Señales que demuestran que eres una persona resiliente

Una persona resiliente es aquella que tiene la capacidad de enfrentar situaciones adversas con el mayor equilibrio emocional posible. Evidentemente solo quienes han estado sometidos a eventos que ameritan descubrir sus capacidades, de cara a situaciones altamente demandantes, son los que podrán realizar una evaluación de sus reacciones y sus características.

Las personas que presentan mayor dominio ante situaciones extremas, que se consideran un reto a nivel emocional, nos muestran señales que nos permiten manejar un perfil común que representa a las personas resilientes:

Confían en sus capacidades: Saben que poseen muchos recursos de los que pueden hacer uso, no tienen miedo de aprender algo nuevo y necesario.

Son pacientes: Pueden esperar con la mejor actitud y saben distinguir cuándo es necesario hacer una pausa o dedicarse a algo más mientras un resultado llega

Son optimistas: Miran con una sonrisa su proyección a futuro, siempre creen que lo mejor está por venir.

mantener-el-optimismo

Aprenden de sus errores: No se castigan por aquello que no hicieron de una manera particular, reconocen y aprenden de sus errores, encontrando en ellos una oportunidad para mejorar.

Son creativas: Son capaces de ver soluciones donde nadie más lo haría, de ver oportunidades en momentos de crisis, de cultivar talentos ocultos a los cuales pueden sacarle un gran provecho.

Buscan cambiar sus enfoques: Saben que lo primero que deben cambiar ante algo que no les agrade es su atención y su enfoque, de esta manera comienzan a manifestar cambios rápidamente.

Saben pedir apoyo en quienes les rodean: Son capaces de pedir ayuda, de mostrarse vulnerables de ser necesario y reciben sin orgullo la colaboración que otros puedan prestarles.

Amigos-agarrados-felices (1)

Son flexibles: Se adaptan como el bambú, saben que la rigidez los coloca en riesgo de quiebre y que la flexibilidad los hace mucho más resistentes, especialmente en tiempos de tormentas.

Son personas con propósitos: Una persona con propósitos, con sueños, con objetivos claros, no se derrumba con facilidad, está enfocada en los pasos que la llevarán a donde quieren y cualquier cosa que se atraviese no resulta un obstáculo.

Como vemos una persona resiliente tiene muy buena capacidad de adaptación, sin embargo, esto no la convierte en una persona conformista, por el contrario, al confiar en sí misma, en los procesos de la vida, a entender que cada obstáculo es una oportunidad para superarse, tiene la capacidad de reinventarse en medio de una situación adversa y sacar el mayor provecho de ella.

Las personas resilientes asumen los momentos difíciles como lo que son, no manifiestan que tienen una vida dura, entienden la transitoriedad de todo y a través de su visión optimista del mundo aprovechan cada experiencia para conocerse y dar de ellas lo mejor que tienen.

La resiliencia se desarrolla a lo largo de la vida, todos en mayor o menor medida, vamos adquiriendo destrezas que nos facilitan el tránsito por trayectos complicados y mientras más confiemos en nosotros mismos y en que el universo está a nuestro favor, con mayor entusiasmo, fuerzas y fe avanzaremos en nuestro camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *