Es duro sufrir el abandono de quien más amamos.

El dolor no es algo que se puede superar por arte de magia. No sirve decir “ahora soy feliz” y ser feliz de inmediato, como un remedio instantáneo. No se puede negar que el dolor del abandono es uno que es indescriptiblemente grande. No hay palabras con las que se pueda plasmar el verdadero dolor, la incertidumbre, el temor de un nuevo comienzo sin él… especialmente cuando detrás del abandono, también quedan seres inocentes por los que hay que luchar.

Puede parecerte que la única solución es que vuelva, rectifique y comprenda que su lugar está en la casa que una vez construyó con amor . Pero ¿es esa la única solución? Yo te digo que no, especialmente no la mejor; porque se fue sin volver la vista atrás, sin ver las lágrimas que dejaba tras de sí.

Necesitamos despojarnos de los lamentos y las quejas que nos quedan cuando alguien nos deja a nuestra suerte. 

Hace nada que fuimos abandonadas, pero nos desanimamos, lo vemos como algo catastrófico y nos dejamos estar… Lo que debiéramos hacer es aprovechar para redescubrirnos, pues como seres humanos y mujeres que somos, tenemos capacidades propias y amor propio que merecería la pena redescubrir.

Cada una de nosotras somos la persona más importante del mundo, personas que Dios quiso que fuesen victoriosas: nos dio un corazón fuerte para que pudiéramos sanarlo y así seguir adelante sin abandonarnos a nosotras mismas. Tenemos la capacidad necesaria para reencontrarnos a nosotras mismas y así superar el dolor y la situación por las que pasamos.

No te abandones a ti misma.

Si alguna vez dimos lo mejor a alguien que no lo supo apreciar, es el momento de que nos concedamos sentir que fuimos estafadas, pero a su vez, también recoger nuestros pedazos de moral, armarlos, y alojarlos en nuestro corazón para acabar sonriendo de nuevo y ser felices nuevamente. Y no olvidemos encontrar el verdadero amor dentro de nosotras mismas, para que nos amemos y cuidemos a nosotras mismas.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *