Si te sientes repitiendo la historia, es porque dejaste algo pendiente en el pasado

0
89

Muchas veces nos preguntamos ¿qué hago aquí nuevamente? ¿por qué estoy repitiendo la historia? ¿por qué vuelve a pasarme lo mismo?.. Algunas veces repetimos constantemente el mismo error, no cerramos ciclos o simplemente volvemos a vivir una y otra vez historias que creemos ya terminadas ¿qué ocurre?

La vida puede colocarnos una y otra vez en la misma circunstancia, frente a las mismas personas y en el mismo escenario, entonces toca comenzar a preguntarnos ¿qué es lo que no hemos aprendido? ¿qué es aquello que la vida nos presenta que necesitamos aprender y no hemos logrado percibir?.. o también puede ser de otra manera, ¿qué es aquello que debemos enseñar y no hemos podido trasmitir, lo cual no nos ha dejado pasar esa página y cerrar esa etapa de nuestra vida?

sufrir

La vida nos lleva por muchos caminos y nos coloca en muchos escenarios, de esta manera vamos aprendiendo, a través de las experiencias, de las vivencias, de los criterios en base a los cuales tomamos decisiones, sin embargo, existen puntos de nuestra vida que nos resultan bastante difícil superar y dejar atrás y aún queriendo no logramos desapegarnos por diversos motivos, lo que nos ocasiona sufrimiento, pues no podemos encontrar la serenidad enfrentando situaciones que no deseamos.

El caso es que debemos detenernos a observar qué no hemos percibido de esa situación que enfrentamos, qué no hemos aprendido, qué no hemos enseñado y debemos tener en cuenta, pues nada de lo que se nos presenta en la vida, pasa por casualidad, todo ocurre por causalidad y debemos tomarnos el tiempo pertinente para apreciar lo que la vida nos muestra y la oportunidad que nos brinda de transmitir alguna enseñanza, pues no en vano debemos recorrer los caminos en los que la vida nos coloca, especialmente si son situaciones ya vividas y caminos ya recorridos.

apegos

Las personas que se cruzan en nuestro camino, representan oportunidades de crecer, las relaciones que establecemos durante nuestra existencia, nos enseñan a crecer, a progresar y a ser mejores personas, desarrollan nuestra paciencia, nuestra esperanza, nos causan dolor y sufrimiento, pero su paso por nuestra vida no es en vano, si las volvemos a conseguir en nuestro camino, es menester revisar nuestras emociones y sentimientos, retomar las situaciones que enfrentamos y aquellos que dejamos, pues de alguna manera quedan deudas que saldar.

No podemos vivir reprochando constantemente las consecuencias de nuestras propias decisiones, por el contrario, tener la entereza, voluntad y fortaleza de enfrentar lo que se cruza en nuestro camino, nos hace grandes, nos hace fuertes y nos hace madurar y dar paso a la sabiduría en nuestra vida.

aprender

Todo ocurre en el momento y en el lugar preciso, todo obedece a la manera en la cual fluyen o se estancan las cosas en nuestra vida, y no existe nada que realmente no podamos superar, solo debemos tener la certeza de que podemos y tenemos la capacidad de seguir adelante.

La sabiduría radica en el poder identificar lo que está ocurriendo en nuestra propia vida y en la situación que se nos está repitiendo, bien sea un hecho o una persona, los sentimientos nos ayudarán a descifrar aquello que no hemos entendido, consta de ser honestos con nosotros mismos, pues dependerá de la apertura que tengamos frente a lo que vivimos, que podremos develar lo que ocurre tras esa experiencia.

Este artículo fue realizado gracias a RINCON DEL TIBET. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés, sigue explorando el sitio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here