Cuando encuentres a tu persona especial, NO LA DEJES IR JAMÁS, tu vida no volverá a ser igual.

Dime algo, piensa en esos momentos mágicos de tu vida, piensa en esa persona que siempre te hacia sonreír, aunque te sintieras devastada por dentro, esa persona que definitivamente cambio tu vida, ¿ya la tienes en mente? Aun la tienes cerca.

Hay veces en la vida que por cuestiones que desconozco, te aferras a falsos sentimientos y no tomas el camino correcto, aunque lo tengas en frente, aunque sepas que por ahí debes ir, aunque estés segura, terminas yéndote por el sendero espinoso, tormentoso y lleno de dolor.

Hace años conocí a esa persona, mi persona especial, y la deje ir, jamás volví a sentirme tan bien como cuando estábamos juntos, siempre me procuraba, cuidaba, me sostenía si estaba a punto de caer, me escuchaba, secaba mis lágrimas y siempre las cambiaba por sonrisas en mi cara. Cundo nos conocimos, yo tenía mi pareja, generalmente las lágrimas que limpiaba eran provocadas por él. Ese sexto sentido que juran que todas tenemos, siempre me decía que debía dejar a mi novio e intentar ser feliz con él, no lo hice, o al menos no a tiempo y sigo arrepintiéndome por tan errónea decisión.

Cada problema con mi pareja, mi persona especial siempre estaba para escucharme, consolarme y tratar de hacerme ver de manera muy sutil cual era la solución a mis problemas, él, él era mi respuesta y no la tomé. Tras cada caída, mi novio llegaba con absurdas palabras y promesas y yo, estúpidamente siempre caía, siempre “volvíamos a empezar”.

Un día, me di cuenta que solo estaba lastimándome, era una especie de tortura china, pues por más que “intentábamos” siempre volvían las discusiones dolorosas y dañinas, ese día, de repente mis ojos y corazón se abrieron y por fin pude ver que jamás seriamos una pareja estable y comprometida, que solo estábamos embarrados en una tormentosa y enfermiza relación que no podíamos dejar ninguno de los dos, la razón, no la sé, pero de lo que si estoy segura es que no era amor.

Cuando definitivamente dejé a mi pareja de años, llena de costumbre pero vacía de amor, busque a mi persona especial, lo busque ya no como mi consuelo y mi confidente, lo busque esperando tener un beso de sus labios y poder decirle que me equivoqué, que con él es con quien quiero estar, solo quería decirle que estaba enamorada de él, desde siempre pero que tontamente no lo podía ver, pero como era de esperarse, él ya no estaba sentado esperándome en sus brazos, él ya tenía a alguien más, que si supo ver y aprovechar, todo lo que él da. YA TENÍA A ALGUIEN A QUIEN AMAR.

Jamás podré perdonarme la felicidad que desaproveche, jamás me cansaré de reprocharme el no darme la oportunidad de amar, por estar presa en una monótona costumbre que, por temor a la soledad, no podía dejar. Muchas veces solo vemos pasar el tiempo llevándose las mejores oportunidades para nosotros, por el mero temor de salir de nuestra decadente pero segura zona de confort.

No permitas que tu persona especial se vaya, llámale, escríbele, créeme, muchas veces el corazón le da la respuesta a la razón, cuando sientas un “te quiero” atorado en la garganta, no temas en decirlo, pues será la respuesta a tu destino.

Este articulo fue realizado gracias a viajesdelcorazon.net Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Cómo resolver problemas de confianza en una relación.

A nadie le gusta pelear con un ser amado, pero la  pérdida  de la confianza causa serios problemas. Los problemas de confianza son difíciles de superar y suelen seguir surgiendo. Tú y tu pareja deben resolver sus problemas de confianza si desean avanzar hacia una relación más saludable.

Habla sobre el problema. Esto parece obvio, pero cuando dos personas que mantienen una relación se dan el tiempo para conversar, esto ayuda si la pareja se tiene confianza. Construir confianza puede ser especialmente difícil si estás en una relación con alguien sólo porque esta persona tiene el poder para dañarte. Al practicar un tipo de comunicación constante y asegurándote de que sea abierta y honesta, la confianza se puede construir, o reconstruir, lentamente.

Olvida el pasado. No te aferres a viejas heridas. Todas las personas han sido heridas, y tienes que superar estos problemas, no aferrarte a ellos y enrostrárselos a otra persona. Esto sólo empeorará las cosas y no resolverá nada. Lo importante es no mortificarse por las cosas que sucedieron.

Enfócate en el presente. No dejes que tu mente piense en las cosas malas que podrían ocurrir. Cuando te enfocas en lo que podría llegar a pasar, estás optando por un camino que destruye la confianza. Destierra los pensamientos negativos y piensa en lo que está sucediendo, no en lo que podría suceder.

Tómalo con calma. Lleva tu relación día a día y comunícate a diario también. No esperes que todos tus muros se derriben de la noche a la mañana, ya que esto requiere trabajo y tiempo.

Este articulo fue realizado gracias a ehowenespanol.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

 

5 Pasos necesarios para superar una infidelidad.

1. Basarse en una comunicación totalmente transparente

Una vez que se conoce el hecho de que se ha producido una infidelidad a ambos les surgirán muchas preguntas, sobre todo a la persona traicionada, teniendo que estar dispuesta la otra parte para contestar con total apertura. Esta nueva etapa en la relación debe ser totalmente transparente, centrada en la sinceridad

2. ¿Estás dispuesta a perdonar?

Hay que plantearse el hecho de si se está dispuesto a perdonar por completo y poder continuar adelante con la relación. No todo el mundo tiene la misma capacidad de dejar el pasado atrás y construir un presente y futuro nuevos.

3. Buscar qué os ha llevado ahí

Estar dispuestos a recapacitar sobre los problemas y déficits de la relación que han llevado a que una de las personas haya decidido ser infiel, detalle que radica en un análisis muy profundo y muy duro para ambas partes.

4. Reconstruir la relación

Afrontar el trabajo, elaboración y reconstrucción de todos esos puntos, llegando a acuerdos, aprendiendo a negociar, a plantear unas nuevas bases y a cimentar la nueva relación en conceptos claros y justos para los dos.

 

5. Nuevas normas de comunicación

Instaurar nuevas normas de comunicación y de funcionamiento de la pareja en la que ambos se dediquen tiempo y sepan alimentarla para no esperar a que una crisis les haga abrir los ojos de nuevo, esa crisis siempre estaba presente antes pero ambas partes la van negando o solapando.

Este articulo fue realizado gracias a http://viajesdelcorazon.net/ Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Y pensar que en algún momento creí que eras el amor de mi vida.

Hoy vuelvo mi mirada hacia atrás, a los momentos en donde me sentía totalmente plena a tu lado, donde no me hacía falta nada más, porque entre tú y yo simplemente había magia… una magia que llenaba nuestro compartir de luz, de pasión, de entrega… Y tú, aparte de todo eras mi mejor amigo, no tenía maneras de agradecer a la vida lo noble que era conmigo, dándome la posibilidad de tener a mi lado alguien que mereciera tanto mi amor como tú.

Sentía tus caricias más allá de la piel, sentía que mi alma vibraba solo con oír tu voz, eras mi motor y mi alimento. Me enamorabas con cada detalle, con cada gesto que me hablaba de la posición que ocupaba en tu lista de prioridades. Creí que si el amor para siempre existía, tendrías que ser tú quien me acompañara en esa aventura.

Nuestros planes se acoplaban con facilidad, nada parecía ser un obstáculo entre tú y yo, todo lo veíamos como escalones que nos posicionaban cada vez más cerca de donde queríamos estar… y siempre juntos, con dos caminos independientes que se entrelazaban sin pisarse, sin interponerse, sin entorpecerse el uno al otro.

Mi piel jamás reaccionó antes como lo hizo contigo, con esa sensación de conocerte desde siempre, de sentirme tuya, de desear que nunca más alguien distinto a ti tocase mi cuerpo. Tu boca parecía poseer un mapa secreto de mi cuerpo, conociendo cómo llegar a los lugares donde más placer sentía.

Este articulo fue realizado gracias a mujer.guru Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Quién miente para ser amado, jamás recibirá amor sincero

El amor, elixir tan esencial para la vida, que pocas personas pueden decir que prefieren vivir sin amor, y aquellas que lo dicen, de seguro llevan a cuesta alguna decepción amorosa, porque es así el amor, vivifica pero en muchos casos causa sufrimiento, que no es por el amor mismo, sino por el apego de las personas y el temor a la pérdida.

En esta búsqueda incesante del amor, podemos valernos de muchas artimañas, podemos dejar el orgullo a un lado, reprimir, aparentar y hasta llegar a flexibilizarnos de tal manera, que nuevas facetas nuestras afloran ante este sentimiento, de hecho  es común ver a personas enamoradas que suelen cambiar por completo.

Todo es parte del proceso de embriaguez del elixir del amor, pero si para recibir amor, ser amado, tener ese beneficio, recurrimos a la mentira, debemos tener la certeza, de que el amor que nos dan jamás será sincero, simplemente porque el amor no se puede consolidar sobre la mentira.

Cuando mentimos, comenzamos por engañarnos a nosotros mismos, por construir relaciones que viven de las apariencias y de situaciones que son ilusorias, no hay amor que pueda ser sostenido por la mentira, el amor genuino acepta, tolera y no juzga, tal y como se ven y son las cosas, de allí que cada quien tiene una persona a quien amar.

Este articulo fue realizado gracias a mujer.guru Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Cuando alguien es para ti…

Quise comprarte la idea de que no soy para ti, pero sinceramente ¿cómo dos personas que se llevan tan bien, que se entienden perfectamente, que brillan sus ojos al verse, pueden estar destinadas a no ser para ambos? Sabes que me amas, sé que te amo.. Pero ¿por qué parece no ser suficiente?

Te diré cómo se siente saber que alguien es para ti… Muy sencillo, puedes hablar todo el día con él y el tema continúa, sabes sus necesidades y haces lo posible por satisfacerlas, buscas apoyarlo en todo momento, quieres ser mejor porque él te hace mejor, de alguna manera tu percepción con las demás personas cambian y ahora te das cuenta lo afortunada que eres porque está contigo; sabes que al estar juntos su amor se nota y eso porque hasta sus amigos lo han dicho

La comunicación que tienen es increíble, saben los peores secretos, aquellos que ni a su mejor amiga le dirían, él conoce todo de ti, busca siempre hacerte sonreír y cuando tienen problemas de alguna manera logran hablarlo, jamás se han faltado al respeto, sabes que estará para ti cuando no tengas a nadie y así lo elegirás siempre sobre cualquier persona; cuando no conoces de direcciones él te da las indicaciones para que no te pierdas y cuando sólo quieres dormir pondrá su brazo para que te acomodes.

Cuando sabes que alguien es para ti, sobran las palabras y es como si el universo te respondiera por qué no funcionó con alguien más… Y en realidad no quieres a alguien más, porque él lo tiene todo para ti, en realidad parece que fueron hechos a la medida. Por eso, si encuentras a esa persona que es para ti, ámala, cuídala, atrévete a decir todo lo que sientes y sobretodo hazle saber que también tú eres para ella.

Este articulo fue realizado gracias a rincondeltibet.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Nunca renuncies al amor, renuncia a esa persona que no te supo amar.

Las decepciones nos pueden hacer querer alejarnos del amor, por temor a terminar con el corazón lastimado nuevamente, sin embargo, el amor vale el riesgo, inclusive vale las lágrimas, es una experiencia tan enriquecedora, que quien ama jamás pierde, solo pierde quien no supo recibir ese amor.

El miedo no puede limitar ningún aspecto de nuestras vidas, el miedo debe estar al margen, solo debe actuar para advertirnos, no para hacernos decidir a través de él y de su necesidad de sobreprotección hacia nosotros.

Entendamos que cuando amamos siempre existirá el riesgo a que las cosas no resulten como esperábamos, que no nos amen, que nos dejen de amar, que nos engañen, que nos maltraten, que nos olviden, y un lago etcétera. Pero cualquiera de estas experiencias en caso de manifestarse, nos deben dejar una lección, que nos puede hacer un tanto más cautelosos, pero que no debe bajo ningún concepto, hacernos renunciar al amor.

Cada experiencia es diferente, cada amor es distinto, si llevas contigo la creencia de que todas las personas del sexo opuesto, o por el cual tengas preferencia, son iguales, pues descártala, porque esa generalización solo es válida cuando comparamos condiciones humanas, y lo que hará será predisponerte y hacerte atraer experiencias a tu vida que reafirmen esas creencias.

Creamos nuestra vida a partir de nuestras creencias y nuestros pensamientos, sacando provecho de esto, pues debemos hacer un esfuerzo superior por descartar toda creencia que nos limite en el amor y en cualquier aspecto de nuestra vida. Debemos procurar instaurar en nuestra mente todo lo que nos favorezca, creer que el amor es maravilloso, que nos nutre, que llegan las personas adecuadas a nuestras vidas y que estaremos viviendo experiencias que más allá de los resultados, representarán para nosotros felicidad en medio de un proceso de crecimiento y autoconocimiento.

Cada relación nos deja algo, debemos entender que nadie llega a nuestra vida de manera casual, sino que existe algo en nosotros a nivel energético que está atrayendo y sintonizando a esa persona porque la necesitamos para aprender o crecer en algún aspecto de nuestras vidas.

Así que si has llevado una decepción amorosa, deja atrás ese dolor y trata de rescatar lo positivo de esa relación, qué te enseñó, qué cambió en ti, seguro algo positivo podrás rescatar y quizás no en este momento, pero luego podrás darte cuenta de que esa relación fue necesaria para que el rompecabezas terminara de encajar.

No renuncies al amor, renuncia a las personas que no te supieron valorar, que no supieron recibir ese amor, deja atrás lo que te genera dolor y mira al futuro con la certeza de que el amor no daña, el amor siempre enriquece y enaltece el alma.

Este articulo fue realizado gracias a rincondeltibet.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Todos tenemos a quien nos merecemos.

Los seres humanos vivimos de las relaciones, más allá de la naturaleza de estas, necesitamos interactuar, manifestar nuestras emociones, aprender de los demás y enseñar lo que sabemos, necesitamos amar y ser amados, es la esencia de la vida y del progreso. Aunque muchas personas encuentren su paz interior en el espacio de su soledad, el verdadero progreso radica en lograr la afinidad con los demás, la aceptación, la tolerancia y la compasión y esto se logra definitivamente en la experiencia de relacionarnos.

Muchas personas piensan que viven situaciones injustas y desmerecedoras, otras piensan que jamás encontrarán a esa persona que les complemente, y otras se sienten tan plenas, que piensan que no merecen a quiénes tienen a su lado, ocurre que todos tenemos esa persona que nos merecemos.

Muchas veces pensamos que nuestras vivencias no tiene ningún sentido, que atravesamos situaciones y estamos con personas con las que no debemos estar, sin embargo, si miramos profundo y tenemos en cuenta que siempre hay un más allá, podremos saber que todos tenemos en la vida esa otra persona que nos complementa a la perfección, o que bien ya estuvo en nuestra vida o que no termina de llegar, pero debemos tener la certeza de que en algún lugar del mundo, se encuentra esa persona especial que nos merecemos.

Algunas personas, tuvieron ese gran amor de su vida a quien no pudieron unirse, otras lo disfrutaron y siguieron su camino, otras lo perdieron y aún no se percatan de ello y muchas otras lo han tenido en frente toda su vida y no lo ven, el caso es que aunque estamos permanentemente esperando algo fantástico o a alguien único, que quizás aún no llega, todos tenemos a ese ser que merecemos.

No imprimas tristeza ni desánimo a tu vida, el camino es largo y debemos sembrar lo que deseamos recoger, todos tenemos la disposición de amar y ser amados, solo que no todos toman esa elección y otros nunca se dan cuenta de que cada quien tiene a quien merece.

Este articulo fue realizado gracias a http://rincondeltibet.com/ Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Cómo apreciar a un ser querido

Algunas veces las personas que más te importan son a las que más descuidas. Es fácil olvidar los sentimientos y aspiraciones de las personas más cercanas a ti ya que te mueves alrededor de ellos todos los días y algunas veces asumes que siempre estarán ahí para ti. Apreciar el hecho de que estén en tu vida, siempre es algo por lo que vale la pena detenerse y tomarse el tiempo para reflexionar y rejuvenecer la fuerza de tus relaciones.

Hazte una pregunta clave: “¿Qué aprendí acerca de esta persona hoy?” Si se te hace difícil contestar eso, entonces es tiempo de seguir al paso dos.

Haz preguntas. Es fácil caer presa de la complacencia. Recuerda que esta persona es tan complicada como tú. Descubre un poco más sobre tu ser querido. Es posible que te sorprendas por todas las cosas que todavía te faltan por aprender después de haber conocido a esta persona por 5, 10, 15 o 30 años..

Escucha. Escucha realmente. Luego haz más preguntas. Interésate por lo que esa persona tiene que decir. No te limites a escuchar lo que dicen para luego cambiar de tema para poder hablar de ti.

Haz algo diferente. Dicen la familiaridad engendra desprecio. Sal de tu casa de vez en cuando. Ve a algún lugar, haz algo que nunca hayas hecho con esa persona.

Abre tu corazón. Contarle a alguien algún deseo o sueño personal crea nuevos lazos y fortalece los viejos.

Abre tu corazón. Contarle a alguien algún deseo o sueño personal crea nuevos lazos y fortalece los viejos.

Haz algo agradable por ellos cuando puedas. Detente en alguna tienda y cómprales su helado favorito. Envíales una carta o una postal. Llámalos solo para desearles lo mejor. Estas cosas nunca pasan desapercibidas.

Haz algo agradable por ellos cuando puedas. Detente en alguna tienda y cómprales su helado favorito. Envíales una carta o una postal. Llámalos solo para desearles lo mejor. Estas cosas nunca pasan desapercibidas.

Este articulo fue realizado gracias a es.wikihow.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Cómo perdonar a alguien que te ha hecho mucho daño.

Cuando alguien en quien confías te traiciona, el proceso de perdón puede parecer difícil, incluso imposible. Sin embargo, guardar rencor muchas veces puede ser mucho más duro, e incluso podría repercutir en tu  salud  mental. Pasar tus días sintiendo amargura y resentimiento no es manera de vivir, sobre  todo  si en el fondo realmente deseas volver a relacionarte con la persona que te hirió tan gravemente. Aprende a abrir tu corazón y mente a la  idea  del perdón.

1.Reconoce tus emociones dolorosas. La supresión de tus verdaderos sentimientos no hará nada para ayudarte a tratarlos. Date la oportunidad de experimentar realmente tus sentimientos, sin negarlos ni dejarlos de lado. Si les haces frente, su intensidad, inevitablemente, va a disminuir con algo de proceso y tiempo.

2.Recuerda que tú tampoco eres perfecto. Cuando te des cuenta de que estás enfadado con alguien que te hizo daño, muestra un poco de humildad y reconoce que, como todos los demás seres humanos, a veces también te equivocas. Evita juzgar a los demás y recuerda que, si cometieras un error, probablemente querrías que alguien te diera el beneficio de la duda también.

3.Determina exactamente qué te molesta de la traición. Identifica exactamente qué comportamiento de la otra persona te hace daño. Si tu marido te engañó con otra mujer, admite lo que sientes, por ejemplo, “el engaño me hizo sentir que no me ama y despreciada, y como si ni tuviéramos un compromiso como pareja”. Si logras entender específicamente qué te está causando tanto dolor, te será más fácil el proceso de perdón y trabajar tus sentimientos.

4.Deja el resentimiento. Comprende que aferrarse a la ira te duele más a ti que a cualquier otra persona, incluyendo a quien te ha traicionado. La ira es algo con lo que tendrías que vivir todos los días. Siente más libertad dejando a un lado la pesada carga de la ira. Comprende que lograr la felicidad debe ser tu prioridad, no aferrarse a un rencor doloroso.

5.Considera la perspectiva de la otra persona. Aunque pueda parecer difícil, trata de observar lo que ocurrió desde el punto de vista de la persona que te traicionó. Puede ser la cosa más difícil en tu vida, pero pregúntate si puedes entender por qué ese individuo te hizo daño. Aun cuando puedas entender sus acciones, no las justificarás, y conseguirás obtener una visión un poco más amplia de la situación.

6.Intenta aceptar la situación. Trata de olvidar el pasado. No revivas lo ocurrido. Lo que se hizo en el pasado no siempre se puede cambiar, no importa lo que hagas o lo disgustado que estés.

7.Ten en cuenta los aspectos positivos de la persona. Para encontrar el camino hacia el perdón, recuerda por qué llegaste a confiar tanto en ese individuo en primer lugar. Ciertamente, poseía algunas cualidades fuertes, tal vez era divertido, muy fiable o ingenioso. En lugar de pensar continuamente en la traición del pasado, concéntrate en las fortalezas de la persona. Con sus diversos puntos fuertes en mente, mira hacia el futuro y considera la posibilidad de crear recuerdos positivos junto con él de nuevo.

Este articulo fue realizado gracias a ehowenespanol.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.