Los 4 dones de las personas altamente sensibles

¿Por qué veo las cosas de manera diferente de los demás? ¿Por qué sufrir más que otros? ¿Por qué encuentro alivio en mi propia soledad? ¿Por qué me siento y veo cosas que otros no se dan cuenta? Cuando estás en esta minoría, la primera sensación es sentirse en desventaja y con miedo.

Ser parte del 20% de la población que se reconoce como altamente sensible no es una desventaja y no hay que poner etiquetas como “diferente”. Es muy posible que, durante toda su vida y, especialmente, durante su niñez has sido consciente de esta distancia emocional, y con frecuencia has tenido la sensación de vivir en una burbuja de alienación y soledad. Elaine N. Aronen los años noventa hizo una investigación de las personalidades introvertidas, explicó en detalle las características que reflejan una realidad social: las personas altamente sensibles son pensativas, empáticas y emocionalmente reactivas.

Si este es tu caso, si estás identificado con las características que la Dra. Aron publicó en su libro “El Don de la sensibilidad“, es importante saber que esta sensibilidad no es una razón para sentirse extraño o diferente. Por el contrario, debes sentirse feliz de haber recibido estos cuatro regalos.

Los dones de las personas altamente sensibles

  1. El don del conocimiento interior.
    Desde la infancia, el niño altamente sensible percibirrá aspectos de su vida diaria que le traerá una mezcla de sentimientos de: ansiedad, conflictos y mucha curiosidad. Sus ojos captarán las cosas que los adultos no perciben. Esa mirada de frustración de sus profesores, la expresión preocupada de su madre … Ser capaz de ver cosas que otros niños no ven les enseña desde el principio que a veces la vida es difícil y contradictoria. Es un niño precoz que ve el mundo sin la suficiente madurez para entender las emociones.
    El conocimiento de las emociones es un arma poderosa. Nos hace entender mejor a la gente, y también nos hace más vulnerables al dolor y al comportamiento de los demás. La sensibilidad es una luz brillante, pero siempre escuchar comentarios como: “te lo tomas todo muy en serio” o “eres demasiado sensible.” Eres lo que eres. Esto requiere una gran responsabilidad, su conocimiento de las emociones requiere cuidado y protección.
  1. El don de disfrutar de la soledad.
    Las personas altamente sensibles encuentran placer en los momentos de soledad. Son personas creativas que les gusta la música, la lectura, aficiones. Eso no quiere decir que no les guste la compañía de los demás, sino que también se sienten feliz solos.
    Ellos no tienen miedo de la soledad. Es en esos momentos son capaces de conectar con ellos mismos, con sus pensamientos, libre de las ataduras y de las miradas indiscretas.
  1. El don de vivir con el corazón.
    Las personas altamente sensibles viven a través del corazón. Viven intensamente el amor, la amistad y se sienten muy feliz con los pequeños gestos de la vida cotidiana. A menudo se asocian con el sufrimiento por su tendencia a desarrollar depresión, tristeza y vulnerabilidad frente al comportamiento de las personas. Sin embargo, viven el amor con gran intensidad. No estamos hablando solamente de las relaciones afectivas, también de la amistad, el afecto del día a día, la belleza de un cuadro, un paisaje o una canción especial. Todo se experimenta con gran intensidad por la persona altamente sensible.
  1. El don de crecimiento interior.
    La alta sensibilidad no se puede curar. La persona nace con esta característica y este don se manifiesta desde la infancia. Sus preguntas, su intuición, su malestar con las luces u olores fuertes y su vulnerabilidad emocional ya demuestran su sensibilidad excesiva. No es fácil vivir con este don. Sin embargo, si reconoces que eres muy sensible, debes aprender a manejar esta sensibilidad. No dejes que las emociones negativas te desestabilicen y te hagan sufrir.
    Darte cuenta de que otros tienen un ritmo diferente del tuyo. A menudo no viven las emociones tan intensamente como tu. Esto no quiere decir que amen menos; sólo una forma diferente de vivir las emociones. Trata de entenderlos y respetarlos.
    La alta sensibilidad es un don, una herramienta que le permite profundizar y tener empatía con todas las cosas y personas. Pocas personas tienen esta capacidad de aprender de la vida.

El karma y sus 12 leyes que llenarán tu vida de abundancia y prosperidad.

Para muchas personas, eso de la buena o mala suerte, y las malas vibras, no existe, pero no podemos creer que de verdad las cosas pasan por pura casualidad, sino que hay otros factores que influyen en nuestros actos y en nuestra vida.

Una de las cosas que podemos ver con más claridad es la acción del karma, lo cual no es más que la “ley” que dice que todo lo que haces, lo recibes de vuelta. De este modo, si haces el bien, recibirás cosas buenas, pero si haces el mal, recibirás algo malo de vuelta.

Así bien, debemos estar muy atentos a nuestras actitudes y nuestras acciones, porque, así como la ley de la gravedad, pareciera que el karma es igual de certero y eficaz. En este caso te enseñaremos varios datos claves que debes tomar en cuenta sobre el karma si quieres que tu vida sea exitosa.

Estas son las leyes del karma que tienes que tomar en cuenta todos los días
Aunque todas las personas han oído hablar sobre el karma, muy pocas toman en cuenta todo el poder que esto tiene, por lo que hacen caso omiso de esto y proceden a llevar sus acciones como mejor le parecen.

Sin embargo, para el que sabe y toma en cuenta el karma, sabe que una mala acción, aunque sea la más pequeña, le puede traer repercusiones en un futuro. Por ello, para que sepas más detalles sobre el karma, te enseñaremos las leyes que rigen sobre este, las cuales son las siguientes:

1. Causa y efecto:

Si eres una persona amable y bondadosa, tu vida girará en torno a personas igual de amables. Es simple, cosechas lo que siembras.

2. Calidad y cambio:

Cambia los aspectos negativos que puedas poseer como la amargura y el rencor y reemplázalos con la paciencia.

3. Humildad:

No fanfarrones sobre las cosas que tienes o las que vas a obtener, eso es algo tóxico y lo único que hará es atraer vibras negativas.

4. Crecimiento personal:

Si intentamos cambiar a los demás pero nosotros seguimos siendo las mismas personas tóxicas, no estamos logrando nada. Tu cuerpo y espíritu deben estar en sincronía.

5. Aceptar las consecuencias de nuestros actos:

Recuerda que cada cosa que haces repercute en el futuro y tienes que aprender a ser responsable con las cosas que haces y obtienes ya sean positivas o negativas.

6. Termina tus proyectos:

Cada paso que des está conectado con el anterior y con el que darás, así que procura terminar cada proyecto que elabores en tu vida, nunca es bueno dejar las cosas a medias.

7. Concéntrate:

Mientras tu mente esté abarrotada con demasiados pensamientos y proyectos, jamás podrás realizar alguno. Enfócate en el más importante, mantén en orden tus prioridades y realiza una actividad a vez.

8. Ten firmeza en tus creencias:

Si tu instinto y conocimiento te dicen que algo no está bien, quiere decir que no lo está, de igual manera a la inversa. No dejes que nadie cuestione tus pensamientos si estás seguro de la veracidad de los mismos.

9. Deja el pasado atrás:

El presente y el futuro son mucho más importantes que lo que ocurrió en el pasado, lo que pasó ya está hecho y lo que importa es que estas haciendo y lo que harás.

10. Olvida las rutinas:

Cuando repites mucho tus acciones, todo se vuelve aburrido, rutinario y sin emoción. Procura hacer cosas distintas, salir de vez en cuando, darte un descanso y no hacer siempre lo mismo.

11. Paciencia ante todo:

La paciencia es una virtud que todos deberíamos tener, no podemos estar desesperados todo tiempo, mucho menos cuando esperamos algo positivo en nuestras vidas. Sé paciente y créeme que todo irá bien.

12. Dale importancia a lo que en verdad lo amerite:

Si algo es realmente importante o valioso, dedícale toda la importancia que necesite, sino, simplemente deséchalo y no te estreses por nimiedades.

Sigue estas leyes básicas y tu vida irá en un mejor camino, no dudes en compartir esta información y dejarnos tu opinión.

DEBES IGNORAR LO QUE TE HACE DAÑO

En nuestra hay cosas que uno debe ignorar por el bien de nuestra salud mental. Porque no es bueno que te sientas mal por cosas sin importancia que otras personas pueden ocasionarte. Estas son las cosas que debes ignorar en tu vida:

 1.- Los desprecios y las críticas destructivas. No vale la pena tener una crítica presente en tu vida, debes dejarla que se vaya de tus pensamientos. No permitas que una crítica baje tu autoestima. Vuélvete mejor por esa crítica y dale la contra a lo que te dicen.

2.- Las personas que quieren descargar sobre ti sus miserias emocionales. Hay personas que quieren ocasionarte una carga se sentimientos negativos como el miedo, la frustración, enfados o ansiedades. No permitas que lo hagan. Aprende a detectarlos y depurarlos de tu vida.

3.- Las pequeñas frustraciones del día a día. Un mal día vivido es sólo un mal día. No tiene por qué afectarte en tu vida, todos vivimos momentos en que nos arrepentimos de no actuar. Toma ese mal día como una experiencia para no volver a cometer ese error. Tómalo como un aprendizaje de la vida para crecer y ser mejor.

4.- Tu diálogo interior negativo. Puede que tu mente se convierta en tu peor enemigo. Es por ello, aprender a callar ese ruido interno, los pensamientos obsesivos sobre el fracaso, los miedos y la ansiedad. Muchas veces esos diálogos provienen de las expectativas que los demás tienen de ti. De hecho, es muy probable que te descubras diciéndote frases de tus padres, maestros o parejas. Debes empezar a ignorar todas esas frases que te hieren.

5.- Las situaciones que no puedes controlar. Debes detectar las oportunidades para actuar y saber cuándo es hacer algo. Existen muchas cosas que pueden escaparse de tu poder, intentar controlarlas y eso puede generar una tensión innecesaria. Es por ello, que debes olvidarte de todo lo que podría salir mal y comenzar a confiar en el flujo de la vida.

No es nada fácil poder ignorar ciertas cosas, a ciertas personas, ciertas situaciones. Ya que no siempre sabemos lo que puede hacernos daño y terminamos aferrándonos. Pero uno a ignorar estamos cortando vínculos, cambiando nuestra forma de pensar y nuestras actitudes, algo que no será sencillo y requiere de mucha valentía. El tiempo se encargará de dártelo sólo debes poner el esfuerzo en todo ello y al final lo lograrás.

Los 7 hábitos mentales de las personas infelices

La felicidad se puede presentar de tantas formas diferentes que puede ser difícil de definir. Sin embargo, la infelicidad es fácil de identificar ¿cuántas personas infelices conoces? La felicidad tiene mucho menos que ver con las circunstancias de vida de lo que parece, porque la felicidad está bajo el control de cada uno mucho más de lo que pensamos. La felicidad es el producto de nuestros hábitos y nuestra visión de la vida.

Cuando la gente es infeliz es mucho más difícil estar cerca de ellos y mucho menos trabajar con ellos. La infelicidad lleva a la gente a mantenerse a distancia, creando un círculo vicioso que les impide lograr todo aquello de lo que son capaces.

Hábitos que llevan a la infelicidad

Algunos hábitos conducen a la infelicidad más que otros. Por eso hay que se ser especialmente cuidadoso algunos. Son los siguientes:

Culpar a todo el mundo excepto a uno mismo

En lugar de asumir la responsabilidad de la acción con el fin de crear una vida mejor para sí mismos, las personas infelices critican continuamente a otros, poniendo toda la responsabilidad sobre sus hombros y culpándoles de todo lo que les va mal en su vida.

Quejarse en lugar de tomar medidas

A la gente infeliz le gusta mucho quejarse. Además, las personas infelices se centran continuamente en lo grandes que son sus problemas son en lugar de tratar de encontrar la manera de superarlos.

Verse como víctimas de su destino

En la vida podemos elegir ser creadores o víctimas. La gente infeliz opta por el victimismo. Las personas infelices creen que no tienen lo que se necesita para crear una diferencia positiva en sus vidas, por lo que dejan de trabajar por sus objetivos y se llenan de remordimientos y angustia.

El momento presente es el único momento que realmente es. El pasado se ha ido y el futuro está por venir. Es  aquí y ahora cuando realmente podemos vivir. La gente infeliz siempre se preocupa por el futuro y de no dejar de lado su vinculación emocional con sus experiencias pasadas.

Quedar atrapado en el juego de la competencia

Los seres humanos son seres profundamente sociales, lo que supone que la alegría puede nacer de la cooperación y de compartir. Sin embargo, los que no están contentos no entienden esto que están inmersos en la competición, siempre tratando de superar a los demás con el fin de sentirse mejor consigo mismos. Pero lo único que consiguen es ser miserables y estar estresados.

Dificultad para confiar en la gente

Todos necesitamos la amistad y el amor en nuestra vida para ser felices. Pero para poder tener relaciones íntimas o amistosas necesitamos tener un corazón abierto y confiar en la gente. La gente infeliz se sienten insegura, por lo que no confía en los demás por temor de ser heridos o decepcionados.

Mujer arrepintiéndose

Buscar constantemente el permiso de los demás

La libertad es derecho de nacimiento de todos, pero debido a la forma en que hemos sido educados muchos de nosotros hemos sido condicionados a creer que tenemos que pedir el permiso de otros antes de hacer algo que deseamos.

Este es el caso con las personas infelices, que nunca piensan por sí mismas ni actúan por su cuenta, sino que siguen una trayectoria creada por otros, esforzándose para cumplir con las expectativas de los demás. Esto sólo les hace experimentar un inmenso sufrimiento.

Ser pesimista

El pesimismo es el mayor combustible de la infelicidad. El problema con una actitud pesimista se convierte en una profecía autocumplida: si espera que las cosas mala pasen, es más probable que las cosas malas ocurran.

No esforzarse en mejorar

Debido a que las personas infelices son pesimistas y sienten una falta de control sobre sus vidas, tienden a sentarse a esperar a que la vida pase  con ellos. En lugar de establecer objetivos, aprender y mejorar sólo sieguen avanzando penosamente y luego se preguntan por qué las cosas no cambian nunca.

Y si hay que empezar de cero, pues se empieza

Comenzar de nuevo, puede ser una de las cosas que más nos atemorice. Comenzar desde cero implica dejar atrás un compendio de experiencias, de tiempo invertido, de lugares conocidos, de esperanzas y de sueños que no dieron los resultados que esperábamos. Implica reconocer que no podemos seguir en el mismo camino, que aquello en lo que depositamos una parte nuestra debemos dejarlo ir.

Pero si dejamos el drama que por lo general invade nuestra mente y comenzamos por verle el lado positivo a las cosas, podremos entender que una de las mayores oportunidades que se nos pueden presentar en la vida, es aquella que nos permite reinventarnos, la que nos invita a renovar nuestras energías, la que nos pone frente al timón de nuestro barco con un nuevo mapa, que quizás no nos conduzca a un sitio diferente, pero sí que contendrá otra ruta de navegación.

mujer-sobre-un-barco

De eso se trata la vida, de aceptar, de no dejarnos derrumbar y seguir adelante, de replantearnos las veces que haga falta, sin quedarnos soldados de aquello que no rinde frutos, de lo que es estéril, que nos paraliza y no nos permite avanzar.

Tendremos muchas oportunidades de recomenzar en nuestras vidas, todo aquello que amerite nuestra revisión y demande nuestra mirada de atención, es un punto desde el cual podemos comenzar a hacer las cosas diferentes.

Independientemente del hecho de ir tras la misma meta o simplemente, decantar por otras opciones, siempre debemos llevar con nosotros la experiencia del pasado, no como una sentencia, ni como algo que nos defina, sino como aquello que nos hizo crecer, que nos dio nuevas herramientas y que de alguna manera u otra nos impulsó para darle un “restet” a nuestra vida.

mujer-encontrándose-a-sí-misma-en-un-jardín

No nos lamentemos por el tiempo o los recursos invertidos, todo es ganancia cuando sabemos darle sentido, cuando aprendemos a sacar provecho y es justo la experiencia la que nos permite tener un mejor criterio al momento de tomar decisiones, de tomar acciones. Así que coloquemos en nuestro equipaje aquello que nos hace crecer, que nos guiará y nos ayudará y dejemos en el sitio todo lo que represente una carga para nuestro nuevo emprendimiento.

Fluyamos con la vida, aceptando que muchas veces nos veremos forzados a cerrar ciclos, a poner puntos finales, pero entendamos que cada uno de esos cierres, representa la oportunidad de comenzar de nuevo, que podremos hacer las cosas de forma distinta, agradezcamos que no somos un árbol y que si algo nos perturba, tenemos la capacidad de movernos. Sin miedo, sino con confianza plena en el proceso de la vida, digamos las veces que sean necesarias: si hay que empezar de nuevo, ¡pues se empieza!

Las mujeres sabemos alejarnos a pesar de estar enamoradas

Soltar, dejar ir o alejarse, son acciones que no se acompañan tan bien con el amor, cuando amamos, más de la manera en la cual sabemos hacerlo, normalmente generamos nexos de dependencia, nos hacemos esclavos a rutinas, a dinámicas y sentimos a quienes amamos parte indispensable de nuestras vidas. Lo cual hace que cualquier acción asociada a un desprendimiento sea muy dolorosa.

Inclusive al vernos envueltos en situaciones que nos generen incomodidad, que nos hagan daño, o que de alguna manera nos limiten, podemos preferir continuar bajo esas condiciones que afrontarnos al cambio que trae consigo desligarse de una de esas situaciones.

mujer-alejándose

Los cambios implican riesgos, implican salir de la zona de confort, dar pasos en direcciones desconocidas. Y si esto es complicado en cualquier escenario, cuando nos unen sentimientos a lo que debemos dejar, se torna mucho más cuesta arriba el camino.

Las mujeres pareciesen tener esa capacidad de dar lo mejor de sí, de trabajar por lo que quieren, de esforzarse y en caso de no obtener lo que sueñan construir, sencillamente, bajar las herramientas y decir, hasta aquí ha llegado mi labor, quise construir la mejor de las estructuras, pero los resultados no son tales, aporté lo mejor de mí y lo que recibí no fue suficiente, te amo y a pesar de ello, me alejo, para tu felicidad y la mía.

Las mujeres a pesar de ser más sensibles, suelen realizar análisis más amplios que los hombres en relación a sus vínculos afectivos, pueden colocar en balanza aquello que la nutre vs. aquello que la consume, puede amar mucho y aun así, tomar la decisión de partir.
finales

Puede recoger sus pedazos por ella misma e irlos uniendo a medida que se aleja. Pero normalmente cuando ella decide alejarse, lo hace sin ningún tipo de remordimientos, sin ver mucho para atrás, porque se siente tranquila con su consciencia, sabe que ella no está perdiendo, sino que es ese alguien a quien ha dejado atrás quien la ha perdido.

Cuando la decisión no es propia y más que alejarse se siente expulsada del corazón de quien ama, puede perder un poco la cordura, su amor propio puede tambalearse, pero más temprano que tarde, su dignidad prevalece y con ella se viste para seguir su camino, entendiendo que a veces la vida se encarga de sacarnos a empujones de aquellos sitios en donde no nos conviene estar y todo lo que hoy se puede considerar una pérdida, pronto dejará ver su utilidad.

Madurar es ver el amor de forma diferente, es enamorarse del alma de las personas

A medida que pasa el tiempo, muchas de nuestras creencias cambian, nuestra perspectiva cambia y el amor… la forma de amar, se vuelve más madura, más de esencia, más de alma.

Todo en la vida tiene etapas, lo que hoy nos enamora, ayer probablemente no nos llamaba la atención y probablemente mañana lo veamos como algo intrascendente… A medida que vamos madurando, entendemos el amor de otra manera, más profunda y algunas veces, más sencilla. Nos formamos conceptos más claros de lo que representa el amor para nosotros, qué es lo que realmente tiene importancia y qué es lo que se espera en una relación.

amarte-para-enriquecerte

El tiempo nos enseña a ver con los ojos del corazón, a apreciar lo auténtico, a vibrar desde lo más profundo, nos sentimos más libres de expresar nuestros sentimientos desde nuestro propio ser y somos más capaces de reconocer en el otro lo que va debajo de cualquier rol interpretado, es desnudarse sin quitarse la ropa, es ver a través de los ojos lo profundo del alma y entender que justo allí reside el amor.

La vida tiene una forma particular de transcurrir, puede ser que cuando ya hayamos aprendido, ya hayamos perdido lo que más hemos amado. Usualmente le damos importancia a cosas que luego el tiempo nos enseña, que no tenían el peso que en algún momento les dimos… La experiencia solo nos sirve para darnos cuenta de qué era o no trascendental… Que aquellas discusiones no tenían mucho sentido y que hubiese bastado con un simple gesto de amor o un bajar de las armas para que las cosas tomaran un rumbo más armonioso.

1155560-7

No nos sirve de nada extrañar lo que vivimos en nuestro pasado, nos genera nostalgia, tristeza, perno nos sirve de mucho ver qué tanto aprendimos, qué somos ahora gracias a cada una de nuestras experiencias, cargadas todas con aciertos y desaciertos, nos sirve para notar la diferencia en lo que nos llama la atención… Y sí, también es probable que no maduremos nunca, que sigamos cometiendo los mismos errores, en la misma o en diferentes caras, pero lo normal es que cambiemos con la vida, que crezcamos con ella.

Y dentro de ese crecimiento podamos dar un valor más justo a cada una de las cosas que vivimos, que podamos apreciar la esencia del otro y aceptarlo con virtudes y defectos, que podamos a través del amor dar lecciones de vida, en vez de hacerlo a través del ego, buscando herir, ubicar o desencajar al otro. Siempre podemos ser mejores, cada vez que nos conozcamos y nos conectemos más a nosotros mismos, tendremos mayores probabilidades de enamorarnos de lo profundo, de lo que va más allá de lo que creemos desconocer.

Fue un placer conocerte, amor de mi vida

Llegaste a mí sin apenas proponértelo, me tocaste y ya nada volvió a ser igual. Recuerdo que durante aquellos días la vida era otra cosa, los colores eran más intensos y los olores más vivos.

No sé, creo que hay amores que lo ponen todo del revés, y tú tienes el título del más desordenado. El caso es que yo nunca quise volver a darle la vuelta a mi mundo ni ponerlo todo en orden, pero se ve que la inercia y la rutina a todo te hacen acostumbrarte.

Eras mi causa y mi efecto, eras quien provocaba a mi volcán,

eras mi acompañante en la vida, mi hielo y mi fuego, mi playa y mi mar.

hilorojoclamp2

El hilo rojo que nos unió

No sé si a ti y a mí nos unió el hilo rojo del destino o todo tiene que ver con el azar, lo que sé es que de todas las personas del mundo fuimos tú y yo en aquel lugar. Eso me hace creer en que el culpable fue un señor con sombrero que unió nuestro corazón con un cordón invisible en una noche de luna llena.

Hemos llegado hasta aquí porque nos lo hemos merecido. Porque hemos sido hábiles, porque nos amamos en conjunto y por separado. El desenfreno, el romanticismo y el compromiso dieron paso a dos almas a acompañarse por siempre.

Hemos recreado verdaderos campos de batalla. Hemos llegado al fin del mundo. Nos hemos abandonado. Hemos vuelto. Hemos ahogado a nuestras mariposas

Y es que si algo nos ha quedado claro es que en el amor hay de todo, pero sobre todo, pasiones, enredos y perdón. Porque la pareja perfecta no tiene porqué ser aquella que siempre permanece unida, sino aquella que se siente como ideal.

Sé que desde el minuto 1 estabas destino a ser esa persona a la que iba a perder para siempre…

a6fe4cd6b89a420d25fcbad53db42c8a

Te voy a querer siempre

Hay besos que son tan fugaces que tengo que pedirles que vuelvan a pasar. Ahora a todo le pongo puntos suspensivos, porque sé que continuará y que siempre puedo hacer interminables mis momentos contigo.

Da igual el tiempo que pase, si las pasiones ya no nos aprietan, siempre estarás en la zona reservada de mi corazón. En esa en la que el amor no se tiñe de colores, sino de intensidad. Y es que además lo nuestro no fue breve, fue eterno.

Cuando mueren los apegos nace la libertad

Tenemos la tendencia de hacer del apego una forma de vida, se nos hace difícil tener algo que nos guste y no generar apegos, se nos hace difícil estar con alguien y no temer perderlo, vivimos en un estado natural que nos hace aferrarnos a lo conocido, aunque esto no sea necesariamente positivo para nuestra vida.

Hacernos conscientes de que todo es impermanente y que los apegos solo nos generan sufrimiento es una forma de liberarnos y encaminarnos hacia la auténtica libertad.

libertad

Cuando adoptamos como forma de ser el desapego, maravillosas cosas se manifiestan en nosotros:

Nos tomamos la vida más a ligera: Entender que todo es transitorio nos da una herramienta de valoración ante la vida, nos permitirá vivir cada momento sin complicarlo.

Apreciar más nuestro presente: Disfrutaremos más de lo que vivimos, de lo único que está a nuestro alcance que es nuestro presente.

Conocernos: Cuando vemos a qué estamos apegados y su porqué nos permite descubrir y entender nuestras creencias, lo que fundamenta cada uno de nuestros pensamientos y observarlos nos permite, aparte de modificarlos, conocernos.

Limpiar nuestros sentimientos: Dejar ir la nostalgia, la tristeza, el rencor, el miedo, la culpa… y darle espacio solo a sentimientos que nos nutran y alimenten nuestra alma, liberará nuestro corazón de sufrimiento.

Alejarnos del ego: Aquel que se encarga de desvirtuar todas las cosas, de suspendernos en una bola de humo, donde todo lo que está allí es irreal, alejarnos de él nos conduce a la autorrealización, a la búsqueda de lo que realmente es trascendente e importante.

Liberarnos de los temores que embargan en nuestra mente: Nos damos cuenta que temer carece de sentido, que tememos por los apegos que hemos generado en nuestra mente.

Abrirnos paso a nuevas oportunidades: Cuando decidimos soltar, de forma cíclica abrimos los canales para que nuevas cosas lleguen a nuestras vidas.

Conectarnos con nuestra esencia: Hacernos conscientes de que nuestra vida trasciende más allá de lo que conocemos nos hace confiar en el proceso de la vida, nos hace perder el temor ante la muerte, ante las enfermedades, nos hace sentirnos uno con el universo.

liberty-painting1

Todo cambia, tarde o temprano, todo cambia, ajustar nuestra mente a este principio nos hará transitar nuestro camino con una actitud más dispuesta a aceptar esos cambios, sin generar en nosotros el dolor por un pasado al cual no tenemos alcance, o la angustia por un futuro incierto.

La práctica del desapego nos llevará de la forma más cómoda a nuestra libertad.

7 Cualidades no físicas de las mujeres que enamoran a los hombres

Las mujeres poseen, cada una en su estilo, infinidad de cualidades capaces de cautivar a cualquier hombre, las físicas generan un efecto inmediato, pero no necesariamente sea suficiente para enamorar a alguien… son aquellas cualidades invisibles, pero perceptibles con sentidos diferentes a la visión las que realmente determinan el desarrollo de una atracción fuertemente sustentada.

VEAMOS ALGUNAS DE ESTAS CUALIDADES:

Independiente: Una mujer que se siente capaz de valerse por ella misma, que no necesita de alguien para alcanzar lo que desea, que es capaz de satisfacer sus necesidades, es la misma que busca estar con alguien porque así lo prefiere, no porque lo necesite.

Segura de sí misma: Es encantadora la mujer que siendo consciente de sus virtudes y defectos, sabe quién es, para dónde va, qué quiere y qué hará para lograrlo.

5571d70d28f5a

Resiliente: La mujer resiliente irradia energía y ganas de vivir, puede caerse muchas veces, pero saca a relucir su fortaleza interna para reponerse de la mejor manera de las adversidades, cada vez se hace más fuerte, más conocedora de sus capacidades y agradece lo que la hecho ser quien es hoy, sin rencores o resentimientos.

Cariñosa: Una mujer es capaz de conseguir lo que quiere, inclusive robar un corazón a través de su dulzura, su empatía, su manera de decir las cosas, apoyando a quien quiere y procurando para él bienestar emocional.

iStock_000033431824_Large

Inteligente: Ciertamente hay pocas cosas que hacen brillar la mirada de hombre como la de escuchar hablar a su pareja, mientras él admira cada palabra. Las demostraciones de inteligencia resultan atrapantes, una mujer interesante, que sabe lo que dice, que tiene buenos argumentos, que se documenta, que tiene óptimos mecanismos de resolución de conflictos, definitivamente enamora a cualquier hombre.

Flexible: Recordamos que no estamos abordando la parte física. Una mujer flexible capaz de adaptarse, de no estar cerrada a una sola idea, sino con la capacidad de escuchar, analizar y capaz de cambiar sin que eso genere un trauma o una sensación de pérdida de identidad, resulta muy atractiva.

17891

Auténtica: La mujer que no tiene miedo a ser ella misma, que sabe decir que sí, o decir que no oportunamente, que no está encajada en un estereotipo y aun así la vida le encaja perfectamente, que está enamorada de ella antes de hacerlo de alguien más, es la que más oportunidades tiene de enamorar a quien estará alineado con esa realidad.

Ciertamente todas las mujeres tiene su encanto, todas son capaces de tener cerca a quien ellas quieran, algunos miedos, complejos, sensaciones de inseguridad son las que le producen algunas limitaciones, pero aquellas que se aman y a través de ese amor propio proyectan cualidades que solo se pueden sentir, enamoran sin el mayor esfuerzo.