Hija, tú fuiste un gran maestro. Con sólo nacer me enseñaste a amar.

0
8

Nunca pensé sentir un amor tan grande hasta el día que te tuve entre mis brazos y mis ojos te vieron por primera vez fuera de mi pancita…lo recuerdo como si fuera ayer. Solo escuche tu llanto después de unas horas de espera y mi reacción fue inmediata, yo que pensé que era muy fuerte y que me iba a mantener firme con mis emociones en todo momento, pues me equivoque. al momento de escucharte lo primero que hice fue llorar de alegría al saber que estabas sanita. por más que no quería llorar no me pude contener, llore y inmediatamente te pusieron en mis brazos y no lo podía creer como un ser tan bello y pequeñito pudo salir de mí, me sentía tan dichosa que no me importaba nada más que tu en ese momento se me olvidaron todos mis problemas y solo comenze a vivir por ti y para ti.

tenia la necesidad de protegerte  y darte todo mi amor, solo se que desde que apareciste en mi vida la llenaste de puritita felicidad!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here