Estamos fallando como pareja, que nos falta.

0
38

Cuando una relación de pareja no va bien, todos somos capaces de intuirlo. Sin embargo, muchas veces no queremos verlo, nos cuesta admitir que las cosas no discurren por buen camino y que solo obtenemos infelicidad. Te damos unos datos para ayudarte.

La falta de comunicación

Necesitamos el apoyo de nuestra pareja, el ser comprendidos y atendidos. Sin embargo, nuestras palabras no son escuchadas, no se nos mira a los ojos y somos incapaces de establecer un diálogo abierto y constructivo. Y si lo hacemos, solo conseguimos caer en disputas y discusiones. Estas situaciones son las que más suelen distanciar a las parejas puesto que ya no existe esa complicidad de antaño. Las emociones o bien se han enfriado o hay demasiado resentimiento como para que se produzca un diálogo sincero. La falta de comunicación se debe también a periodos de mucho estrés. El trabajo por ejemplo, puede hacer que dispongamos de poco tiempo para dedicarle a la pareja, de ahí que el diálogo sea más complejo. Es bueno tenerlo presente y no descuidar jamás esta dimensión imprescindible en nuestra relación de pareja.

La falta de ilusión a la hora de hacer planes

La magia se pierde y no se sabe muy bien por qué. Debemos estar atentas por ejemplo al hecho de ver cómo reacciona nuestra pareja en el momento en que le proponemos cosas. Cosas para el futuro, lo que deseas para ambos. Si su reacción es fría y no parece poner excesivo interés en esas metas de las que le hablamos, deberemos preguntarnos qué ocurre. Tal vez algo haya cambiado, y no hay indicador más importante que el perder la ilusión. salir a cenar, una escapada de fin de semana… puede que hasta percibas cierta monotonía en casa o que ya no os miráis con la misma intensidad que antes.

La salud emocional

Hay parejas que se aman mucho, y que sin embargo son incapaces de hacerse felices el uno al otro. Debemos ir con cuidado y hacer lo posible porque nuestra relación prospere, pero si tus esfuerzos no son iguales a los que pone tu pareja te sentirás mal. El peso no puede estar solo sobre tus hombros y en tu corazón, una relación es cosa de dos y ambos miembros deben trabajar por ella. El amor a veces tiene sus complicaciones, y las relaciones de pareja exigen algo de esfuerzo y sacrificio. Pero ve con cuidado, si llega un instante en que solo recibes razones para sentirte triste y apenas alegrías, poco a poco tu salud emocional ser irá rompiendo. Es un indicador negativo.

Se rompe el equilibrio y viene la desconfianza

Esta es un arma de doble filo, que rompe el equilibrio de la pareja, es la desconfianza. Si llega un momento en que no ves en tu compañero a esa persona a la que contarle aquello que te suscita emociones, en quien identificar un confidente y encontrar apoyo, es que probablemente hay algo que no va bien. Nuestra pareja no es solo esa persona con la que compartir cama o mesa para comer, es una persona con la cual construir una vida y una familia. Si perdemos su confianza, lo perdemos todo.

Nuestra pareja no es solo esa persona con la que compartir cama o mesa para comer, es una persona con la cual construir una vida y una familia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here