¿Qué es la contradependencia y por qué afecta a tanta gente?

0
685

Quienes son víctimas de la contra dependencia suelen tener una vida social muy activa y una vida en general muy dinámica. Es una forma de no estrechar los lazos con nadie y no permitir que se haga visible su vulnerabilidad y soledad.

La contra dependencia es una palabra nueva que se creó para nombrar un fenómeno que también es relativamente nuevo:

La tendencia al desapego afectivo por miedo. No hace muchas décadas lo que se consideraba “normal” era estrechar los lazos con otros. Los vínculos familiares se protegían y se cultivaban, así como los lazos con la comunidad.

Características de la contra dependencia

Contrario a lo que se pueda pensar en primera instancia, las personas que tienen problemas de contra dependencia no son solitarias, ni se aíslan ni acostumbran a tener un círculo pequeño de amigos. Todo lo contrario. El miedo a la intimidad los lleva al otro extremo. Son de los que van de reunión en reunión, de fiesta en fiesta. Están “en todo”.

La principal característica de la contra dependencia es la dificultad para conectar profundamente con otro ser humano. Además de esto, también hay otros rasgos que la identifican:

  • Establecen relaciones fácilmente, pero luego se detienen y no avanzan.
  • Dicen sentirse “atrapados” si alguien quiere intimar con ellos.
  • Se alejan de los demás sin ningún aviso previo.
  • Sienten simpatía por las personas que se muestran carentes o necesitadas.
  • Casi siempre están “ocupados”.
  • No piden ayuda a pesar de que la necesiten.

Huir antes que sufrir

La lógica de alguien afectado por la contra dependencia se basa en la idea de que se debe evitar sufrir, a toda costa y al precio que sea. Siente que estrechar los lazos con alguien es un asunto que entraña grandes riesgos. Teme sentirse vulnerable y teme ser abandonado. Por eso se arma con un caparazón para no sentir y abandona antes de que lo dejen a él.

Un mundo interior invadido por el miedo

Detrás de las personas que caen en la contra dependencia lo que hay es miedo, con todas sus letras. Esta actitud evitativa probablemente nace de experiencias pasadas que no se han superado del todo. Particularmente, de duelos sin concluir o vivencias traumáticas durante la infancia. Se trata de personas que han sido heridas o abandonadas y que decidieron dejar de sentir para no volver a pasar por un dolor así.

El problema es que terminan por creerse su propia mentira. No les parece que tengan un problema, sino todo lo contrario: piensan que son mejores que los demás. Se trata de un mecanismo de compensación para sobrellevar su propia vulnerabilidad. Suelen ser bastante duros consigo mismos y muy severos a la hora de juzgar sus propios errores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here