Los padres deben entender que no se divorcian de los hijos

0
304

Triste es la vida para un niño, no por el divorcio en si mismo, que de por si ya representa una seria situación para el niño, sino por las consecuencias de tener que divorciarse de su padre o madre, cuando esto no es algo que debería ni contemplarse, sin embargo, hoy día es el factor común de los procesos de divorcio.

lágrimas

Observamos a muchos niños pasando por orientación especializada, para lograr superar la separación de sus padres, pero el factor clave, que parte de la concientización por parte de sus padres, de la unificación que debe permanecer con los hijos, se olvida de forma rápida e irresponsable, de alguna manera es mejor dejar que el psicólogo se ocupe del niño.

Lamentablemente, los padres no se dan cuenta de que el divorcio, la ruptura marital, la separación  que ocurre es de la pareja, los hijos no tienen que atravesar añadiduras a la situación que deberán superar, no deben entender que ya no hay amor, simplemente, para ellos debe existir una condición especial, de que se encuentran frente a una realidad que no va a afectarlos, que no va a disminuir la relación y el acercamiento, mucho menos el amor, que sus padres le profesan.

niñezEs duro y difícil para un niño, tener que superar un divorcio, papá y mamá ya no están juntos, ¿ya no se aman? ¿Será por mí?… Miles de dudas atraviesan su mente, la culpa y la impotencia se hacen presentes y son muy pequeños para lidiar con estas emociones…

Padres, no sumen tristezas a sus hijos si atraviesan un divorcio, procuren estar más presente que nunca para ellos, amarlos, pero especialmente demostrárselos, ellos no necesitan ser víctimas de nuestras inmadureces, resentimientos y situaciones individuales, no deben arrastrar los motivos por los cuales los seres que de seguro más ha amado en su corta vida, ya no estarán al mismo tiempo para el, ni bajo el mismo techo y quizás en tiempos bastante cortos cada uno.

sufrimiento

Los padres debemos reflexionar, sobre el hecho del divorcio y el sufrimiento de nuestros hijos, seamos sensatos y no olvidemos que la responsabilidad con nuestros hijos no termina, no sumemos frustración a sus vidas pues tarde o temprano seremos juzgados, no pretendamos tomar venganza de nuestra pareja a través de los hijos, no suplantemos a nuestros hijos por nuevas familias, conservemos siempre su lugar…no dejemos de ser padres para convertirnos en “ex”…

Si es menester terminar la relación con tu pareja, aprende a separar a tus hijos de esa situación y a entender que requieren más amor que nunca.

Este artículo fue realizado gracias a RINCON DEL TIBET. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés, sigue explorando el sitio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here