¿Acaso tiene gracia enamorarse de tu reflejo en el espejo?

0
6

Así que hay que tener en cuenta algo básico: todos somos únicos y valiosos, tanto quien se enamora de nosotras como nosotras mismas, y  todas tenemos derecho a “ser” como queramos sin reservas, tenemos derecho a que nos amen tal y como somos, sin condiciones  ni advertencias. Es cuestión de respeto y de lógica: si no acepto al otro tal cual es,  entonces ¿para qué quiero estar con el? ¿Acaso puede construirse sobre terreno inestable?

Hasta ahí todo estaba perfecto.

Iniciábamos una nueva vida enamorada, el corazón se llenó de alegría y esperanza. Pero con el pasar de los días, el simple gusto mutuo ya no resulta suficiente, al contrario, resulta monótono y agotador, el oasis que encontramos en medio de nuestro desierto ya no puede saciar nuestra sed… Sin embargo, lo más difícil no es sufrir una decepción de esta clase, lo más difícil es seguir queriendo ver un espejismo, es entonces cuando nos creemos con el derecho y el deber de cambiar a la otra persona a nuestro antojo, pues queremos materializar  la imagen que de él o ella construimos en un inicio, es aquí en donde creemos cosas como “mi pareja puede cambiar” o  “yo puedo hacer que mi pareja cambie”.

¿Nos gustaría que nos pidieran que cambiásemos para mantener una relación?  

Cuando decidimos entablar una relación con alguien, nos encontramos con un hombre que ya está conformado como persona: tiene gustos, defectos, aficiones,  creencias, virtudes y costumbres, negar eso, sería negar el amor que decimos  sentir. Intentar cambiar a nuestra pareja no es negocio, pierdes tú, pierde él, y lo más consecuente, pierde la relación que estaba naciendo. Siempre debemos pensar en lo que queremos para nuestras vidas, así sabremos a quién debemos buscar. Nuestro corazón no se equivoca, y no acepta cambios o devoluciones.

En la vida hay que hacer sacrificios, y para alcanzar la felicidad, también. Pero hay cosas que las mujeres maduras han aprendido que no merece la pena sacrificar por estar con alguien.

Compartir
Artículo anterior¿Por qué disfrazamos el verdadero significado de nuestras palabras?
Artículo siguienteQué hacer y qué pasos tomar para aprender a amarme así como soy.
Madre y esposa. Me considero una mujer con metas por lograr un mundo diferente, Me desarrollo como analista , programadora, expresando mis mejores experiencias a través de la tecnología. Me apasiona los temas de superación en todos sus campos y a la vez me he dedicado al deporte como instructora de aerobicos, ahora sigo rutinas de X-BOX, para mantener mi cuerpo y mente sana..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here