Sólo hay un amor para siempre, y es el amor propio

Cuando estamos solas tendemos a un error común:
Pensar que cuando llegue el día en que encontremos amor, al fin podremos ser felices. Nada ni nadie podrá llenar el vacío de nuestro corazón si no somos capaces de llenarlo nosotras mismas. Ámate a ti misma, busca la felicidad en ti misma, no en los demás. Tú felicidad no depende de ningún príncipe, depende de ti misma.
Somos mujeres autónomas, inteligentes, simpáticas, hermosas y absolutamente valiosas, ¿por qué relegamos nuestra felicidad y nuestro desarrollo personal a un tercero? Ningún hombre puede llenar nuestros vacíos como seres humanos, nosotras somos las encargadas de construir nuestra felicidad, ¡Hagámoslo!
No somos princesas atrapadas en una torre.
Esta sociedad nos ha hecho gran daño al hacernos pensar que somos minusválidas físicas y mentales: Vivimos esperando que un intrépido caballero suba por la torre que nos encarcela, nos libere de nuestros propios fantasmas y además nos haga felices… Un hombre, por fantástico que sea, jamás llenará nuestras falencias, porque estas deben ser subsanadas por nosotras mismas. Así que sácate ésa idea de la cabeza: deja de esperar a aquel hombre que te abandonó un día, deja de rogarle a tu pareja que cambie, deja de esperar que aquel hombre se fije en ti, deja de pretender que quien no te valoró lo haga ahora… ¡Nada de eso te va a hacer una mejor mujer! ¡Nada de eso te hará feliz!
Tú eres la encargada de llenar tu vida.
No somos mujeres incompletas por no tener a un hombre a nuestro lado. Por el contrario, esta es la mejor manera de aprender a vivir a nuestra manera sin ningún tipo de restricciones. No limites tu existencia a sí tienes una pareja o no: esto es demasiado poco como para dejar de vivir en pro de ello y esperar lo que quizá no llegue.
Desde que nacimos hemos estado con nosotras mismas, nos hemos visto crecer, hemos sufrido nuestras propias tristezas, hemos sonreído con nuestros triunfos, hemos sido partícipes de cada escalón de nuestras vidas y sin embargo… ¡Seguimos creyendo que un hombre es el encargado de sanar nuestras heridas!
Eres una mujer infinitamente valiosa.
Recuerda que tienes responsabilidades contigo misma y una de ellas es eliminar las barreras que te has autoimpuesto: deja de pensar que tener pareja es el fin de tus problemas, porque el verdadero fin de tus tormentos es cuidar de ti misma y reconocer que tienes el total control de tu vida.
Ámate a ti misma, busca la felicidad en ti misma, no en los demás. Tú felicidad no depende de ningún príncipe, depende de ti.

Autor: Sisi Chu

Madre y esposa. Me considero una mujer con metas por lograr un mundo diferente, Me desarrollo como analista y programadora expresando mis mejores experiencias a través de la tecnología. Me apasiona los temas de superación en todos sus campos y a la vez me dedico al deporte como instructora de aerobicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *