El entorno familiar puede cultivar distintos problemas y ansiedades.

Hay ciertas dinámicas familiares que pueden perjudicarnos, aunque no seamos conscientes de ello. La terapia de las constelaciones familiares trata de buscar una solución para que el amor vuelva a fluir sin obstáculos. La base familiar está en el hecho de que los antecedentes familiares afectan al individuo de hoy en día.

No se trata de una cuestión genética, sino de una especie de transmisión cultural que pasa de padres a hijos o en otros grados dentro de una familia. En este sentido, un problema sin resolver en el pasado nos está afectando de manera negativa en el presente, aunque realmente no somos conscientes o no queremos ser conscientes de ello.

En qué consisten las terapias familiares.

Se basan principalmente su trabajo con los pacientes en la fuerza de los sentimientos para resolver conflictos, entre los que destaca, sin duda alguna, el amor.

En este sentido, la terapia sistémica busca desbloquear aquellas dinámicas familiares en las que estamos inmersos de manera inconsciente y que están impidiendo que el amor fluya dentro de esa familia concreta. Es, por lo tanto, una forma de normalizar y sanear las relaciones interpersonales entre los miembros de una familia.

Y es que, por ejemplo, podemos comportarnos de determinada manera con nuestra pareja actual porque así lo hemos aprendido de cómo lo hacían nuestros abuelos.

Se trata de una especie de vicio negativo heredado.

No obstante, las terapias también pueden contribuir a mejorar en el caso de presentar enfermedades o problemas físicos, ya que sus partidarios señalan que problemas en la familia pueden ser heredadas y la causa de una somatización que desemboque en una patología. Así, tratando ese problema, también se trata en parte la enfermedad.

 

El poder de las plantas para atraer lo bueno a tu hogar.

Según los estudiosos del tema, determinadas plantas tienen la capacidad de promover las energías positivas y proporcionar sensación de bienestar a las personas que conviven con ellas. La sabiduría popular y ciertas corrientes filosóficas como el Feng Shui le atribuyen poder de atraer y transmitir energía positiva a ciertas plantas, flores y hierbas.
En el hogar la concentración de energías se pueden percibir en cada habitación y rincón, es por eso que el uso de plantas positivas para el hogar se ve necesario, reflejándose además en cada uno de los integrantes de la familia.

La lavanda.

Esta planta promueve el equilibrio energético armonizando la energía espiritual. Ideal para las personas que suelen tener bajo el ánimo.

El Cactus.

Pueden ser muy pequeños y estar ubicarlos cerca del computador, de esta forma eliminan la carga electroestática.

El Helecho.

 Combate la soledad y es ideal para aquellas personas que han sufrido un desengaño amoroso. Ahuyenta la mala suerte en el amor y sana la tristeza y la melancolía aportando consuelo y protegiéndonos además contra las energías negativas.
Los Girasoles  Estas flores proporcionan armonía, paz, luz, buena suerte y consciencia. Es bueno tenerlas en la entrada de la casa porque ahuyenta las malas energías y atrae las buenas.

La Salvia.

Una planta conocida por sus increíbles propiedades de limpieza y su habilidad para decirle adiós a las energías negativas. De acuerdo a estudios realizados en la Universidad de Georgetown, la Salvia es antibacteriana, antimicótica, antiséptica, antiespasmódica, astringente, carminativa, diurética, hipoglucemiante y posee efectos estrogénicos. Tener una maceta con salvia en la ventana hará que tu casa huela deliciosa, mejorando incluso el sabor de tu comida.

El Jazmín.

El Jazmín es una planta que representa compasión y amor y ha sido utilizada en la salud para colaborar a desarrollar inmunidad y reducir fiebres. Su fragancia dulce es conocida por ser uno de los afrodisíacos más poderosos. Si decides tenerla dentro de tu casa, ubícala en una ventana que apunte a l sur. Siempre se ha relacionado al jazmín con la pasión y la sensualidad. Su presencia aleja las malas vibraciones y las discusiones proporcionando una ayuda para el buen ambiente también familiar.

Los Lirios.

Proporcionan energía positiva en nuestro hogar y se dice que atraen además del bienestar la fortuna. Los lirios que son rosáceos son ideales para llenar los ambientes de armonía, paz y amor. Particularmente soy fanática de estas hermosas flores aromatizan tu ambiente y son bellísimas.

Cómo vive un niño la separación de los padres.

Todos los niños, desde que nacen, crecen con la idea de que su familia será para siempre. Pero puede ocurrir que los padres, por distintas y variadas razones, decidan no continuar con su relación de pareja. El chico no está preparado para esto, él cree que sus papás estarán juntos para siempre. En este artículo vamos a ver cómo vive un niño la separación de los padres.

La decisión de unos padres de separarse es muy meditada, sobre todo si hay niños de por medio. Los padres no solo sufren por lo que supone la ruptura con su pareja, sino que tienen miedo de cómo puede afectar esta nueva situación a sus hijos.

A continuación vamos a ver cómo vive el niño la separación de sus padres. Sigue leyendo.

¿Qué hacer antes de la separación?

  • Ponerse de acuerdo en lo que se le va a decir al niño y hablar con él, no darle información diferente que le causaría confusión.
  • En esta conversación tienen que estar ambos padres.
  • Hay que dejarle claro que él no tiene la culpa de lo que ha pasado.
  • Hay que decirle todo lo que se le quiere, que eso no ha cambiado, pero que papá y mamá no se comprenden y se pelean mucho.
  • Es importante que ellos sepan que la separación es algo triste, y que pueden hablar de ello las veces que quieran. Es recomendable buscar momentos para hablar con ellos para que expresen sus emociones y pensamientos acerca de la situación.
  • De común acuerdo decidir ambos progenitores no utilizar a los hijos como una forma de presionar al otro bajo ninguna circunstancia y respetar siempre al otro en las conversaciones.
  • Determinar qué días estará con cada uno de los padres.

¿Cómo afecta al niño la separación de los padres?

Los niños suelen vivir esta nueva situación con tristeza, ansiedad o incluso en ocasiones, culpa

A veces pueden pensar que fue algo que ellos hicieron lo que provocó la separación de sus padres. También puede pasar que el niño se bloquee y no quiera expresar sus emociones, sobre todo al principio de esta nueva situación.

El cómo afecte al niño la separación de sus padres viene relacionado…

Con los problemas familiares antes y asociados a la separación, con la edad y maduración del niño, etc.

Crisis nerviosas o depresivas
Si la tensión en casa tras la ruptura de los padres llega a otros miembros de la familia, y se enfrenta a discusiones y enfrentamientos violentos.

Negación
Los niños suelen negarse a admitir que sus padres se han separado e insisten en que puede haber una reconciliación.

Problemas de sueño
Sobre todo al inicio de la separación, pueden tener problemas para dormir y pueden sentir miedo a que sus padres lo abandonen.

Más irritables
Se encuentran más irritables de lo normal.

Conductas regresivas y síntomas psicosomáticos
Pueden volver a hacerse pipí encima cuando ya no se hacían. Dolores de cabeza o de barriga. Esto es una manera de expresar su malestar ante la separación de sus padres.

Llanto frecuente
Suelen llorar con frecuencia, por eso es importante mostrarles nuestro apoyo, tranquilizarlos y acompañarlos para facilitar que expresen el dolor que sienten.

Chantaje emocional
Puede aparecer este tipo de chantaje en algunas situaciones en las que uno de los dos padres le riñe: es muy importante no caer en estos chantajes.

Problemas escolares
Puede bajar su rendimiento en el colegio debido a la situación que se está viviendo en casa.

¿Cómo podemos ayudar al niño frente la separación de los padres?

  • Debemos dejar a los niños manifestar sus sentimientos de frustración, rabia, tristeza, y darles nuestro cariño, no hemos de juzgarlos.
  • Si es necesario, buscar la ayuda de un profesional porque el niño se puede sentir más libre de hablar y expresar sus emociones y pensamientos a alguien ajeno a la familia, ajeno a lo que está pasando en su casa.
  • Los padres deben explicar y hablar con el niño para que la situación sea lo menos dolorosa posible.
  • No debe presenciar gritos, insultos ni discusiones violentas. Si las hubiera, el niño no debe estar delante.
  • Excluir al niño de la tensión que se genera por la separación.
  • No desprestigiar nunca al ex-cónyuge; puede destruir la imagen paterna o materna, que son muy importantes para el niño.
  • El niño debe disponer de un espacio propio tanto en la casa que viva como en la casa del padre que se haya marchado.
  • Los niños quieren ver felices a sus padres, aunque sea con una nueva pareja. La infelicidad de sus padres les provoca malestar.
  • Mantener los vínculos afectivos con abuelos, tíos, primos de ambas partes.
  • Hay que evitar el exceso de permisividad y llenarlo de regalos. Hay que actuar siempre de común acuerdo con el otro progenitor.
  • No debemos alterar las rutinas diarias del niño a pesar de la separación de los padres.
  • Es una situación complicada, pero haciéndolo bien ambos progenitores todo será menos doloroso y mejor para todos. Aquí hemos visto qué debemos hacer para que el daño sea el menos posible ante la separación de los padres.

Este articulo fue realizado gracias a eresmama.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Pensé que era el hombre de mi vida y ¡Me equivoqué!

Para una mujer, son emociones difíciles de controlar, mucho más aún si es muy joven. Toda mujer puede encontrar una pareja que las haga felices, depende de su comportamiento y de cuánto se valoren; porque en cada relación tenderá a recrear la misma conducta.

El enamoramiento y el deseo de vivir un romance.

Más que enamorarse de una persona, las jóvenes se enamoran de un ideal, percibiendo al otro como no es, con la ilusión que sea como la imagen que han creado ellas mismas. Por esta razón muchos se aprovechan de esos sentimientos y suelen actuar según las expectativas, para luego, una vez realizada la conquista, mostrarse como realmente son.

Nadie es perfecto, de modo que todos tienen defectos y cualidades que generalmente conocen y que la mayoría trata de disimular u ocultar. Las emociones sin control pueden ser muy destructivas, pero se pueden evitar si se logra el dominio de uno mismo, para terminar así con la tendencia a cometer siempre los mismos errores.

Las imágenes del otro que conmueven a las mujeres no son reales, porque se basan en sus experiencias del pasado vividas con personas que han sido significativas.

Un hombre puede llegar a emocionar a una mujer por su carácter, su físico, su personalidad, y ella puede no saber que esas características provienen de su infancia, recuerdos de quienes también alguna vez la conmovieron, que la hacen caer en su propia trampa, sin la posibilidad de aplicar cualquier otro nivel de análisis.

Esta conducta no se agota en una sola experiencia, por más destructiva que resulte, y tiende a reiterarse nuevamente en otras oportunidades y convertirse en la forma habitual de relacionarse.

Los errores en el amor son producto de la falta de reflexión, de la impulsividad sin control.

Es muy difícil salir de este condicionamiento; y estas personas se condenan a sufrir sucesivas experiencias de fracaso con la consecuente frustración. Se resisten a renunciar a ese flechazo romántico, un breve juego que aunque dure poco las hace sentir vivas.

La baja autoestima es la condición necesaria de la que se enamora del hombre equivocado; porque posee una vocación arraigada hacia el fracaso y el sentimiento de una merecida necesidad de castigo.

Una pareja que se ha formado con demasiada facilidad, fruto de una conquista que no ha encontrado ningún obstáculo ni ha exigido ningún esfuerzo y que avanza sobre terreno llano, sin nada para sostenerse; terminan con la misma facilidad, sin haber desarrollado ninguna raíz profunda, dejando dolor, frustración y desilusión.

Para entender a los hijos hay que verlos desde lo que son, no desde lo que deseamos que sean…

Resulta natural que todos los padres y madres deseen lo mejor para sus hijos, que transiten caminos hermosos y siempre estén rodeados de bienestar, protegidos, seguros y triunfantes en la vida, de esta manera, desde temprana edad, comenzamos a sembrar en ellos, lo que para nosotros puede representar una vida exitosa, una familia, una profesión, un buen trabajo, las responsabilidades son buenas, pero no a temprana edad, siempre cubiertos en lo material y con la certeza de que merecen ser amados y muy bien tratados.

“Para entender el corazón y la mente de una persona, no te fijes en lo que ha hecho no te fijes en lo que ha logrado sino en lo que aspira a hacer.”
Khalil Gibran

Sin embargo, no siempre damos en lo que en realidad es, generalmente ocurre que no logramos entender en lo que los hijos se van convirtiendo, y resulta que esto se relaciona directamente, con el hecho de que nunca nos permitimos entenderlos desde lo que en verdad son y no desde aquello en lo que deseamos se conviertan.

Para los padres siempre resulta difícil y complicado entender a los hijos desde sus propios deseos, especialmente cuando no compaginan lo que para cada padre significa estar dentro del deber ser, o de lo moral, o desde aquello que pensamos es correcto, sin embargo, debemos saber que si no procuramos acercarnos a nuestros hijos desde su propia realidad, sino desde la nuestra, jamás llegaremos a conocerlos realmente, de allí que tantos padres, sino en su mayoría, tarde o temprano se vean sorprendidos por acciones y actitudes de sus hijos, que jamás imaginaron.

Las personas solemos llenarnos de prejuicios, es bastante simple terminar siendo arreados por la sociedad y por aquello que parece correcto, más no debemos olvidar que cada persona es un ser y nuestros hijos, lejos de convertirse en una extensión nuestra o en lo opuesto a lo que somos, deben más bien buscar su propio rumbo, enfrentar sus temores, sus debilidades y sus deseos, aprender a manejar sus emociones y esto solo es posible cuando se dejan fluir.

Resulta contradictorio, como muchos padres terminan convirtiéndose en los principales enemigos de sus hijos, llegan a niveles tan profundos de incomprensión, que no logran descifrar lo que ven con sus propios ojos, y es que tu hijo clama a gritos que le aceptes, que le reconozcas, desde lo que es, sin querer cambiarlo, que puedas llegar a compartir parte de su esencia y a admirar sus detalles, que lo ames sin prejuicios y sin comparaciones, que le des la oportunidad de decidir en que se quiere convertir en su propia vida.

amor

“El hombre está dispuesto siempre a negar todo aquello que no comprende.
Blaise Pascal”

El camino que elijan los hijos, puede resultarnos doloroso, sin embargo, será aún más doloroso si jamás llegamos a entenderlos, si en nuestra lucha por idealizarlos, nos distanciamos, creamos una muralla entre ellos y nosotros y únicamente vemos lo que deseamos ver de cada uno de ellos.

Date la oportunidad de entender a tus hijos, pero especialmente, ten la bondad de darle la oportunidad de mostrarse frente a ti sin temor a ser juzgado, el deseo de que sea tal o cual persona, tarde o temprano será solo eso, un mero deseo, más vale entender a nuestros hijos siempre desde lo que son, desde su realidad, su verdad a la luz, que pasar una vida creando una careta para ellos que tarde o temprano caerá.

Este articulo fue realizado gracias a rincondeltibet.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Cómo afronta un niño la separación de sus padres.

Un problema cada vez más recurrente y normal al que se deben de enfrentar los más pequeños en las familias de hoy en día es el de la separación de sus padres. Una separación que puede ser más o menos amistosa pero que en todo caso va a afectar al niño de forma fuerte a no ser que como padres responsables sepamos separar el tema de la separación del de la educación del hijo que tenemos en común.

El momento de la niñez, los primeros años de vida son fundamentales.

Para que el niño tenga un desarrollo sano a nivel físico, psicológico y emocional debemos tener  en cuenta que cada uno de estos aspectos puede afectar a los otros dos hay momentos importantes que como padres debemos de tener en cuenta para saber cómo evitar problemas mayores en estos procesos.

Está claro que no siempre se da el clima más adecuado para evitar estos efectos colaterales en los más pequeños pero lo ideal es que esta separación se de  forma pacífica y que como padres juntos podáis explicar al niño o niña lo que está pasando para ayudarlo a comprender. Pero siempre dentro de un clima lo más pacífico posible.

Los padres a pesar de sus problemas debemos saber separar la separación o divorcio de la educación del hijo o hijos.

Para ello deben de llegar a acuerdos de mínima amistad por lo menos delante de los niños. Tengamos en cuenta que para un niño el que sus padres se separen es algo incomprensible y lo pueden llegar a tomar como un abandono o incluso se pueden llegar a sentir culpables de esa separación. Esto hay que evitarlo a toda costa y que los dos padres refuercen en todo siempre a sus hijos en los momentos de la separación.

Deben de sentirse queridos por su padre y por su madre durante la separación y llegar a comprender que lo que pasa no es algo anormal sino que está dentro de las posibilidades en cualquier padre o madre del mundo. Muy difícil sería el que uno de los dos culpase directamente a la llegada del niño del hecho de que se separen, que hubiera maltrato físico por parte de uno de los progenitores, que los familiares digan en presencia de los niños cosas negativas de sus padres, que los padres se peleen e insulten enfrente de sus hijos.

Algo que se puede evitar si los padres que se separan son consecuentes y ponen de un lado sus diferencias cuando se trata de los hijos que tienen en común llegando a acuerdos con los que no van a evitar la separación pero si muchos problemas en el desarrollo normal de sus hijos. Los dos deben de comunicar al niño que se van a separar con palabras suaves y de común acuerdo y porqué lo van a hacer.

 

Los vinculos entre los padres y el adolescente nunca debe romperse.

Las primeras identificaciones del adolescente son con sus padres.

Para vincularse con sus pares adoptarán la misma forma que tienen sus progenitores para  vincularse ellos con otros.

Si los vínculos que establecieron los padres con sus propios pares fueron débiles, pobres o nulos, para los hijos el tránsito por la experiencia de grupo será igual que incursionar sobre terreno desconocido; por lo que tenderá a adoptar el ejemplo de los ámbitos del entretenimiento y la diversión que son los que les ofrecen propuestas alternativas.

Como influye la tecnología.

La tecnología está reemplazando los espacios de participación personalizada que son los que permiten que un joven se sienta aceptado y valorado por ser quien es. El sentimiento de pertenencia a un grupo o a una institución hace que un adolescente fortalezca su identidad y lo ayude a alcanzar su madures.

La adolescencia es un proceso de cambio que necesita vivirse acompañado, estar presente para ser escuchado y aventurarse a crear alternativas propias. El adolescente con poca predisposición para el deporte, puede tener aptitudes para el teatro, el arte, la investigación, la ciencia, la solidaridad o la literatura. La cuestión es sentirse de algún modo protagonista, encontrar su lugar en el mundo.

Es importante saber que solamente las personas que tienen la oportunidad de practicar sus cualidades sociales son las que podrán desarrollar más y mejor su potencial humano. Los padres tienen que aprender a ser aliados de sus hijos porque tienen la experiencia necesaria de vida y pueden ayudarlos con eficacia a desarrollarse plenamente.

Pero esto no es fácil, porque la relación entre padres e hijos adolescentes suele ser tormentosa y los jóvenes viven el interés de sus padres como una intromisión a su libertad que les resulta inadmisible. Los adolescentes necesitan encontrar su propia forma de conducir sus vidas y por eso rechazan la ayuda que les brindan sus padres.

Frente a esta situación pueden ocurrir dos cosas, que los padres se alejen por completo de sus hijos o que traten de forzarlos a seguir sus consejos.

Los adolescentes no necesitan consejos porque todo lo que tenían que aprender de sus padres ya lo saben, lo que más necesitan es que ellos sean sus aliados para poder enfrentar los muchos desafíos que les esperan, para sentir que no están solos, para tener presente su confianza y sentirse más seguros, para así llegar a pensar, sentir y desear por sí mismos. Esta alianza entre padres e hijos es la que les permite tomar conciencia de cuál es la tarea que debe realizar cada uno.

Los niños también pueden sufrir de ansiedad, conoce las causas.

El trastorno de ansiedad  es un trastorno mental en el que a menudo el niño está preocupado o ansioso por muchas cosas y siente que tiene dificultades para controlar la ansiedad.

Causas.

Los genes pueden tener participación. Los niños con familiares que tienen un trastorno de ansiedad también pueden ser más propensos a sufrirlo.

Los eventos en la vida del niño que le pueden causar estrés y ansiedad incluyen:

  • Una pérdida, como la muerte de un ser querido o el divorcio de los padres
  • Cambios importantes en la vida, como mudarse a una nueva ciudad
  • Antecedentes de abuso
  • Vivir en una familia cuyos miembros son temerosos, ansiosos o violentos.

Síntomas.

El principal síntoma es la tensión o preocupación frecuente durante por lo menos 6 meses, aun sin una causa clara. Las preocupaciones parecen pasar de un problema a otro. Los niños con ansiedad focalizan sus preocupaciones en:

  • Tener un buen rendimiento escolar y deportivo.

Los niños pueden creer que deben desempeñarse a la perfección, de otro modo sienten que no lo están haciendo bien.

  • Su seguridad y la de sus familias.

Sienten un miedo intenso a los desastres naturales tales como terremotos, tornados o robos en la casa.

  • Enfermarse o que un miembro de la familia lo haga.

Pueden preocuparse excesivamente por enfermedades menores o tener miedo a desarrollar nuevas enfermedades.

Los síntomas de la ansiedad pueden afectar la vida diaria de un niño. Pueden impedirle que duerma, coma y que tenga un buen rendimiento en la escuela.

Tratamiento.

El objetivo del tratamiento es ayudar a su hijo a sentirse mejor y llevar una vida diaria normal. En casos poco graves, la psicoterapia o solo el uso de medicamentos pueden ser útiles. En casos más graves, la combinación de estos tratamientos puede ser lo mejor y ayudará a tu niño a tener una vida sana y normal.

El beso de las buenas noches, algo tan simple pero tan importante.

El amor no desaparece a través de los años de unión, el amor se hace más fuerte.

La mayoría de las veces, por las preocupaciones de la vida descuidamos esas pequeñas cosas que nos hacen sentir amadas/os, la mujer tiene hijos, limpia la casa, cuida la alimentación de la familia, que la ropa esté en orden, el mercado y además también trabaja fuera de la casa, mientras tanto el hombre, el proveedor, el de la obligación de los ingresos, trabaja largas horas, algunas veces ayuda en los quehaceres de la casa, y al final del día ambos se van al descanso en diferentes lados de la cama. Se les olvida que los dos necesitan confirmar que son amados, se les olvidó el romanticismo, se les olvidaron las pequeñas cosas que mantienen el amor, cosas tan simples, pero tan importantes como el beso de las buenas noches.

Hoy día los divorcios y las separaciones son casi tan comunes como las bodas. Puede que sean muchos los factores que influyen sobre estos hechos, pero hay algo que casi todos tienen en común: Los pequeños y románticos detalles del principio de la relación fueron olvidados al menos por una de las partes, asumiendo que el amor era obvio y ya no necesitaba expresarse tanto como antes.

Mi esposo ya no me pone atención., no le gusta hablar conmigo, y  siempre está cansado.  

Por instinto el hombre busca nuevas mujeres sin importar si tiene una pareja estable que le proporciona de sus necesidades humanas, compañía, amor y seguridad. Aun con todo ello siempre está buscando emociones nuevas con alguien más. Por el contrario, la mujer es más conservadora y tradicional, busca una pareja que le proporcione las mismas necesidades de amor, estabilidad y protección, pero el problema empieza cuando una de las dos partes no le proporciona a su pareja aquello que necesita y busca la forma de hallar a alguien que satisfaga sus necesidades. Pensamos que los hombres son “esclavos del sexo”, sin embargo muchas infidelidades nacen tanto de los deseos del hombre como de la mujer por la intimidad emocional, y no sólo de la atracción física.

Sueña y anhela tener a la mujer joven y llena de alegría que conoció, se le olvida que ya no es la novia que se ponía linda para esperarlo, ahora es una mujer con un vientre más pronunciado, con caderas más anchas, dio vida a sus hijos y se le comienzan a olvidar los detalles, las rosas rojas, las canciones que en otros tiempos le dedicaba, y piensa que ya no es amado, porque no recibe lo que él mismo no da. Y sin que el hombre se de cuenta, descuidó todos los pequeños detalles. Sin darse cuenta hace más profunda la brecha entre los dos, y sale a buscar lo que tiene en la casa, pero no lo ve, ninguno de los dos se dan una tregua, ninguno de los dos hacen nada por recapturar la magia que una vez los unió.

El amor no sólo se da y se recibe, debe ser construido y fortalecido.

Toda relación pasará por sus altos y bajos, pero para que el amor perdure ha de tener dedicación diaria, esfuerzo por ambas partes, aceptación del uno y el otro, arrepentimiento, perdón y saber ceder de vez en cuando.  Es maravilloso sentir amor, sentir las cosquillas que invadiendo el alma, dilatando las pupilas y conmoviendo hasta nuestras células. El amor trae una sensación de bienestar que nos hace sonreír porque sí, sin ningún motivo aparente, y nos emociona con los más pequeños detalles.

La rutina arruina el amor  transformando lo bueno en malo.  

Es como el tiempo que devora a la princesa mientras espera ser rescatada, el tiempo que convierte en calabazas los sueños de cenicienta, y el tiempo que desvela que bajo la máscara de príncipe guapo hay realmente un sapo cualquiera. Así de destructor es la rutina con en el amor.

Pareciese que cuando una pareja tiene problemas, la única forma de solucionarlos es evadiéndolos y evitándolos. En otros tiempos las parejas al tener menos recursos legales para poner fin sus compromisos matrimoniales, tendían a buscar más alternativas para reencontrarse. Hoy en la cultura exprés en la que vivimos, si algo no funciona: adiós.

¿Cómo hacer para que el amor perdure?  

No es fácil mantener viva la llama del amor en una relación. Pero no por ello deberíamos abandonar el barco a la primera tormenta. De recurrentes abandonos, la vida se llena de recuerdos, y de vacíos. Una relación exitosa es aquella en la que los miembros se escuchan el uno al otro, en la que juegan en equipo, pero sobre todo, aquella en la que hay disposición a admitir que no siempre se tiene la razón.

Y que es la razón entonces.

Si no más que creer tener la verdad de los hechos, y de los hechos solo tenemos una mirada. La nuestra, la particular, la personal, la que sólo podemos tener por ser quienes somos. Cuando alguien te de la razón, devuélvela, no es la razón lo que nos hace más sabias, sino la emoción de vivir con honestidad emocional cada día. Ese permiso que te das de enojarte, de reír, de amar, de estar triste. El amor es una fuerza inagotable que nos nutre cada día al respirar. Pero para respirar necesitamos estar vivos. Y para amar, urge despertarnos.