¿Qué representa una mujer madura?

La verdadera esencia de una mujer madura solo la conoce ella misma, aunque es capaz de proyectar su seguridad en cada uno de sus pasos. Sabe cómo hacer frente a sus miedos y reconoce lo que es capaz de alcanzar, así mismo no deja de sorprenderse y embelesarse con la belleza de la vida. Tiene la capacidad de expresar lo que sienten, aunque raras veces lo hacen de forma impulsiva, a pesar de que lo que piensen los demás es cada vez menos su problema, han desarrollad el tacto y la prudencia para evitar que sus palabras la comprometan o lastimen a alguien.

No desperdician el tiempo aferrándose a lo que una vez tuvieron, aprenden a apreciar el momento presente con todo lo que él contenga. Disfrutan de los pequeños detalles, de los amaneceres, de un buen vino, sin pensar en lo que pueda ocurrir un instante después.

En el amor se vuelven más comprensivas, pero a la vez más selectivas, tienen muy claro lo que quieren y lo que están dispuestas a dar y a recibir, la lista de cosas que pueden tolerar se achica y con su experiencia aprenden a distinguir con mayor facilidad aquello que solo las entretendrá por un tiempo y quién podría ocupar un lugar especial en sus vidas. Se han desligado de los mitos del amor, ya pierden importancia las mariposas revoloteando en la barriga, para dar paso a la preferencia de la tranquilidad y la estabilidad.

amor

No invierte mucho tiempo en aquello que considera tiene la potencialidad de dañarle, detecta tempranamente cuando algo no va a corresponder con lo que le gustaría en la vida y sin miedo o remordimiento, puede dar la espalda a lo que no le conviene. La nutren las conexiones que van más allá de lo físico, aquellas que acarician el alma. El descubrir la verdadera esencia del otro y con ello mostrarse tal cual es la hace sentirse libre, además de cautivar a quien tenga el privilegio de merecer su amor.

Su capacidad de amar llega al máximo, su amor se vuelve cada vez más incondicional, más realista y con menos expectativas. En algún momento dejaron de esperar algo de alguien, en algún momento se responsabilizaron por su propia felicidad, lo que le permite que sus nexos sean por preferencias y no por necesidades. Se sienten completas, se sienten plenas y se aceptan tal como son, no se exigen, ni recriminan nada, pero sí procuran hacer lo que las llene, lo que les guste y lo hacen con total entrega, con pasión, así que el no exigirse, pero realmente dedicarse, jamás dará resultados mediocre.

Una mujer madura ha aprendido a sanar, ha aprendido a traer a su memoria lo que la hace sonreír y ha aprendido que lo que realmente tiene sentido guardarse no son cosas, sino vivencias, afectos, viajes, bonitos recuerdos, lo que la nutra y la haga sentir que cada momento tiene su belleza y que al final lo que importará será cuánto disfrutaste y cuánto amaste.

No te intimides ante su presencia, la mujer madura es en sí misma un llamado a vivir de la manera más plena, más sublime y a su vez más intensa… Si eres tú esa mujer madura de la que hablo, sabes que llevas contigo esa capacidad de dirigir tu vida en pro de tu felicidad, sabes cómo soltar y que llevar en tu corazón. No importan las lágrimas, ni las lecciones amargas, todo ello, lo positivo y lo negativo, han contribuido a lo que hoy eres.

Este artículo fue realizado gracias a RINCON DEL TIBET. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés, sigue explorando el sitio.

La inteligencia se hereda de la madre, así dicen las investigaciones

A las mujeres nos importa mucho que el hombre sea inteligente, quizá tratamos de mejorar la descendencia. Sin embargo, al parecer los genes relacionados al intelecto son heredados de la madre, lo cual es muy comprensible.

La ciencia ha puesto en evidencia que de hecho si existen hombres inteligentes, esto se debe a que sus madres le transmitieron esta capacidad. De alguna manera, hemos recuperado terreno en cuanto las brechas de género impuestas en la sociedad. En consecuencia, se llevan el mérito las madres solteras quienes acaparan todo lo valioso. Nada de buscar hombres inteligentes para procrear fenómenos intelectuales, ese trabajo es nuestro.

Se cree que algunos hombres quizá se sientan seducidos por la inteligencia femenina. En tal caso, es probable que cierto instinto natural esté buscando realizar una mejor conexión genética. Es una buena idea intentar mezclar la inteligencia que él heredó de su madre con la que tú heredaste de la tuya.

¿Por qué se dice que la inteligencia se hereda de la madre?
La teoría explica que ciertos genes a los que los científicos llaman “genes condicionados” reaccionan de una manera distinta dependiendo de su origen. En consecuencia, de alguna forma tienen una marca que permite rastrear su propia ascendencia para poder activarse de ser posible en su descendencia.

No obstante, los genes condicionados solo son reconocidos como tal cuando son herencia materna. Por lo tanto, cuando aparece por medio de la herencia paterna, aun cuando sea el mismo, este pasa desapercibido. Lo mismo puede ocurrir con otro tipo de genes, que solo se activan cuando provienen de la herencia paterna.

Ya de antemano se sabía que la inteligencia era heredada, más se desconocía que tuviera un único origen. Se pensaba que tendría un aporte parejo o que podría alternar dependiendo de factores sin identificar. No obstante, se descubrió que las células de la madre, siempre tienden a dirigirse hacia el cerebro.

Investigaciones previas determinaron que los genes femeninos contribuyen notablemente en la evolución del pensamiento. Debido a que los genes de inteligencia se encuentran especialmente en el cromosoma X; las probabilidades de que se herede de la madre son mayores. No obstante, es posible que el cromosoma X, pueda pertenecer en este caso a la herencia paterna.

Por su parte, todos los daños cerebrales relacionados a las habilidades cognitivas se encuentran registrados en el cromosoma X. En consecuencia, como la madre es portadora de dos cromosomas X, tiene el doble de probabilidades de ser la responsable.

El estudio
Para realizar esta investigación, los científicos intentaron crear ratas modificadas  para que poseyeran solo genes de la madre o solo genes del padre. No obstante, el resultado fue adverso, todos los embriones murieron al ser implantados en el vientre materno.

Esto condujo a un descubrimiento peculiar: existen genes condicionados de origen materno que permiten el desarrollo del embrión. Por su parte, otros genes paternos son necesarios para dar lugar a los tejidos que conforman la placenta. Los científicos dedujeron que probablemente la importancia de estos genes en la formación del feto también se extiende a elementos igual de relevantes. Dicho esto, hipotéticamente las funciones cerebrales podrían estar conectadas con la evolución de estos genes.

Finalmente lograron la manera de demostrar tal importancia. Modificaron parte de los genes, experimentando con ratones cuyo contenido genético era predominantemente de uno de los progenitores.

Los resultados fueron los siguientes: los ratones con mayor parte de genes materos tenían cerebros y cabezas más grandes. Por el contrario, aquellos con mayor contenido genético del padre, tenían cerebros diminutos al igual que sus cabezas. Sus cuerpos tampoco eran proporcionales, los de cabeza más grande tenía cuerpos pequeños y viceversa.

Más adelante notaron que aunque las células de ambos progenitores se encontraron en el cerebro. Las del padre estaban concentradas en áreas relacionadas con la alimentación, la agresividad y la supervivencia en general. Mientras que las células de la madre predominaban en la áreas del cerebro que controlan las funciones cognitivas.

La inteligencia no solo se hereda

Se tiene entendido que la inteligencia es hereditaria en un promedio de 40% a 60%, el resto se encuentra en la estimulación y el entorno. Por lo tanto, pese a que heredamos generalmente esta capacidad de la madre, ella puede ayudarnos de otro modo.

El desarrollo intelectual tiene que ver mucho con los estímulos que recibimos del exterior, el apoyo emocional y la seguridad que sentimos. En consecuencia, la madre nos brinda un espacio para que desarrollemos nuestras capacidades. Por medio del apego seguro, nos sentimos más motivados y en confianza para explorar y perseverar.

La madre nos anima a que no decaigamos y nos enseña a resolver problemas. Esto es conveniente para tener tolerancia a la frustración y fortalecer nuestras capacidades. La forma en que nos relacionamos con nuestras madres, permite el crecimiento en algunas partes del cerebro según los investigadores.

Este artículo fue realizado gracias a LA MENTE ES MARAVILLOSA. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés, sigue explorando el sitio.

Un sobrino es el mejor regalo que un hermano puede hacer

Tener un sobrino es una maravilla, el regalo más grandioso que un hermano te puede hacer. Hay muchas razones por las que esto es auténtico, entre otras porque su inocencia y su alegría ponen patas arriba la vida familiar.

Sus pequeñas manitas, su afán de recorrer la vida, su alegría, su entusiasmo, sus sonrisas, sus llantos, su amor, sus ganas, sus ojos brillantes y su expectación ante el mundo que tiene que explorar.

Tener sobrinos es algo inigualable, porque ser tío significa mucho más de lo que se puede describir con palabras. Es fascinante la relación tan especial que se establece y lo generosa que esta es en amor.

Mujer con un niño

Primera enseñanza: aprendes a amar de manera incondicional
Si no has tenido hijos todavía, un sobrino te enseña lo que es el amor incondicional. Es fabulosa esa sensación de poder darlo todo por alguien y de sentir una ternura inmensa y una necesidad infinita de protección.

Ser padres, compañeros de juegos, amigos, confidentes, instructores… Todo eso en conjunción solo puede conseguirse en la relación de tíos y sobrinos, pues es un intercambio en el que prevalece la igualdad, el disfrute y el entendimiento.

Los tíos se alejan de la prohibición, la imposición y las reglas, las cuales están presentes de una manera mucho más flexible y cooperativa entre tíos y sobrinos. Esto tiñe el intercambio de un color especial.

Segunda enseñanza: aprendes a comportarte como un superhéroe
Desde el momento en el que tienes la etiqueta de tío te conviertes en una especie de superhéroe. Eres una persona admirable de los pies a la cabeza, lo cual te otorga la responsabilidad de sorprender, inventar y transmitir un amor infinito.

Cada cálida explosión, cada abrazo y cada guiño de complicidad son muestras de que la más maravillosa creación de tu hermano o hermana es uno de tus puntos cardinales.

Sobrino con su tía

Tercera enseñanza: rescatas la admiración por la vida
Otra de las grandes enseñanzas es la de aprender de nuevo a admirar y a disfrutar de la magia de la vida, del aprendizaje diario, del entusiasmo, de la alegría, de la inocencia y del corazón. Es decir, reconvertirse en niño siendo un adulto.

Tanteando como si fuésemos los mayores inexpertos del mundo en vivir conseguimos volver a disfrutar de manera relajada, así como a compartir un entorno mágico con ellos en el que prima el cuidado, la felicidad, el reconocimiento y la complicidad.

No es fácil satisfacer todas estas expectativas, pero el empeño por hacerlo viene acompañado por la condición de ser tío, de haber recibido el mejor regalo que la fraternidad ofrece: los sobrinos.

La importancia de los tíos en la vida de los sobrinos
El legado emocional que un tío ofrece a un sobrino es otra de las razones que hacen de esta relación un punto y aparte en la vida de los chiquillos.

El papel de los tíos requiere ser grandes mentores, personas que les ayudan a tener otros puntos de vista ante la vida, familiares que comparten sin juicios las inquietudes, los juegos, los pensamientos y los sentimientos.

Un tío puede lograr inspirar en un niño aficiones y motivaciones, aconsejarle y orientarle en momentos complicados de su vida con temas con los que puede entrar en conflicto con sus padres o que, simplemente, no son los mejores para tratar en el núcleo familiar más directo.

Tía con sobrina

Así, aunque un tío no es un amigo, sí que representa la complicidad, la confidencialidad, la cercanía y la lealtad dentro de la incondicionalidad de la familia. Todas estas características se envuelven en la figura de persona adulta, flexible y próxima.

Muchas veces el papel de los tíos en la vida de los niños no se reconoce. De igual modo, también parece que un sobrino queda relegado con la aparición de los hijos. Sin embargo, siendo una relación tan especial y tan mágica, si se cultiva adecuadamente será una de las sendas emocionales que más orgullo nos hagan sentir durante toda la vida.

Este artículo fue realizado gracias a LA MENTE ES MARAVILLOSA. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés, sigue explorando el sitio.

La influencia en el entorno

Las personas y las cosas que nos rodean provocan un efecto en nuestro bienestar. Saber modificar un contexto nocivo es una buena opción para vivir mejor.

¿QUIEN LE ESTA INFLUENCIANDO?

¿Con quién pasa más tiempo? ¿Quiénes son las personas que más admira?

Una vez  aprendí que nos  convertimos en una combinación  de las 5 personas   con las que pasamos más tiempo, y me decían que podemos adivinar la calidad de nuestra, actitud e ingresos con solo mirar a las personas que nos rodean. Con el tiempo empezamos a comer lo que comen , hablar como hablan, leer lo que leen, pensar lo que piensan, ver lo que ven, tratar a la gente del mismo modo, incluso a vestir igual que ellos.

Existen factores Para influenciar a una persona como:

  • Los Materiales,

Son los lugares donde se vive y se trabaja, el barrio y el vecindario, la tecnología, el automóvil o el ajuar doméstico.

  • Los Personales,

La familia, los compañeros de trabajo, los conocidos, el contacto en las redes, los horarios y los hábitos

  • Los mentales,
  • Las creencias, los paradigmas, la formación e información, la religión o los condicionamientos.

Todos ejercemos una influencia en nuestro entorno más cercano. Pero es una relación bidireccional, de doble influencia .Por lo común, las personas apelan a su fuerza de voluntad para rendir más. Pero el ambiente es como una palanca para conseguir más resultados con menos esfuerzo mejor dicho es más fácil seguir la línea dibujada por otros que dibujarla tu misma por temor a equivocarte.

El hecho es que cada uno de nosotras  somos únicas y tenemos un mundo distinto para cada una no perdamos nuestra esencia ya que eso nos hace reales al mundo dia a dia.

 

Un café con otras mamás, necesario

Ser mamá no es nada fácil. Por eso un café con otras mamás es necesario. Te explicamos porqué. A mamá le corresponde, no solo ocuparse de su bienestar personal, sino del de sus hijos, y en muchos casos también de la administración del hogar y de ocupaciones laborales fuera de casa.

Aun en las mejores circunstancias, a diario toda mamá se enfrenta a cambios y problemas a diario. El estrés es una reacción natural a presiones físicas, emocionales y ambientales. Además, toda la familia se perjudica cuando el estrés de mamá está fuera de control, especialmente los niños pequeños. Se ha demostrado que hasta los fetos responden alterados cuando la madre siente estrés.

El estrés en sí mismo no es negativo. Los expertos en la materia aseguran que lo importante es tener un nivel óptimo de estrés que nos dinamice, sin hacernos daño, lo que está muy relacionado con el umbral de tolerancia que tiene cada individuo.

Por norma general, todas las mamás tienen la sensación de que el día no tiene horas suficientes, que siempre se está corriendo para llegar siempre tarde y que en la práctica es muy difícil llegar a conciliar familia y trabajo. Esto se conoce como síndrome de burnout.
cafe3

Nos damos cuenta de que educar y criar a hijos desde recién nacidos hasta que se hacen adultos independientes, conlleva conflictos concretos y similares para muchas de nosotras, como por ejemplo:

  • Sentir mucho cansancio pero no identificar y gestionar las emociones que ello conlleva
  • La dificultad de acoplamiento al carácter de nuestro hijo
  • No ser capaz de conciliar la maternidad con la vida que una soñaba vivir
  • El desencuentro con la pareja
  • Los conflictos específicos que trae cada etapa de desarrollo de nuestro hijo
  • El derrumbe de la figura de madre perfecta
  • El sentimiento de culpa que acompaña cada una de las decisiones
  • El miedo a fallar

Por ello es necesario crear conciencia, es ideal crear un espacio adecuado y respetuoso. En el cual a través de la revisión biográfica de cada mamá, y compartir de experiencias comunes, el aprendizaje de técnicas de manejo se dote de soluciones nuevas para los conflictos de cada día.

Se trata de un grupo de intercambio y discusión en torno a la maternidad como experiencia individual, a este tipo de grupos se les llama “Baby Café”.

¿Qué es un Baby Café?
Los Baby Café nacieron en los hospitales del Reino Unido, donde se establecieron espacios en los que pueden juntarse madres lactantes a dar pecho a sus bebés y compartir sus experiencias. El público en general puede recibir orientación médica sobre los beneficios tanto para la madre como para el bebé.

Es importante que el Baby café se sitúe en un ambiente no clínico, tranquilo, informal, seguro y que consiente a los niños, donde dar pecho al bebé de manera normal  y cuidar del niño.

Además, las madres tienen que conocer a otras mamás que dan pecho a su bebé o simplemente son madres. En cualquier caso, la posibilidad de acceder a este espacio de manera gratuita y la implicación del entorno que posibilita su establecimiento, es esencial.

Desafortunadamente, no encontramos este tipo de grupos en muchas ciudades, y más si son pequeñas, por lo que la mejor alternativa es tomar un café con otras mamás que conozcas y que compartan una visión parecida de la maternidad.

No obstante el poder quedar con una amiga que aún no ha pasado por la maternidad es también muy beneficioso para dar un aire nuevo a tu día a día.

cafe2

Lo queramos o no, llega un momento cuando tenemos hijos en los que la maternidad absorbe mucho de nuestro tiempo, dejando de lado temas que pueden ser importantes para las personas en general. Muchas veces, la maternidad nos distancia de nuestras amigas que aún no son madres.

Esto no significa necesariamente que ya no tengamos nada en común, podemos tener miles de cosas, pero los cambios en nuestro estilo de vida pueden llegar a afectar la relación que teníamos. Cuando somos madres nuestras prioridades cambian y nuestros hijos toman el puesto más alto.

Sin embargo, nuestras amigas, son importantes y es muy sano poder tener un momento para quedar con ellas.

Este artículo fue realizado gracias a ERES MAMÁ. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés, sigue explorando el sitio.

Tus emociones suenan en armonía cuando te conoces mejor

¿Quién consigue hoy en día armonía en su vida? En la sociedad actual es tal el número de tareas que tenemos que llevar a cabo en nuestra día a día que resulta muy difícil encontrar un equilibrio emocional. La ansiedad, el estrés y la ira se adueñan de nuestro presente sin ni siquiera darnos cuenta.

De esta manera, vamos entrando en un círculo vicioso. Cada vez nos alteramos más y se nos hace más difícil mantener la calma y la serenidad. ¿Qué podemos hacer para tratar de no perturbarnos tanto? ¡Sigue leyendo si quieres conseguir mayor armonía en tu vida!

Para aumentar tu armonía: ¡conócete!
Como cualquier otra habilidad que queramos adquirir o mejorar para aumentar nuestra armonía va a ser necesario poner en marcha una serie de ejercicios. Así, conseguiremos un mayor equilibrio emocional y, en consecuencia, nuestro bienestar general mejorará. Pero esto no es nada fácil. En ocasiones, estamos tan enfadados o nerviosos que nos bloqueamos y nos resulta imposible manejar esas emociones.

Entonces, ¿qué podemos hacer? Si localizamos un patrón de momentos en los que nos sentimos malhumorados o demasiado preocupados podemos ponerle un nombre. De esta forma tomaremos consciencia de ello y lo veremos como un elemento externo a nosotros. Además, podremos decidir si queremos seguir así o por el contrario, hacer algo para mejorar nuestro estado de ánimo.

Mano con una flor encima

Por ejemplo, puede que a menudo, empecemos a pensar en todo lo que deberíamos haber hecho y no nos ha dado tiempo. En ese momento aparecerán en escena la ansiedad y el enfado. No dejamos de darle vueltas a que somos un desastre y nos machacamos más y más. Pero es justo este momento el que tenemos que aprender a identificar y etiquetar para no quedar atrapados.

Tal vez esta situación nos recuerde a algún amigo que, cada vez que nos cuenta momentos en lo que le pasa esto, le decimos que se exige demasiado y que tiene que aprender a delegar en los demás. De esta manera, cuando empecemos a decirnos a nosotros mismos este tipo de cosas, vendrá a nuestra mente la palabra “autoexigente”, la cual nos avisará de que estamos entrando en una dinámica que nos perjudica. Así,tendremos la posibilidad de pensar qué hacer para conseguir regular cómo nos sentimos y aumentar en definitiva, nuestra armonía emocional.

La armonía viene de la mano de una actitud contemplativa
Aunque aprendamos a tomar mayor conciencia sobre cómo reaccionamos ante ciertas situaciones y tratemos de gestionar nuestras emociones negativas, en ocasiones puede que nos resulte muy complicado. Aprender a distanciarnos emocionalmente de los conflictos no es tan fácil como parece.

Una habilidad que puede ayudarnos en la solución de problemas es ver las cosas en perspectiva. Y más aún si esa situación no tiene remedio a corto plazo. Para conseguirlo, podemos pensar en aquello que nos está generando malestar y hacernos la siguiente pregunta: ¿qué le diría yo a un amigo si me contara esto? De esta forma, nos daríamos cuenta de cómo reaccionaríamos si fuese algo que no nos estuviera pasando a nosotros.

Además, podemos hacer un ejercicio de visualización. En él, nos imaginaremos como árboles, recorriendo mentalmente nuestro cuerpo y relacionándolo con sus distintas partes. Una vez que identifiquemos nuestros pies con las raíces, las piernas y nuestro torso con el tronco, los brazos con las ramas y los dedos de las manos y la cabeza con las hojas, introduciremos el viento.

Árbol con forma de mujer

Ese aire que nos azota y sacude con mayor o menor fuerza serán nuestros problemas. Lo que vamos a hacer es ver cómo ese árbol que somos nosotros se mece con el viento, pero sin quebrarse por él, de la misma forma que nuestros conflictos cotidianos influyen en nuestra vida, pero sin hundirnos. Así, si practicamos esto a menudo, fomentaremos nuestra flexibilidad y distanciamiento emocional.

Por último, en ocasiones quizás tengamos que llegar a un acuerdo en nuestra empresa, nuestra familia o nuestra comunidad de vecinos. Esto será mucho más sencillo cuando consigamos el equilibrio emocional en nuestra vida, ya que podremos poner en marcha las estrategias utilizadas para las situaciones de conflicto interpersonales, tratando de mediar en problemas que requieran una negociación. De esta forma, retroalimentaremos nuestra armonía y conseguiremos un bienestar mayor.

Este artículo fue realizado gracias a LA MENTE ES MARAVILLOSA. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés, sigue explorando el sitio.

No critiques mis pasos, si no has andado mi camino

Muchas veces nos empeñamos en querer dar a conocer a los demás nuestras vivencias, de hecho siempre resulta útil e interesante compartir las penas, así también como los éxitos, las alegrías, los gratos momentos y las cosas no tan agradables de la vida, que a fin de cuentas representaan una oportunidad para aprender.

Sin embargo, debemos entender que nadie aprende por cabeza ajena como reza el viejo dicho, cada quien debe tener sus propias experiencias que le ayuden a hacer conciencia en el próximo paso por su vida, por más que nos escuchen y que logremos compartir nuestras experiencias, sólo la vivencia propia despierta ese sentido, esa sensación y esa conciencia, de saber a lo que nos estamos enfrentando pues cada hecho se queda grabado nuestra alma.

Aunque nos parezca poco importante, incoherente, quizá hasta irreal, que la experiencia se convierta en conciencia es un hecho prácticamente tangible, de allí que algunas personas suelan tener prejuicios ante unas cosas y otras sean realmente apáticos ante otras. Para poder comprender a los demás y realmente tener empatía con el resto de los seres que forman parte de nuestra vida y del planeta entero, debemos eliminar la predisposición, eso que nos hace juzgar y para ello, debemos tener la conciencia de lo que están viviendo, de su dolor, de sufrimiento, así como de sus emociones.

4297952086_b2691cebe4

Cada vivencia de nuestra vida se queda albergada en nuestra alma y de allí que enfrentemos el dolor, el sufrimiento y los grandes obstáculos de nuestro camino, con entereza, con fortaleza y en ciertos casos con serenidad, porque vamos aprendiendo y vamos haciendo conciencia a lo largo de nuestra existencia, de cada recuerdo, de cada sensación y de cada oportunidad que la vida nos ha dado.

Compartir los errores, compartir las penas, siempre buscar enaltecer nuestra vivencia y ayudar a los demás, es un gran apoyo, sin embargo, recordemos siempre que no podemos salvar a todo el que nos rodea por más amor que le tengamos, no es nuestra responsabilidad, basta con acompañarlos en su camino y ser una orientación ante su propio destino.

Finalmente, sea cual sea la circunstancia, las relaciones, los escenarios, nos gusten o no, cada quien debe vivir sus propias experiencias para aprender, para progresar, para seguir adelante y para llevarnos en la vida todo lo que elegimos aprender.

Este artículo fue realizado gracias a RINCON DEL TIBET. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés, sigue explorando el sitio.

Prefiero una soledad digna, que una relación incompleta

Muchas veces nos encontramos vinculados en una relación que no nos satisface porque preferimos ese estado a estar solos. Pero qué gran error estamos cometiendo al desvalorar nuestra soledad y someternos a un vínculo que nos empequeñece.

Definitivamente la soledad es un estado particular, al que muchos le tememos, por no comprenderlo y por no apreciar lo enriquecedor que puede ser. Disfrutar nuestra soledad es un arte, es un placer, poder hacer lo que nos venga en gana, poder disfrutar de un buen libro, poder salir con quien queramos, poder conocernos, poder saber quiénes somos realmente sin estar bajo la influencia de nadie o la complacencia de determinados gustos es una verdadera bendición.

2292636668_713c3afba9

El problema principal radica en que casi nadie disfruta de su estado de soledad, principalmente por miedo, por miedo a quedarnos permanentemente en ese estado, por miedo a que “se nos pase el momento de casarnos”, o que se nos haga tarde para tener hijos, por miedo a que las arrugas se apoderen de nosotros y no dejen ver lo atractivos que somos ante el sexo opuesto, por miedo a que en el próximo cumpleaños no se reciba ese regalo especial, por miedo a no poder mantenernos por nuestros propios medios, por miedo a “resignarnos” a la soledad…

En fin, son nuestros miedos los que hablan por nosotros cuando deseamos desesperadamente estar con alguien, cuando hipotecamos nuestro ser para intentar arreglar alguna relación que no nos sirve, cuando nos paralizamos ante la vida, porque es más sencillo vivirla en pareja, cuando inclusive pensamos que no podremos conseguir a alguien mejor para compartir nuestros días, que a quien tenemos al lado y nos hace amargos nuestros días… Y la verdad es que no funciona así, hay muchos estados idealizados, sobre los cuales se tejen toda una cantidad de mitos e irrealidades…

650_1200

El mejor estado es aquel que nos permite:

  • Ser nosotros mismos
  • Amarnos a nosotros primero, aunque pueda sonar egoísta
  • Iniciar el día con una sonrisa y no con una preocupación
  • Aceptarnos con nuestros defectos y virtudes
  • Motivarnos para ser mejores
  • Celebrar nuestros logros grandes y pequeños
  • Darle a nuestro corazón el sosiego del cariño y la esperanza
  • Alimentar nuestra mente de pensamientos positivos
  • No aceptar en nuestra vida el desamor, el maltrato o la indiferencia
  • Darnos cuenta de qué es lo que realmente nos conviene
  • Limitar a las personas que nos perjudicar

Si nuestro estado en soledad o en compañía nos permite lo anterior estaremos siendo justos con nosotros mismos, si por el contrario, nosotros mismos nos estamos torturando en medio de una soledad que no disfrutamos por ansiar otro estado, o en una relación que nos hace sentirnos culpables por aceptar situaciones donde el malestar y la tristeza salen a flote, es momento de tomar cartas en el asunto, liberar nuestros miedos, las relaciones son para fortalecernos, quien nos quiere realmente nos querrá con arruguitas o unos cauchitos duros de roer, verá probablemente más allá de lo que nosotros vemos, nos hará sentirnos importantes y queridos, será un apoyo para nosotros y una alegría compartir con ellos.

Niña-abrazando-corazón

Todo esto se logra con autoconocimiento y amor propio, no pretendamos que alguien nos ame más de lo que nosotros podemos hacerlo, cuando nosotros nos respetamos, establecemos límites, nos aceptamos y tenemos una relación sana con nosotros mismos, es cuando podemos vincularnos con otra persona que nos ofrecerá más de eso que nosotros nos damos.

Este artículo fue realizado gracias a RINCON DEL TIBET. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés, sigue explorando el sitio.

No te cargues personas a la espalda, llévatelas al corazón

Si las personas te pesan, empieza a cargarlas en el corazón y no en la espalda. No hagas de sus problemas el peso de tu vida y no las conviertas en una mochila que tienes que transportar.

Las personas son mucho más que eso. Es decir, son parte tu vida pero no dejan de ser el todo de la suya. Por eso, cada uno debe aguantar su propio peso y no inclinarse sobre los demás.

Si hacemos esto, si nos hacemos responsables de nuestra propia existencia, estaremos en disposición de solucionar nuestros problemas, de comprender nuestras emociones y de manejar nuestros conflictos sin depender de nadie más.

Los parásitos emocionales
Los parásitos emocionales son aquellas personas que viven a costa de nuestros sentimientos, nuestras emociones y nuestros pensamientos. No son necesariamente malas personas, sino que son personas que viven inmersas en sus complejos y no consiguen hacer algo por sí mismas.

Así, se podría decir que hay dos tipos de parásitos emocionales. Veámoslos:

  • Los parásitos dependientes
    Unos se adhieren a una parte de nosotros y se pasan la vida confiándonos sus tristezas y sus malos momentos para que les reconfortemos. Estas personas nos necesitan para descargar su malestar con el mundo y, probablemente, cuando está bien no tenemos noticias de su existencia.

Es decir, que cuando la persona se siente saciada, se olvida de quien le da de comer. Sin embargo, cuando vuelve a sentir la necesidad de que validen su estado de ánimo, vuelven. Este comportamiento, generalmente, no solo nos quema y nos hace sentir utilizados, sino que nos contagia de su estado afectivo negativo y nos deja “hechos polvo”.

Su tono de queja, de desilusión y de pesimismo es tan habitual que demandan opiniones de manera constante con el fin de que se les saque de su rumiación.Las lentes a través de las que miran la vida están tan ennegrecidas que nos hacen cuestionarnos nuestra propia visión del mundo.

Niña acabando con el parásito

  • Los parásitos agresivos
    En segundo lugar están aquellos parásitos emocionales que se comportan de manera agresiva aprovechándose de su atractivo, su liderazgo y su capacidad de persuasión a partir de promesas irrechazables.

En las relaciones solo contemplan sus necesidades y, aunque no lo hacen de manera premeditada, procuran siempre cubrir sus caprichos e intereses por encima de todo. Del mismo modo, tumban cualquier petición que provenga de la persona de la que se aprovechan.

Piden y piden cariño y atención, haciendo que cada vez la situación sea más insostenible. Así, se va generando un sentimiento de ineficacia y de poca valía que desarrolla un estado de inseguridad y baja autoestima en el otro.

Como es de esperar, esta situación absorbe nuestras energías, nos desgasta y nos anula. Así, normalmente cuando nos damos cuenta procuramos tomarnos un tiempo para “desintoxicarnos”, pero al volver se vuelven a agotar nuestras energías.

Pareja sentada en los extremos del sofá

Descarga tu espalda de los parásitos, camina sobre tus propios senderos
Si sientes que tienes personas cargadas en tu espalda, lo adecuado es que analices y reflexiones sobre los desequilibrios emocionales que te están provocando esas relaciones.

Así, lo importante es que recuperes todas aquellas necesidades propias que quedaron relegadas con el fin de atender las de tu parásito. Una vez que las tengas, hazlas prevalecer. Hacer esto no significa que dejes de querer a esa persona, sino que te proteges de ciertos aspectos para poder mantener tu equilibrio emocional.

No puedes sentirte incapaz o culpable por no poder satisfacer las necesidades de otro. Cada uno es responsable de su vida y los demás solo formamos parte de ella, pero no su totalidad. Recuerda aquello de que “cada palo aguante su vela” y no te impongas el rol de salvador o salvadora, pues nosotros solo somos responsables de nuestra felicidad.

Este artículo fue realizado gracias a RINCON DEL TIBET. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés, sigue explorando el sitio.

Como darte cuenta que estas en una relacion toxica

  1. ¿Justificas el comportamiento de tu pareja?

Muchas veces pensamos que el amor significa soportar, dejar que nos maltraten de muchas maneras, te minimicen, criticando nuestras acciones, y cuando hablamos de maltrato no necesariamente significa que sea físico muchas veces son psicológicos .

Señales de un maltrato psicologico

  • Faltar el respeto con un grito, o tener la desconfianza en coger su celular y buscar algo que derrepente ni encontraras nada
  •  Llamar a cada momento preguntando dónde estás? A qué hora llegas, con quien estuviste en el día.
  • Falta de comunicación entre la pareja signo de desconfianza.
  • Minimizar a tu pareja delante de otras personas.
  • Tu crecimiento personal se ve afectado
  • Pierdes tu individualidad
  • Sientesque te consume
  • Siempre eres la culpable

¿Hasta donde debemos amar?

  • Obviamente no hasta el cielo,
  • El limite lo define ,tu integridad,
  • Tu dignidad,tu desarrollo personal y la tranquilidad de tu alma.
 ¿Como saber si tu pareja te manipula?
  • Te hace sentir culpable de todo
  • Proyecta sus inseguridades en ti
  • Hacen creer que tienen las mismas metas
  • Te responsabiliza por sus emociones
  • Te hace dudar de tus capacidades 

Continuar leyendo “Como darte cuenta que estas en una relacion toxica”