El sufrimiento del alma, o llamado de silencio a nuestro dolor.

0
19

A lo largo de nuestra vida pasan muchísimas personas que viven o han vivido situaciones muy dramáticas y de gran intensidad emocional. Muchas veces son situaciones difíciles que por lo general pasan desapercibidas por los demás, situaciones que a los ojos no se ven y de las que resulta difícil percatarse pues ocurren con personas que no dicen nada, que sufren en silencio guardándose todos sus dolores para sí mismas.

Por lo general miramos sólo con los ojos del cuerpo, ese órgano que detecta la luz, los colores, y que nos muestra como vestimos… Pero debiéramos aprender a mirar también con los ojos del alma y del corazón, esos que traspasan todo lo físico porque ven más allá de lo físicamente visible.

Mirar a otra persona con los ojos del alma.

Todas nos quedaríamos mirando estupefactas, preguntándonos si realmente pudiera ser posible que esa persona esté sufriendo por dentro, especialmente porque todas le conocemos, y no vemos ninguna indicación de que así pudiera ser.

Personalmente creo que la respuesta está en el amor hacia la persona. Cuando se tiene mucho amor hacia alguien se puede ver su interior. Existen personas que pueden ver cuando otra está mal porque en su interior albergan mucho amor por sus semejantes. Cuando el corazón se alimenta de amor y bondad, y cuando abre su corazón a los buenos sentimientos, se puede ser capaz de mirar más allá de lo físico.

La clave de toda esta teoría es saber mirar con amor, con el corazón.

Que cada vez que nos acerquemos a alguien, antes de juzgar a la persona lo podamos mirar con nuevas ilusiones, con una sonrisa, esas que hoy en día son tan escasas, Hay que saber dar pero dar con amor, con sinceridad, no esperando retribuciones, eso ya con el tiempo hay alguien que se encarga de pagar nuestras buenas obras.

¿Cómo es que hay personas que ven más allá de lo humanamente visible, y pueden ver el sufrimiento interior y escondido de las personas?

Extendamos nuestras manos hoy incluso a aquel o aquella que nos desprecia, que no tiene nada de humanidad con nosotras… aún a esas personas démosle hoy amor, porque no sabemos qué dolor le agobia o qué momento está viviendo. Sólo demos amor, nada más.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here