La piedra de alumbre y sus propiedades .

0
301

La piedra de alumbre es un mineral, sal a base de sulfato de potasio (alunitas), que se encuentra de forma natural en yacimientos de muchas regiones de todo el mundo. Se utiliza desde la antigüedad tanto en cosmética como para la limpieza de tejidos. Te damos toda la información que necesitas saber sobre sus usos, propiedades y beneficios. En la actualidad, encontramos piedras de aluminio en dos versiones diferentes, la natural y la sintética.

Las propiedades de la piedra de alumbre.

Aunque la piedra de alumbre es conocida por sus propiedades anti transparentes  y su aplicación como desodorante corporal para mejorar la higiene, lo cierto es que tiene muchas otras cualidades que la convierten en un elemento natural muy versátil. Lo mejor de todo, es que al contrario que muchos otros productos de belleza convencionales, se trata de un mineral natural apto para todo tipo de pieles.

Te contamos cuáles son sus propiedades para que sepas en qué ocasiones la puedes aplicar y obtener sus beneficios:

Posee propiedades astringentes, antisépticas y anti transparentes. Tras su aplicación, deja una capa transparente que actúa como barrera contra los malos olores y la formación de bacterias.

Contiene propiedades hipo alergénicas, por eso las pieles más sensibles y reactivas la pueden utilizar sin problemas.

Es hemostática y astringente, es decir, tiene compuestos cicatrizantes. Por eso cura los arañazos, los pequeños cortes e incluso la irritación de la cuchilla.

Con ella se pueden tratar las llagas y las pequeñas heridas de la boca así como otros problemas bucodentales. También es un excelente remedio para las picaduras de insectos.

Los  usos de la piedra de alumbre son los siguientes:

Desodorante corporal, Cicatrizante de heridas e irritaciones, Calmante tras el afeitado, Aliviar picaduras de insectos, Limpieza de ropa.

No obstante, a pesar de que la piedra de alumbre ayuda a controlar el olor corporal, no lo elimina del todo. Es por esto que, dependiendo de cada caso, quizá no se ajuste a tus necesidades. Por eso, lo más conveniente es que lo pruebes y determines si es adecuado para ti o necesitas otro producto diferente.

Antes de utilizar la piedra de alumbre hay que humedecerla un poco. Después, hay que aplicarla en las zonas de la piel que quieras tratar: axilas, pies, rostro, etc. Recuerda que previamente debes haber limpiado y secado bien la piel y que la piedra se haya disuelto al entrar el contacto con el agua. Tras su uso, no olvides secarla y guardarla totalmente limpia.

Una de sus mayores ventajas es que no mancha la ropa. Si eres particularmente sensible al perfume de tu desodorante y no te gusta el hecho de que la piedra no tenga olor, añádele unas gotas de aceites esenciales.
Hay que ir con cuidado de que no se nos caiga, pues, por su composición, se rompe con mucha facilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here