Claves dentro de una relación de pareja.

0
106

Tener una buena relación de pareja, donde la pasión, el compromiso y la intimidad sean una realidad, depende mucho de ver “qué parte de mí” no le funciona a mi pareja, en vez de pretender que sea mi pareja quien cambie. La pareja es un lugar de conflicto, donde si logramos crecer, tendremos momentos de felicidad.

Todos queremos encontrar la pareja ideal, ¿pero alguna vez te has preguntado si eres tú la pareja ideal?

Todo hombre quiere una mujer fiel, pero la pregunta del millón de pesos es si ese hombre será fiel. Cuando exigimos lo que no damos, esa diferencia crea una situación de injusticia para el otro y esa injusticia es una bomba de tiempo para la pareja. La justicia en las relaciones es algo fundamental para que perduren.

La forma de apego que hemos tenido durante la infancia es fundamental. Entre más desarrollado haya estado el apego, es decir un apego seguro, más posibilidad hay de que nuestras relaciones de afecto con otras personas esté  basado en el afecto, la seguridad, la intimidad, el apoyo y la comprensión. Aceptaremos al otro/a con sus virtudes y defectos, sin necesidad de querer cambiar a esa persona para ser más feliz.

A la hora de hablar de amor, cada uno de nosotros vamos desarrollando la idea de un modelo de pareja.  

La media naranja son muchas las personas que creen en este modelo de pareja. Estar con alguien que sea su otra mitad idéntica a sí mismo. Esto debería ser perfecto, pero nada más lejos de la realidad, pues desde que nuestra pareja manifieste una cualidad o un comportamiento no esperado, el amor se acabe. La realidad es que es imposible que hayan dos personas perfectas e idénticas en este mundo, todos nosotros tendremos nuestras virtudes y defectos, nuestros gustos y preferencias, puesto que cada uno de nosotros ha vivido experiencias en la vida totalmente diferentes a la del otro.

Todas nosotras tendremos nuestras virtudes y defectos, nuestros gustos y preferencias.

Que ambos se respeten, exista una buena comunicación, en lo malo y en lo bueno. Recuerda no somos adivinos, nos aceptamos como somos, no intentamos cambiar a la otra persona. No te aíslo de tu familia, amigos, trabajo, estudios… Simplemente te apoyaré y animaré para seguir adelante, ser pareja no significa que lo tengamos que hacerlo todo junto, cada uno tiene su espacio para hacer su deporte, quedar con sus amigos y hacer las actividades que le gusta sin la otra persona.

Existe confianza, los celos solo sirven para destrozar nuestra autoestima y la confianza en la otra persona y en nosotros mismos. Existe una comunicación positiva, resaltamos las virtudes, elogiamos, no solo nos basamos en las etiquetas negativas. Ninguno es superior a la otra persona, ambos caminan a la vez y a la misma altura, no idolatres a tu pareja, eso solo servirá para hacerte una persona más pequeña y que no te valores adecuadamente. No dependemos, caminamos juntos y separados también. No existe ningún juego de poder, nadie está por encima de nadie, no dominamos y tampoco imponemos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here