¿Sueles callar tus pensamientos, emociones o sentimientos?

A lo largo del día se acumulan en nuestro cerebro una cantidad ingente de información, alguna más relevante que otra, unas positivas y otras negativas, las hay que se resuelven al instante o en poco tiempo y otras que llevan mucho más tiempo solucionar sea como fuere el ser humano es un animal social y necesita comunicarse con los demás para sentir que pertenece a un grupo, a una comunidad, que es escuchado y tenido en cuenta. Lo que suele ocurrir es que a lo largo del día necesitamos exteriorizar aquellas cosas, con significado o no, que nos han pasado, esto nos ayuda a encontrar una solución si no la hemos hallado aún o asimilar que no la hay.

Cuando no nos comunicamos.

Imaginemos una burbuja penetrando en nuestra mente, esta burbuja contiene un problema que conlleva asociado determinadas emociones negativas, si en un periodo relativamente corto consiguiéramos exteriorizar estas emociones el problema se resolvería o no, pero lo más probable es que la carga emocional negativa se redujera considerablemente. Si no lo exteriorizamos en forma de palabras, llanto u otras formas de expresión emocional, lo que ocurrirá es que esas emociones negativas quedarán ancladas en la mente emocional generando determinados pensamientos negativos asociados al problema y a la identidad de la persona, es decir, pasarán a formar parte del individuo hasta que sea capaz de eliminarlos o combatirlos.

Estas emociones y pensamientos negativos pueden provocar gran sufrimiento a la persona que los padece y puede llegar a provocar una reestructuración de las creencias y rasgos que componen su personalidad, tales como inseguridad, baja autoestima, envidia, celos, vergüenza, etc.

Las emociones reprimidas se transforman en enfermedades.

Desde esta perspectiva queda claro que es inevitable controlar dónde, cuándo y cómo sentir una determinada emoción, pero no negarlas: una emoción fuerte no expresada, siempre deriva en una enfermedad, en una somatización. Nadie puede prever que la semana entrante experimentará la tristeza como para prepararse para superarla o evitarla.

Las emociones entran y salen de nuestra vida con la presteza de los vientos. En un mismo día podemos vivir diferentes emociones: pasar de la alegría al enojo, o de la sorpresa al temor. Pero, si bien no podemos tener control sobre las emociones, sí podemos identificarlas y, por lo tanto, expresarlas.

En más de una ocasión habremos tenido que contenernos de decir lo que sentimos porque el mundo externo no puede adecuarse al universo personal de las emociones.

Sin embargo, suelen ser más las veces que podemos expresar lo que sentimos que aquellas en las que debemos contenernos y callar. Saber cómo hacerlo supone, sin duda, un aprendizaje constante. Aunque parezca fácil, se requiere de una atención especial para saber reconocer una determinada emoción. Quizá la ira sea más sencilla de identificar que la tristeza, porque es más explosiva y menos profunda que esta.

 

Mis emociones se fueron de vacaciones ¡No sé que hacer!

Pasar por momentos de transformación es lo mismo que pasar por un momento de crisis.  Durante la crisis te sientes fuera de ti, extraña a ti misma y a quienes te rodean, no te hayas pero esto es normal, estás cambiando.

Quizás llevas mucho tiempo con muchas emociones confusas e intensas dentro de ti, y emocionalmente te sientes cansada, harta, hastiada, y de cierta forma tus emociones también están cansadas y se han ido de vacaciones.

Lo que antes te emocionaba, ya no tiene sentido para ti, has perdido las ganas de hacer las cosas pues no te generan ninguna emoción.  Esto se llama en psicología “labilidad emocional”, o sea, que no sientes casi nada.

Entraste en una crisis existencial.

Te encuentras escéptica  y cuestionas todo a tu alrededor. La realidad de esto es que has perdido contacto con tu propia espiritualidad y divinidad que llevas dentro, con el hecho de que tu cuerpo y mente funcionan perfectamente guiados por tu esencia, te has olvidado de quien eres realmente, más allá de tu mente y de tu cuerpo. Has olvidado de qué se trata vivir, o quizás estás a punto de descubrirlo.

Estás en desequilibrio ya sea físico o emocional.

Le dedicas mucho tiempo a otras cosas menos a ti misma, te preocupas demasiado por el futuro y disfrutas poco del presente, te fijas en lo negativo y te has realmente olvidado de lo positivo. Así es que probablemente sea momento de recuperar el equilibrio en cómo usas tu tiempo, tu mente y tus emociones.

Reconecta contigo misma.

Olvídate de todo lo aprendido, de lo que te digan o de lo que esté pasando en la vida y sociedad.  Date los días que sean necesarios para que vuelvas a conectar contigo misma y dejes de sentirte separada de ti.

Vale la pena que sientas, que vivas, que crees tu propia realidad y experiencia.

Encuéntrate a ti misma y descubre lo que quieres hacer de tu vida, que crees tus propias reglas y creencias de vida.

Vale la pena que te des la oportunidad de dejarte sorprender por la vida y por lo que viene en el futuro.  Aunque creas que solo viene más “sin sentido”, no es verdad. Vienen más experiencias, personas y emociones que ni te imaginas que podrían existir, y vale la pena vivirlas y descubrirlas.

 

 

Muchas personas no se defienden porque no saben como hacerlo.

Sienten que se les falta el respeto pero desconocen cómo poner límites y defenderse con seguridad y habilidad. No saber defenderse lleva a sentir baja autoestima, ya que la persona termina sintiéndose merecedora de ese trato.

Otras personas piensan que si se defendieran podrían correr el riesgo de alejar de sus vidas a los ofensores, piensan que podría poner la relación en peligro y prefieren no arriesgar. La baja autoestima, la timidez, las carencias en la capacidad para relacionarse socialmente y la dependencia emocional suelen ser los motivos de estos comportamientos.

Somos nosotros los únicos que podemos poner fin a este tipo de actuaciones.

Si eres de los que sufren este tipo de comentarios y te ves sin recursos, la comunicación es tu mejor arma.

Ignora con la palabra y con los gestos. 

Ignorar es la mejor manera de no dar valor al comentario. Ni pidas una explicación, ni te enojes, ni mires con ojos ofendidos. Simplemente ignora. Muchas de las provocaciones buscan que reacciones. No hacerlo es la mejor respuesta.

No razones, ni te justifiques, ni te muestres dolido. 

Decir un simple “anda, vaya, pues igual” es suficiente. Imagina un comentario con humillante del tipo “¿y para esto has estado todo el fin de semana trabajando?”. Si contestas con un “anda, no lo había pensado”. Además de quedar absurdo y descolocar a quien critica, te permite coger control.

Desvía el tema.

Ante la situación anterior, mismo comentario, también podrías contestar. “Gracias, sí, pasé una mañana genial paseando con los niños por el parque, ¿y tú fin de semana?”.

Di que te sientes ofendido y pide una disculpa. 

Si crees que vale la pena, la persona o el momento, dile algo así como “lo que has dicho es ofensivo y quiero que te disculpes”.

Si nada de lo anterior funciona, pon límites. 

“Con tu forma de expresarte y de hacer crítica no estoy dispuesto a seguir con esta reunión”. Y abandona físicamente el lugar de la reunión.

Encontrar pareja cuando nos hacemos mayores

Hace apenas algunas décadas quien tenía cincuenta años básicamente estaba viviendo la última etapa de su vida. Encontrar pareja en la madurez parecía algo inalcanzable y la única compañía posible parecía ser, a veces, la soledad.

Con los cambios en los niveles de esperanza de vida la situación es muy diferente. Por eso se ha popularizado la idea de que “los cincuenta son los nuevos treinta”. Lo que antes era visto como un tiempo de decadencia, hoy se mira como una cumbre de la existencia.

También hoy en día es grande el número de personas que llegan a los cincuenta sin pareja. La alta tasa de divorcios hace que esto sea una realidad cada vez más palpable. De ahí que cada vez es menos raro ver a personas de esa edad buscando una nueva pareja.

¿Es posible encontrar pareja y enamorarse a esa edad?

Pareja madura felizHay quienes piensan que las “mariposas en el estómago” son un asunto solamente de jóvenes. Se equivocan. El amor “no tiene horario, ni fecha en el calendario”, como dice la canción. A cualquier edad de la vida es posible encontrar pareja y volver a enamorarse.

Claro que un amor a los cincuenta tiene unas características muy diferentes a las de un amor de juventud. La intensidad del afecto ya no se expresa como súbitas alteraciones en el estado de ánimo, ni como un impulso irrefrenable. Se manifiesta más bien a través de una fuerte voluntad de compromiso.

Los tiempos de las relaciones también cambian, así como las modalidades de encuentro y el trámite de las mismas. Una pareja de cincuenta y tantos años no va a conocerse en una disco, ni se va a la cama después de algunas copas en una noche loca.

Probablemente, tampoco pasarán por esa etapa de medida y tanteo, para protegerse y para impresionar al otro a la vez. A los cincuenta, el amor tiene mucho más que ver con la amistad, con la compatibilidad, que con la reafirmación de la identidad o la necesidad de control.

Las sorpresas de enamorarse a los cincuenta

Pareja de personas mayores en la camaVivir la experiencia de encontrar pareja y enamorarse a los cincuenta, o cincuenta y tantos, es una manera de descubrir otra vez la vida y hacer ajustes.

La simulación, tan frecuente en las relaciones entre jóvenes, ya no protagoniza muchos de los episodios de la pareja. Al contrario. Revelarse, mostrarse al otro, se convierte en uno de los grandes intereses en las parejas de esa edad. Estos caminos para la autoafirmación suelen incluir nuevos acuerdos en la forma de relacionarnos con otros y con el mundo.

La sexualidad, por supuesto, también es diferente. Hay menos complejos y mayor posibilidad para conversar del tema cuando sea necesario. También menos acción, pero esto se ve compensado por la calidad de los encuentros.

A edades relativamente avanzadas es más difícil encontrar la oportunidad para conocer a alguien y entablar una nueva relación. Pero te sorprendería saber que buena parte de estas parejas se conforman entre viejos conocidos, o viejos amores.

Adicionalmente, cada vez hay más programas y espacios de encuentro para personas de edad mayor. Así que si estás en esa edad, te sientes solo o sola y no quieres renunciar a una vida plena, es una gran idea abrir tu corazón a la posibilidad de un nuevo amor. Nunca es tarde para encontrar pareja.

Me despierto cansada ¿que pasa ?

Hay personas que se despiertan por la mañana con una gran pesadez en el cuerpo, con una falta de motivación para realizar actividades diarias.

Las pocas ganas de salir de la cama, en muchos casos, incluso habiendo dormido bien, son incapaces de estar descansados a la hora de empezar el día. Ese cansancio matutino es consecuencia de los problemas para dormir o muchas veces de un estilo de vida poco saludable, por ejemplo, por no practicar ejercicio físico.

¿Cuáles son las causas de levantarse de la cama cansada?

El 25% de la población sufre insomnio, un trastorno muy común entre la población. El insomnio es la incapacidad de conciliar el sueño o permanecer dormido toda la noche, lo que causa serios problemas para el bienestar de las personas y su funcionamiento en el día a día. Y es que las personas con insomnio suelen despertarse cansadas y experimentar somnolencia a lo largo de la jornada.

Pero algunas personas sufren diferentes tipos de trastornos del sueño.

Para gozar de un buen bienestar. La apnea del sueño es una de las patologías más frecuentes, en la que el paciente sufre una pausa en la respiración durante el sueño. Además de esta patología del sueño existen otras que también afectan a cómo la persona se despierta por la mañana.

Algunas personas pueden experimentar es la ansiedad nocturna.

La ansiedad nocturna es aquella desagradable sensación en la que la mente no desconecta y hace que la persona entre en un círculo vicioso en el que desea dormirse pero los pensamientos negativos aparecen una y otra vez por la mente. El cuerpo necesita dormir, pero la mente no consigue relajarse.

Hábitos y prácticas que realizamos a la hora de acostarnos y que afectan positivamente a cómo dormimos.

Si miramos la televisión por las noches o tenemos un cojín incómodo, las probabilidades de interrumpir el sueño reparador son altas. Otras prácticas que influyen positivamente en cómo dormimos son: el ejercicio físico, la dieta saludable, evitar los estimulantes, no abusar de la dieta, acostarse y levantarse a la misma hora, entre otros.

El alcohol no es la única sustancia que hace que las personas se levanten cansadas.

Aquellos que tienen como objetivo ayudar a las personas a dormir, provocan efectos secundarios como el embotellamiento, especialmente aquellos que forman parte de la familia de los antihistamínicos H1. Esto causa que las personas se levanten cansadas y con somnolencia pese a haber dormido bien.

El trastorno del estado del ánimo que puede llegar a provocar dificultades a la hora de levantarse es la depresión.

Las personas deprimidas suelen desear acostarse, y se encuentran cansadas la mayor parte del día.

Hay personas que se sienten siempre cansadas y que padecen una condición llamada astenia.

Que hace que el individuo sufra una reducción de energía y fuerza en el cuerpo. Ésta se encuentra física y mentalmente agotada, la persona que experimenta esta condición puede tener problemas y dificultades en su día a día y en los diferentes ámbitos de su vida. Sin duda, las personas con astenia padecen un gran cansancio pese a dormir bien.

Llorar no es para nada un signo de debilidad.

Hay personas de lágrima fácil que lloran con películas o con situaciones emotivas. Una expresividad emocional que tradicionalmente ha sido considerada “de mujeres” y a la que se ha señalado como un signo de debilidad y cursilería.

Nada más lejos de la realidad, llorar es propio de personas  con fuerza de carácter, y si lloras hasta cuando ves una película lo cierto es que mayor sea la carga emocional nuestro cerebro liberará más oxitocina.

Segregación de esta hormona nos ayuda a conectar con otras personas, ocasionando que seamos más amables, más empáticos. Por lo tanto, llorar no es para nada un signo de debilidad, sino más bien una señal de empatía, de que sabemos conectar con los demás, de que podemos sentir en nuestra piel las emociones ajenas y esto nos hace personas emocionalmente fuertes, no lo contrario.

Las personas que carecen de empatía tienen una gran desventaja en sus relaciones interpersonales.

No sabrán conectar ni entender qué puede sentir la persona que está frente a ellas. Esto les provocará serios problemas y conflictos. Conectar con los demás es muy importante para establecer relaciones sanas y que impliquen apoyo.

Llegados a este punto, queda claro que llorar no nos hace más débiles, ¡esto es un mito! Cada vez que te encuentres con una persona que llora por casi todo, ya no la verás cómo alguien débil, sino que sabrás que es más fuerte de lo que piensas.

Las personas emocionalmente fuertes no reprimen el llanto.

Esto es un síntoma de las personas emocionalmente fuertes, pero para sacarle el máximo partido debes dejar que las lágrimas fluyan. De alguna manera, actúan como forma de desahogo y aunque te sientas muy mal en un primer momento, luego todo mejora.

Las personas emocionalmente fuertes saben que llorar es positivo para ellas. Gracias a las lágrimas pueden desahogarse, empatizar con los demás y conectar con el resto de personas, la fuerza de un león viven en ellas.

Como mejorar la circulación en los pies?

Cuidar tus pies

  1. Mueve los pies y los dedos de los pies a lo largo del día.Acostúmbrate a mover los pies y los dedos de los pies siempre que recuerdes. Gira y mueve los tobillos de un lado a otro para mejorar el flujo sanguíneo en los pies. Hazlo unos minutos por vez.
  • Mover los pies y los dedos de los pies durante el día es sumamente importante si pasas la mayor parte del día sentado.
  1. Estira los pies para fortalecerlos.Párate de modo que tus pies estén juntos y mueve una pierna hacia atrás. Levanta el talón de ese pie de modo que te pares de puntillas. Estírate y mantén los músculos de la parte superior de ese pie por 20 a 30 segundos. Realiza el estiramiento con el otro pie.
  • Estira los pies a lo largo del día o siempre que lo recuerdes.
  1. Masajea tus pies para estirar los músculos y mejorar el flujo sanguíneo.Recibe un masaje profesional que se concentre en tus pies o masajea tus pies tú mismo. Siéntate con comodidad y frótate un poco de loción o masajea aceite en tu mano. Frota suavemente la parte inferior de tus pies, dedos y talones. Frota los músculos firmemente y separa los dedos.
  • Masajea tus pies con la frecuencia que gustes. Considera la posibilidad de comprar aparatos o rodillos de masaje diseñados para masajear suavemente los músculos de los pies.
  1. Usa medias de apoyo.Pregúntale al médico si estas medias mejorarían tu circulación. Las medias o calcetines de compresión pueden mejorar el flujo sanguíneo de los pies a todo tu cuerpo. Para empezar a usarlas, escoge medias de apoyo ligero y asegúrate de que te queden bien sin formarse arrugas.[4]
  • Evita usar estas medias si padeces arteriopatía periférica, puesto que estas prendas podrían disminuir tú ya reducido flujo sanguíneo. Si sufres de un trastorno sensorial como la neuropatía periférica, tal vez no puedas sentir si las medias te quedan muy apretadas.

Recibir tratamiento médico

  1. 1. Habla con tu médico sobre la circulación sanguínea.Programa una cita con tu médico de cabecera si crees que tienes una mala circulación en los pies. Podrías notar:
  • pies fríos o entumecidos
  • color azul pálido en los pies
  • pérdida de cabello o piel seca y resquebrajada en los pies
  • uñas de los pies que se rompen o resquebrajan con facilidad
  • pies que se duermen con facilidad
  • pies hinchados
  1. Controla el problema causante de la mala circulación.El médico examinará tus pies, hablará contigo sobre tus síntomas y te pedirá pruebas de sangre. Como muchas cosas pueden reducir la circulación en los pies, es importante que encuentres la causa de tu mala circulación. La circulación reducida puede ser ocasionada por:
  • diabetes
  • hipertensión o colesterol alto
  • enfermedad de Raynaud
  • várices
  • arteriopatía periférica
  • enfermedad cardiaca
  1. Toma medicamentos para tratar el problema causante de la mala circulación.

Trabaja con el médico para crear un plan de tratamiento específico para ti. Es probable que te receten medicamentos que mejoren el flujo sanguíneo en tus pies o trate tu problema. Por ejemplo, si padeces arteriopatía periférica, tendrás que tomar analgésicos y anticoagulantes para mejorar la circulación.

  • Si padeces neuropatía periférica, podrías tratarla con anticonvulsivantes, analgésicos y antidepresivos.
  • El tratamiento para la enfermedad de Raynaud incluye las antagonistas del calcio y los vasodilatadores que abren los vasos sanguíneos en tus pies y piernas.
  1. Haz que te examinen los pies cada vez que acudas al médico.El médico debe revisar los músculos de tus pies y hacerte pruebas de sensibilidad si has tenido una mala circulación. Hazle saber al médico si la forma de tus pies han cambiado o si has perdido sensibilidad en los pies.
  • Si sufres de diabetes o presentas problemas graves con la circulación, el médico o podólogo debe examinar tus pies cada 3 a 6 meses.

10 SIGNOS DE LA ANDROPAUSIA (LA MENOPAUSIA DE LOS HOMBRES)

¿Sabías que existe algo conocido como “la menopausia de los hombres? Pues si no lo sabía hoy aprenderás al respecto que hoy te diremos cuales son los 10 signos de la andropausia que todo hombre debe conocer.

Se trata de 10 señales que emite el cuerpo masculino y que demuestra que ellos también tienen cambios en su cuerpo debido a la edad. Aunque hay algunos síntomas parecido a la menopausia, hay muchos otros que ellos ni se imaginan. Si quiere saber de que trata la andropausia, entonces lee hasta el final.

La andropausia

O el “déficit androgénico ligado a la edad”, son un conjunto de síntomas fisiológicos relacionados con la baja producción de testosterona en los hombres, hecho que se genera desde los cuarenta y cinco años de edad. Este fenómeno biológico es afín a la menopausia en las mujeres. La andropausia interviene por fuera del contexto patológico que es lo que puede explicar la baja de la secreción androgénica.

La frecuencia, es bastante difícil de estimar, pero el peligro de andropausia se acrecienta con la edad. Por ende, podríamos resumir en que la andropausia se trata de un conjunto de manifestaciones orgánicas y mentales del hombre con relación a la baja de los niveles de testosterona.

Andropausia para los hombres, menopausia para las mujeres

Esta comparación entre andropausia y menopausia no es muy válida. La andropausia alcanza únicamente a un bajo porcentaje de los hombres y no afecta la fecundidad. Por otro lado, el declive hormonal en los hombres es parcial, progresivo y también inconstante de forma contraria a lo que ocurre con las mujeres

En los hombres, una ligera baja de la producción de testosterona se comienza desde los treinta o cuarenta años y conforme lo que los especialistas han observado, la concentración de testosterona en la sangre reduce en un 1 por ciento al año.

Este trastorno masculino se presenta con múltiples síntomas que vamos a especificar.

  • Disminución de las erecciones: Otro signo son los trastornos en las erecciones. Generalmente, la andropausia no tiene un impacto directo en la erección por el hecho de que no depende de forma directa del nivel de testosterona, si no guarda relación con la excitación del hombres.
  • Colores y sofocos: La disminución de las hormonas masculinas, en especial de la testosterona, es la que origina este síntoma.
  • Aumento del volumen de pecho: Esta condición puede asociarse a una feminización de determinadas partes del cuerpo de los hombres, por poner un ejemplo, los pechos.

Al tener menos testosterona perdemos tonicidad muscular y ganamos grasa. Ahora esta grasa puede convertirse en estrógenos, que son las hormonas femeninas y estas actúan sobre los receptores de las glándulas mamarias haciéndolas crecer.

  • Trastornos en el sueño: El desequilibrio hormonal asimismo afecta el sueño. Los hombres tienden a dormirse rápido y a despertarse rápido. Esto te hará sentir cansado y soñoliento todo el día.
  • Abdomen abultado: Muchos hombres comienzan a ganar panza tras los cincuenta años. Este cambio es percibido como algo completamente “normal”, no obstante suele ser el signo del trastorno hormonal de la andropausia.

Cuando pierden las hormonas masculinas, también pierden músculos y a su vez gana grasa que se aloja a nivel abdominal.

  • Disminución de la libido: La baja de la secreción de hormonas masculinas, influye en el deseo de los hombres. Al haber menos hormonas, el deseo reduce. Además los hombres se sienten cansados, con menos dinamismo lo cual afecta el deseo.
  • Disminución de la vello: Esta es una característica propia de la andropausia, se puede apreciar una minoración de la pilosidad sobre todo en las axilas o el pubis.
  • Disminución del volumen de los testículos: Las hormonas masculinas son segregadas por los testículos, debido a la andropausia hay una baja de esta producción. Este trastorno puede resultar molesto para el hombre y asimismo para su pareja. Esto puede afectar a nivel psicológico y a su vez producir una minoración del hambre sexual, del deseo e inclusive del placer.
  • Pérdida de dinamismo: Al tener menos testosterona, los hombres se sienten cansados incluso cuando acaban de despertarse, además tienen menos energía, menos ganas y lo que es peor, estos síntomas no desaparecen.
  • Dolores articulares: Los dolores de espalda, de rodillas, de codos, de manos, de hombro. Aparecen con la disminución hormonal y se hace sentir rápidamente.

Pueden empezar de forma leve e incrementar.

Sin embargo los síntomas no son únicamente físicos, hay otros que son menos obvios:

  • Pérdida de confianza en sí.
  • Falta de razones para vivir.
  • Sentimientos de soledad, de falta de cariño y miedo a no ser amado.
  • Ausencia o bien complejidad de concentración.
  • Preocupación por los progenitores que avejentan.
  • Irritabilidad, irresolución, ansiedad y temores.
  • Depresión y también introversión.
  • Preocupaciones a nivel profesional.
  • Añoranza por “lo que no fue”.
  • Obsesión por la muerte.

¿De qué manera reducir los síntomas de la andropausia?

Alimentación saludable y ciertos cambios de hábito pueden influir de forma positiva sobre los síntomas de la andropausia. Estos son algunos consejos:

  1. Un buen descanso: Es esencial dormir bien. Si nota que tiene contrariedades para conciliar el sueño, busque opciones alternativas naturales o bien consulte con un profesional para solventar este inconveniente.
  2. Complementos alimenticios: Algunos son en forma de cápsulas a base de hierbas y sirven para elevar los niveles de testosterona.
  3. Aumenta el consumo de fibras: Están las fibras solubles y las insolubles. Ambas tienen efectos beneficiosos sobre la salud. Las fibras solubles reduce las tasas de colesterol aparte de estabilizar los niveles de azúcar en la sangre.

Fuentes de fibra insoluble: frutas frescas, leguminosas, vegetales, granos enteros, frutos secos.

Fuentes de fibra soluble: harina gruesa, avena, salvado de avena, pan de salvado de avena, quinua, pan de centeno, cebada, nabo, espárragos, brócoli, repollitos de Bruselas, chauchas (ejote), cebollas, batatas (papa dulce), damasco, mango, naranja, pomelo, durazno, pera y manzana.

  1. Alimentación: Mantén una nutrición equilibrada, sana y orgánica. Dale prioridad a los comestibles ricos en elementos nutritivos como el cinc, el Omega 3, la vitamina liposoluble de tipo D y el calcio.

Reduzca los dulces o las cosas muy saladas, la cafeína y el exceso de grasa ya que esto daña la producción de hormonas.

  1. Reduzca el alcohol y el cigarrillo: El alcohol reduce los niveles de testosterona en la sangre lo que va a tener efectos negativos en la libido y en la función eréctil. El tabaco es del mismo modo malo para la circulación de la sangre y para la testosterona libre.
  2. Evite el agobio y tome sol: El agobio libera cortisol, algo que reduce la producción de testosterona. Si acostumbra a agobiarse con sencillez, busque formas de relajarse a través de ejercicios de respiración o bien meditación.

Trata de pasar tiempo al aire libre y póngase al sol en horarios apropiados. Este es buen antídoto natural para acrecentar su testosterona.

  1. Realice actividad física: La práctica de una actividad física intensa de por lo menos 30 minutos al día libera testosterona. De tal modo se aconseja mantenerse activo y practicar algún deporte usando todos los músculos del cuerpo.

Este suele ser un momento difícil para los hombre y son pocos los que se animan a charlar de lo que les preocupa. Si te resulto de utilidad esta información. Compártela con tu familia y tus amigos.

Aprendamos a estimular nuestro metabolismo.

Recuerda que no todas las dietas son similares para todas las personas porque cada persona posee en metabolismo distinto en su organismo.

Come menos, pero más frecuentemente.

En lugar de tres veces al día, come cinco veces al día: Desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena. Por ningún motivo omitas alguna. . No alternes períodos de ayuno con comidas abundantes. . Come despacio, disfruta tu comida con bocados pequeños, masticando muy bien los alimentos y haciendo pausas entre bocado y bocado, para darle tiempo a que tu tráquea pase bien los alimentos hasta el estómago y no tengas que estar empujando un bocado con otro como lo hacemos cuando comemos con mucha prisa, eso es anti-digestivo y estás forzando la tráquea. .

Elige alimentos con poca grasa, prefiriendo los de origen vegetal para digestión más rápida, las grasas animales tardan un poco más en digerirse y se adhieren a las paredes intestinales, son más ricas de sabor, pero más densas y difíciles de digerir.

Además de llevar una alimentación balanceada, es necesario realizar una rutina de ejercicio diario, para ayudar a quemar la grasa. Aprendamos a estimular nuestro metabolismo, perder peso y combatir los molestos estreñimientos.

Te evitas problemas hormonales, osteoartritis, cánceres, colesterol malo, disfunciones respiratorias, cálculos en la vesícula, acumulaciones de ácido úrico y hasta depresiones de ansiedad cuando las mujeres nos acercamos al período de la pre-menopausia.

El amor es puro, sincero, y dicen que hasta “ciego”

A veces esa ceguera nos impide ver aspectos de nuestra pareja hasta que ya es demasiado tarde.

Muchas veces no nos percatamos de que estamos siendo utilizadas. En realidad, tanto hombres como mujeres son utilizados a diario, haciéndoles creer que son amados, para lograr un fin mayor.

La atracción hacia el sexo opuesto suele empezar desde muy temprano en nuestra adolescencia; hombres y mujeres nos enfrentamos al desafío de conocer gente de diferentes formas de pensar y de actuar, entramos a una etapa de cortejo, de elegir quienes serán nuestros amigos y eventualmente elegir quien será la pareja que nos acompañará por el resto de nuestra vida.

Mucha gente utiliza a otras para conseguir lo que quieren.

La mayoría de veces son los hombres, los que son acusados de ser los que siempre manipulan a las mujeres, sin embargo sabemos que hay también mujeres manipuladoras a las que no les importa llegar a algunos extremos para conseguir lo que quieren de un hombre. Son muchas las formas en las que una persona puede utilizar a otra para su beneficio personal mientras pretende que es por amor. Es fácil encontrar personas inocentes que creyéndose amadas llegan a ser víctimas del engaño, la burla y hasta la vergüenza.

El humano ha sido dotado de un sexto sentido, y es el sentido común.

Sigamos nuestros instintos y alejémonos de las relaciones que eventualmente sólo nos acabarán dejando el dolor, la rabia y hasta la vergüenza de haber sido utilizadas.