El amor verdadero no lastima.

El amor no es lo que nos hiere y parte el corazón, los únicos responsables son las personas que no saben cómo expresar sus sentimientos o no tienen el más mínimo interés de valorar a las personas que están a su lado. O tal vez sean simplemente incapaces de amar, es probable que aún no hayan aprendido a hacerlo.

A lo largo de nuestra vida, hemos tropezado tantas veces con el dolor del engaño, la tristeza y hemos atravesado por largos duelos desagradables por una sola razón: porque alguien nos hizo daño.

Cuando esto se repite, tenemos la automática reacción de rechazo hacia el amor.

Afortunadamente el más puro sentimiento que nos permite caminar por los caminos que construye felicidad en nuestra vida, no es el que nos lastima, son las personas que no conocen el amor, las que nos hieren.

No todos los hombres tienen la capacidad de manifestar sus sentimientos, Muchas veces sencillamente, lo que ellos sienten no es recíproco, entonces no les interesa demostrar lo que les pasa internamente, pues no va más allá de lo que nosotras sí somos capaces de dar.

Quizás él no haya tenido la oportunidad de que se le enseñe a amar. 

En el intento de amar, terminamos más lastimadas nosotras y eso es lo que duele: pensar en que solo nosotras hicimos el esfuerzo y pusimos todo para lograrlo.

En ocasiones, puede que él te diga lo bonita que eres, lo mucho que te ama, pero cuando te esfuerzas para verte bien al salir con él, ni siquiera lo nota. Es que cuando estamos enamoradas, nos volvemos extremadamente susceptibles, a veces sin motivo, pero, lo que buscamos es la respuesta a la duda de no saber si nos aman como amamos nosotras.

Esta fuerza motora llamada amor, que nos conmueve, nos hace vulnerables a la vez y nos enseña a ser capaces de dominar el universo, es sobre la cual basamos el cimiento de nuestra vida.

Todo lo mueve el amor.

Las relaciones familiares, los afectos más cercanos, los objetivos que nos proponemos, nuestros sueños, todo se construye sobre el amor y por el amor luchamos, caminamos hacia adelante y existimos ¿Te sigue pareciendo que es el amor el culpable de todo? Tú solo vuélvelo a intentar!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *