Las personas inteligentes suelen ser más inseguras

0
135

Las personas inteligentes suelen ser más reflexivas, meticulosas, dubitativas e inseguras en su día a día.

Sin embargo, aquellos perfiles más arrogantes y caracterizados por la sobrevaloración personal son seguros por naturaleza porque no valoran las consecuencias de sus actos, ni miden el efecto de sus palabras. Aún más, tampoco les preocupa el daño que puedan hacer a segundas personas.

¿Por qué la estupidez ha alcanzado cuotas tan elevadas de poder en nuestra sociedad?

Los psicólogos y sociólogos nos dicen que hay un aspecto curioso asociado a este tipo de perfil comportamental. Las personas más necias suelen mostrar una elevada seguridad, son más vehementes, más “ruidosas” y tienen la capacidad de influenciar a los demás por este tipo de rasgos.

Las personas inteligentes, por su parte, suelen caracterizarse por una marcada inseguridad, por una elevada latencia de respuesta, reflexión e incluso discreción personal. Todas estas dimensiones no crean impacto. Aún más, vivimos en un mundo donde la inseguridad sigue viéndose como una característica negativa.

Las personas inteligentes suelen infravalorarse

Seguimos teniendo un concepto algo erróneo sobre las personas inteligentes y, en especial, de aquellos que presentan un cociente intelectual (CI) muy elevado. Los vemos como hombres y mujeres competentes, capaces de tomar siempre las decisiones más acertadas, o de ser altamente efectivos en sus tareas, responsabilidades y obligaciones cotidianas.

¿Es realmente la inseguridad una dimensión tan “negativa”?

Debemos admitirlo, la seguridad personal atrae y nos inspira. Nos gustan ese tipo de personas capaces de decidir rápido, de mostrar aplomo y una rauda capacidad de reacción en cada circunstancia. Sin embargo.., ¿es realmente acertado e incluso deseable estar siempre tan “seguros” de nosotros mismos?

La respuesta sería “sí pero no”. La clave está en la mesura, en el equilibrio. Citando de nuevo al neurocientífico Dean Burnett, vale la pena hablar aquí de uno de sus libros más conocidos: “El cerebro idiota”. En él se nos explica que por lo general, la gente más ingenua o “estúpida” es la que suele mostrar mayor nivel de seguridad personal. Son perfiles incapaces de reconocer cuándo algo está mal o de aplicar un pensamiento analítico y reflexivo para valorar, previamente, el efecto de ciertas decisiones, acciones o comentarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here