antes de ingresar tu información.

Este articulo fue realizado gracias a http://www.ehowenespanol.com/ Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio