La crítica causa mucha tensión, hasta el punto de llegar a romper una relación.

0
22

Hacer sentir mal a alguien es una forma de ejercer el chantaje emocional y la manipulación.

Quizás no se percibe, porque el agresor casi siempre adopta el papel del “bueno” poniendo siempre por delante “los sacrificios” que ha hecho por otras personas y de lo “poco” que son apreciados.

También ocurre entre padres e hijos.

La crítica constante tiene un efecto directo de cómo nos sentimos, actuamos y percibimos las cosas, hasta el extremo de afectar la autoestima de la persona. ¡Qué difícil se le hace a algunas personas reconocer y/o darle mérito a los esfuerzos y logros de otras personas.

Resaltamos los defectos de otros, tratando de esta manera de tapar nuestros propios errores. S

Se nos olvida que la tolerancia y la comprensión nos ayudan a tener una vida más tranquila y en paz con el resto de las personas. Muchas veces pedimos que otras personas cambien, que nos comprendan y toleren, que no nos critiquen… sin hacer caso a los cambios de actitud que nosotras mismas necesitamos tener. Cada persona cree estar actuando bien y se convence a sí misma de que los demás están equivocados.

¿Por qué no empezar por nosotras mismas, admitiendo y aceptando que como todo ser humano, tenemos defectos?

Dejemos de buscar excusas o de culpar a otros. Que todos los días podamos decir o hacer algo bueno, sin pensar mal de los demás. Pongamos en práctica la tolerancia, la comprensión y la solidaridad para con quienes amamos. Se Necesita el apoyo y la solidaridad cuando algo no da los resultados que esperabamos, pero si alguien los juzga y hacen comentarios negativos, sólo causará tristeza, cólera, impotencia, vergüenza e inseguridad.

Hay un tipo de crítica que realizado en el momento adecuado y de la forma adecuada, puede ser bueno y positivo, pero no es sencillo ponerlo en práctica. Es conveniente que intentemos dejar de lado la crítica, y que de hacerse, sea para bien, para ayudar y no simplemente para mostrar cosas negativas.

La vida es un constante aprendizaje, hay momentos en los que nos criticamos a nosotras mismas, pero aun cuando así sea, no debemos ser muy duras con nosotras mismas e intentar ver también lo bueno, que todos lo tenemos. Cuando no nos sea posible ignorar las cosas negativas, no caigamos en la crítica de forma destructiva, y que cuando critiquemos sea sólo de forma constructiva: para hacer bien.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here