Los vinculos entre los padres y el adolescente nunca debe romperse.

0
6

Las primeras identificaciones del adolescente son con sus padres.

Para vincularse con sus pares adoptarán la misma forma que tienen sus progenitores para  vincularse ellos con otros.

Si los vínculos que establecieron los padres con sus propios pares fueron débiles, pobres o nulos, para los hijos el tránsito por la experiencia de grupo será igual que incursionar sobre terreno desconocido; por lo que tenderá a adoptar el ejemplo de los ámbitos del entretenimiento y la diversión que son los que les ofrecen propuestas alternativas.

Como influye la tecnología.

La tecnología está reemplazando los espacios de participación personalizada que son los que permiten que un joven se sienta aceptado y valorado por ser quien es. El sentimiento de pertenencia a un grupo o a una institución hace que un adolescente fortalezca su identidad y lo ayude a alcanzar su madures.

La adolescencia es un proceso de cambio que necesita vivirse acompañado, estar presente para ser escuchado y aventurarse a crear alternativas propias. El adolescente con poca predisposición para el deporte, puede tener aptitudes para el teatro, el arte, la investigación, la ciencia, la solidaridad o la literatura. La cuestión es sentirse de algún modo protagonista, encontrar su lugar en el mundo.

Es importante saber que solamente las personas que tienen la oportunidad de practicar sus cualidades sociales son las que podrán desarrollar más y mejor su potencial humano. Los padres tienen que aprender a ser aliados de sus hijos porque tienen la experiencia necesaria de vida y pueden ayudarlos con eficacia a desarrollarse plenamente.

Pero esto no es fácil, porque la relación entre padres e hijos adolescentes suele ser tormentosa y los jóvenes viven el interés de sus padres como una intromisión a su libertad que les resulta inadmisible. Los adolescentes necesitan encontrar su propia forma de conducir sus vidas y por eso rechazan la ayuda que les brindan sus padres.

Frente a esta situación pueden ocurrir dos cosas, que los padres se alejen por completo de sus hijos o que traten de forzarlos a seguir sus consejos.

Los adolescentes no necesitan consejos porque todo lo que tenían que aprender de sus padres ya lo saben, lo que más necesitan es que ellos sean sus aliados para poder enfrentar los muchos desafíos que les esperan, para sentir que no están solos, para tener presente su confianza y sentirse más seguros, para así llegar a pensar, sentir y desear por sí mismos. Esta alianza entre padres e hijos es la que les permite tomar conciencia de cuál es la tarea que debe realizar cada uno.

Compartir
Artículo anteriorLos transtornos de personalidad.
Artículo siguiente¿Como duermes con tu pareja? así sabrás como está la relación entre ustedes.
Madre y esposa. Me considero una mujer con metas por lograr un mundo diferente, Me desarrollo como analista , programadora, expresando mis mejores experiencias a través de la tecnología. Me apasiona los temas de superación en todos sus campos y a la vez me he dedicado al deporte como instructora de aerobicos, ahora sigo rutinas de X-BOX, para mantener mi cuerpo y mente sana..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here