Esa palabra tan maravillosa “Gracias”… es muy corta pero poco usada.

0
6

No seamos ingratas y sepamos dar las gracias a cualquier persona que haga algo por nosotras. Un ejemplo muy claro es que cuando vamos a un salón a tomar un té pagamos la cuenta, rara vez dando las gracias a quien nos estuvo atendiendo lo mejor que pudo. “Gracias” es una de esas maravillosas palabras que siempre la guardamos para nosotras. Muchas veces cuando las personas hacen algo por una damos por hecho que ya agradecimos lo que han hecho por nosotras, pero no es así, es importante dar las gracias por cada gesto de bondad que recibimos.

No cuesta nada dar las gracias. Al contrario te hace más grande.  

Yo siempre agradezco, hasta a la persona que trabaja en el supermercado y nos muestra el producto, es un gesto amable y hay que agradecer. Debemos dar las gracias a los amigos que hemos conocido por Internet, que muchas veces son mejores amigos que los que tenemos a nuestro lado, siempre ofreciéndonos su apoyo. Cuando vas por la calle y se acerca una persona hablar contigo, da las gracias por el hecho de hablarte, de ser amiga tuya, esa palabra tan maravillosa “Gracias”… es muy corta pero poco usada.

No dejemos nada para mañana, muchas veces puede ser demasiado tarde.

Hoy mismo agradece todo lo que han hecho por ti y empieza por decirle a Dios  “muchas gracias Señor por darme un día más para enmendar mis errores” y después, a todas esas personas que hemos dejado de lado  y cuando tenemos un corazón agradecido tenemos también una vida mucho más feliz. Al dar las gracias con fundamento y con consciencia de su significado, nos situamos en el aquí y ahora, nos llena de beneficios y nos ayuda a ser más humildes, porque a veces nos creemos todopoderosos y olvidamos que ese puesto ya lo tiene Dios y sólo a Él le pertenece.

Qué difícil se nos hace dar las gracias desde el corazón y con la fuerza del verdadero sentido de gratitud.

Muchas nos maravillamos ante una pintura, una estatua, una manualidad, podemos ver ciertamente el arte allí y pagamos grandes precios por obtener cualquier objeto de esos, pero luego a veces somos incapaces de ver al verdadero artista que es Dios, quien en tan sólo 7 días creó toda esta perfecta maravilla que tenemos ante nuestros ojos diariamente, y por tenerlo allí simplemente no podemos verlo. Recuerda “Abre tu Alma y Regala Amor”, dar las gracias es también dar amor.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here