Alguna vez escuchastes la frase , se acabo el amor.

Es fácil asimilar lo que se pretende expresar con ella pues desafortunadamente se ha vuelto cotidiana, pues la interpretamos en el sentido en que se pronunció. Sin embargo, ¿realmente se puede acabar el amor? Te invito a comenzar preguntándote si el amor es algo “tangible”, si es algo que se pueda “medir” o si dispone de algún sistema de medida, como por ejemplo pesarlo en Kilos o medirlo en Kilómetros..

Podría decirse que si el amor pesa muchos kilos el amor puede catalogarse como “pesado”.

Les pregunto a todas las personas que aman o han amado si ese sentir puede ser expresado a cabalidad con palabras, si se puede describir y si pueden saber hasta “dónde” llega su amor o “cuánto” mide. No he encontrado a nadie que responda eso. ¿Usted podría? Hasta el día de hoy, todo lo que tenga que ver con emociones y sentimientos no pueden ser medido, porque no se trata de algo “tangible”, mucho menos el amor para el cual se dice: “Las palabras sobran”. El centro de todo este preámbulo reside en que el amor está muy por fuera de todo razonamiento mental, por tanto con él no pueden ser usada técnica de medición alguna, lo que nos lleva a que el amor “no puede acabarse”, mas esto no quiere decir que el mismo no pueda ser -transformado.

El amor es energía pura en movimiento.

Por tanto no tiene inicio y no tiene fin, simplemente se transforma. Pero si esto es así, ¿dónde estuvo -eso- que ahora siento antes de que “naciera”? Todo el Amor que has sentido ha “nacido” dentro de ti, en realidad ha estado todo el tiempo allí, es sólo que ahora lo has expresado y gracias a eso has generado más y más amor, gracias a la generosidad de ese sentimiento.

El amor no puede ser medido

Por tanto no es aplicable la frase de “quitarle a uno para darle al otro” porque no estamos hablando de un pedazo de pan, por ejemplo. Si das mucho amor a tu pareja, puedes darles mucho amor a tus padres y eso no implicará que se acabe. Si de verdad crees que el amor se acaba probablemente así será, no porque el Amor tenga alguna limitante sino porque tú misma a través de tu razonamiento mental has limitado a tu propio corazón, te has limitado a ti misma. Tu amor es lo más maravilloso que pueda existir, pero cuando piensas de esta manera estás comparando tu corazón con un kilo de azúcar, por ejemplo. Un kilo de azúcar puede endulzar muchas cosas, puede ser muy útil al paso del día pero siempre vas a medir lo que usas, lo que das, cucharadita por cucharadita, porque es bueno pero se puede acabar, por eso lo “racionas”. Un kilo como este tiene principio y final predeterminado, porque cucharada tras cucharada el azúcar se acaba.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *