¿Estás preparada para ver a tus hijos emprender el vuelo?

0
27

Los sueños y proyectos quedan en suspenso por mucho tiempo, todo lo que hicimos antes y lo que queríamos hacer, se queda en “en el archivo mental”, ahora nuestro mundo es nuestra propia familia, debemos cuidar de nuestros hijos, la escuela, la ropa, la comida, le educación, nuestros días se hacen cortos… afortunadamente muchos esposos están y cuidan de traer el sustento para la prole, trabajan a la par de la madre por el bienestar de su familia.

La vida nos enseña a ser madres, y sin embargo cumplimos las funciones cuando nos llegan los hijos

La casa hasta hace poco llena de risas, juguetes y pequeñas travesuras, se limita a cuatro paredes pobladas de recuerdos y memorias que nos arrancan sonrisas o nos humedecen los ojos con lágrimas al recordar los años idos que se escurrieron como agua entre los dedos… la casa que una vez nos pareció muy grande y que más tarde se llenó de la inocencia de nuestros hijos vuelve a estar como cuando empezamos.

Los extrañamos, no podemos evitar el preocuparnos por las aves que ahora vuelan en otro cielo, más alto y más amplio que la protección que un día tuvieron con nuestros cuidados y desvelos. Qué difícil se nos hace aceptar que ya han desarrollado su propia personalidad, aceptar que es algo que debemos respetar, qué difícil se nos hace recordar que al igual que nosotros, ahora son nuestros hijos quienes tienen su propia vida, sus propias preocupaciones y obligaciones; qué difícil se nos hace aceptar que al igual que nosotras lo hicimos un día, ahora les toca a ellos empezar su propio nido.

¿Qué tal esa segunda luna de miel que acariciamos tanto tiempo?  

Nunca es tarde para empezar algo que antes no pudimos, esperaremos la visita de nuestros hijos y será cada vez una fiesta, ahora les toca a ellos transferir lo que una vez aprendieron en el seno del hogar,  les toca a nuestros hijos poner de manifiesto lo que aprendieron de nosotros, de sus padres. Dejemos a nuestros hijos que vuelen alto, como también un día nosotras emprendimos el vuelo lejos del nido que nos abrigó con amor y dedicación de nuestros padres, así es la etapa de la vida que obviamente debe continuar, y debemos sentirnos felices que nuestros bebes ahora ya adultos encontraron a la persona indicada como lo hicimos nosotras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here