Con el tiempo escuchamos más a nuestra mente que a nuestro corazón.

0
15

Si al estar a punto de realizar una acción o cuando conoces a alguien tu corazón te está diciendo algo, tal vez lanzando una advertencia, aunque sea incómodo y prefieras ignorarlo, escúchalo y tómalo bajo consideración. Necesitamos sentarnos un momento, respirar profundo  y observar todo lo que nos rodea,  la naturaleza y lo grandioso  que es la vida.

Es posible sentir cuando se está haciendo las cosas bien y correctamente.

Tu rostro cambia, tus ojos se iluminan y es ahí cuando te das cuenta que el seguir lo que tu corazón te está dictando es lo mejor. Muchas veces pensamos que el corazón se está equivocando y hemos preferido no escuchado; primero piensa con la cabeza y después con el corazón. Hay que pensar con la cabeza pero escuchando al corazón, porque las decisiones que se toman de esa manera no pueden estar equivocadas y si después cambiamos de parecer y decimos que no fue la mejor decisión te puedo asegurar que si pudieras volver atrás, lo volverías a hacer porque en ese preciso instante esa era la mejor opción.

Da igual las veces que caigamos, siempre nos podremos levantar.  

 Escucha como tu corazón quiere seguir vivo sin importar cuanto lo han herido porque todas hemos pasado por momentos difíciles. Puede que duela tener que volver a levantarse y confiar, pero a pesar de todo eso tu corazón sigue latiendo, quiere volver a amar, amarte a ti, tu familia, tus amigos y sobre todo a la vida. No hay que dejar que el dolor de un mal amor cambie nuestra vida o decisiones, levántate con la cabeza muy en alto, sal dignamente de esa relación y dile adiós; date tu tiempo, y sigue adelante.

Pon tu mano en tu corazón y escúchalo, que a pesar de todo ese dolor está latiendo y quiere continuar vivo. Muchas veces el corazón nos ha intentado prevenir acerca de alguien que no nos conviene, o nos ha alertado de que una acción que estamos a punto de tomar no es bueno que la hagamos… pero hicimos oídos sordos a lo que nuestro corazón nos decía y terminamos lastimándonos o lastimando a personas que nos quieren.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here