Ama sin miedos, entrégate a esa vida que has elegido, y no pienses en el mañana.

Si vivieses y sintieses un amor de verdad, de esos que merecen la pena, le dejarías más libre, no andarías detrás de cada cosa que hace, eso no es bueno ni sano. Nunca sale bien invadir los espacios de la pareja hasta los extremos de que ya no desee llegar a casa, donde escuchará tus quejas y críticas, provocando que ya no le apetezca volver y se sienta agobiado por tener que hacerlo cada día. Debemos dar libertad y no confundirlo con libertinaje, el amor hay que dejarlo libre para que vuelva siempre, no se le debe amarrar ni aniquilar. Las mujeres somos muy posesivas, queremos saber lo que hace nuestro hombre las 24 horas del día y tenemos que aprender a controlarnos.

Debes tratar de cambiar de actitud, las mujeres tan celosas y posesivas aburren.  

Debes ponerte más al día, saber que tu hombre no es tu hijo, es tu pareja y un adulto que sabe lo que hace. Todo ello sin dejar de tener claro como lo tienes, que si abusa de la confianza que le das, lo pierde y no hay vuelta atrás. Puede que te sea difícil confiar, las decepciones provocan que las personas se vuelvan desconfiadas y no eres la excepción, pero puedes cambiar tu actitud frente a la vida, por tu bien debes hacerlo, para tener una mejor calidad de vida debes ser más tolerante y aprender a amar sin asfixiar. Ama con la seguridad que serás amada, no todos las personas son iguales, no juzguemos tan rápido, has que dar un voto de confianza para que las relaciones funcionen.

Vive el hoy y se feliz con lo que tienes, con ese amor que está contigo, porque así lo desea.  

Cuando amamos deseamos que la persona a quien amamos siempre esté con nosotras, que no se marche de nuestro lado. A veces, ese deseo de retención va demasiado lejos y actuamos posesivamente, como si el amor implicase esclavitud. Podemos atrapar un amor, pero el amor sólo es verdadero cuando se entrega libremente. No estropeemos el amor encadenándoles a nuestro ser, dejemos espacio para respirar, permitamos que puedan pensar por si mismos y llegar a extrañarnos. No asfixiemos a nuestra pareja: si es amor de verdad no necesita cadenas, ya es tuyo. Creer en la persona que está a tu lado conlleva madurez, y las mujeres hechas y derechas tienen madurez.

 El amor es lo más bello que se nos ha dado, es para ser gozado y disfrutado.

Es para hacer una vida plena y segura, es dar todo así como lo recibimos todo. El amor no tiene necesidad de ocultar nada, puede mostrarse a la luz del día. Se dice que si quieres a alguien, es mejor dejarle libre para que vuele, si vuelve es que fue tuyo, sino, nunca lo fue.  

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *