Elimina la grasa de tus muslos.

No es que existan alimentos con poderes mágicos para reducir la grasa de los muslos, es simplemente ser constante y combinarlos con ejercicio al menos tres veces por semana.

¿Qué necesitas?

 2 dientes de ajo

20 gramos de jengibre

Una taza de agua caliente

Té verde (de preferencia descafeinado)

Jugo de ½  limón

¿Cómo integrarlos a tu alimentación?

Los ajos los puedes consumir crudos o cocidos. Si sientes que su sabor es muy fuerte, combínalos con otros alimentos.

 El jengibre lo puedes consumir rayado o en trozos, con unas gotitas se limón y sal de mar.

 En las mañanas y la noche bebe té verde con unas gotitas de limón.

 Si los consumes por 7 días, reducirás el grosor de tus mulsos de 1 a 2 centímetros.

Desde la adolescencia, el cuerpo de la mujer se ve sometido a todo tipo de cambios hormonales, culpables de la acumulación de grasa en distintas partes del cuerpo, como en las caderas, los glúteos, los senos, pero sobre todo las piernas y los muslos.

El verdadero problema es cuando dicha gordura se sale de control y se forma un círculo vicioso ocasionado por la mala alimentación y el sedentarismo. Es por eso que hicimos una lista de los alimentos que se quedan en tus muslos y qué hacer para evitarlo.

No todos los azúcares son dañinos para el cuerpo.

Las frutas están hechas de cadenas cortas de glucosa, listas para ser transformadas como energía inmediata para el cuerpo.

El problema son los refinados conformados por cadenas de glucosa complejos y difíciles de digerir, los cuales tienden a acumularse como energía de reserva en tus piernas.

 Grasas animales.

El puerco y el borrego, por su tipo de preparación y las propiedades calóricas de su carne,  están saturadas de grasa y engordan a cualquiera.

A  diferencia de las carnes blancas, como el pollo, el pavo, el pato y el salmón, los productos de origen animal contienen una significativa porción de grasa capaz de quedarse en tus muslos.

Alcohol.

Aunque a todos nos gusta echarnos una copa de vez en cuando, el alcohol es considerado como una impresionante fuente de calorías y colabora en la acumulación de grasa en los muslos de la mujer.

Es importante, aunque se trate de un whiskey o un tequila, procurar ser moderado en el consumo y no mezclarlos con refresco (el máximo aportador de azucares dañinos).

Carbohidratos.

La principal fuente de energía de una dieta saludable son los carbohidratos, energía instantánea. El problema de este tipo de alimentos es  el sedentarismo. El consumo de carbohidratos, como el arroz, los frijoles, la papa y el maíz, ofrece energía inmediata y otros nutrientes primordiales, pero hay que hacer ejercicio para quemarlos.

 Las proteínas, esenciales para vivir, las puedes encontrar en carnes blancas, como el pollo, el salmón, el pato y el pavo, sin riesgo de acumular grasa en los muslos y el cuerpo en general, mientras que las nueces, las almendras y los cacahuates son grandes aportadores de grasa vegetal y  antioxidantes. Siempre hay alternativas para consumir todo lo que tu cuerpo necesita sin tener que engordar tus muslos.

Autor: Sisi Chu

Madre y esposa. Me considero una mujer con metas por lograr un mundo diferente, Me desarrollo como analista y programadora expresando mis mejores experiencias a través de la tecnología. Me apasiona los temas de superación en todos sus campos y a la vez me dedico al deporte como instructora de aerobicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *