Querida hija quisiera poder evitarte muchos sufrimientos pero se que te privaría de las lecciones de la vida.

0
34

Hija: quisiera poder evitarte el dolor del aprendizaje, pero sé que te privaría del placer de aprender. Quisiera evitarte el dolor de las primeras frustraciones amorosas, pero te privaría de la madurez que brinda el sufrimiento. Quisiera poder evitarte los obstáculos que sin duda surgirán pero te privaría del orgullo de superarlos y así, descubrir tu propio poder de mujer.

Soy muy dichosa porque en la vida, me han sucedido cosas muy buenas, pero lo mejor que pudo pasarme es convertirme en madre de una pequeña tan bella como tú.

Tú tienes el poder de lograr cuanto quieras de la vida… te lo digo yo que soy tu madre.

Lo que me gustaría darte hija mía es la libertad. Y eso solo se logra con el ejemplo, no con la privación de las etapas de la vida. La libertad es una rienda floja, un permiso para ser diferente y única y ser amada de todos modos.

Te amo y mi mayor orgullo es ser tu madre, gracias por ser mi hija.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here