Tener un hijo no significa sobreprotegerlo, error que muchos padres no entienden.

0
126

Un error muy común en muchos padres, sean primerizos o no, es la sobre protección, ya que confunden el cuidado con la invasión, se auto engañan diciendo que no quieren que pasen lo mismo que nosotros o probablemente tenemos miedo a que cometan errores que cometimos en el pasado.

Al estar siempre al pendiente de sus acciones es formar personas débiles, flojas, inseguras e incapaces de afrontar los problemas de la vida real, con lo que provocaremos que no tengan aficiones, metas o sueños que cumplir, pues sus padres todo deciden por ellos y les dicen que o no hacer.

La sobre protección también es conocida como niño centrismo (mimar a los hijos en extremo) o por lo contrario les haremos creer que son torpes, incapaces, tontos o inútiles y lo van a creer toda su vida.

Dar amor en la paternidad no debe confundirse con ser un salvavidas permanente.

Los padres de familia siguen preocupados porque no cuentan con todo el tiempo que quisieran para criar y atender a sus hijos. Sin embargo, los especialistas creen que los niños están sufriendo un exceso de atención, es decir, que estamos ante una generación dehijos sobreprotegidos y esto puede generar una problemática importante en su personalidad y en su falta de carácter como adultos.

Métodos de crianza extremos.

Hoy vemos adultos que parecen seguir con sus hijos, viven cansados y sin tiempo para ellos mismos creyendo que su deber es correr asatisfacer cualquier caprichoque se les ocurra a los pequeños. La paternidad es un camino que se transforma con el cambio en las necesidades de los niños y de los padres. Es un reto que debe asumirse con el suficiente bienestar individual que evite que en el ambiente se respire la frustración de papá o mamá. El método de crianza ideal es el que se encuentra en un punto de equilibrio en el que no hay lugar a extremos inútiles como la sobreprotección o la desatención.

También es indispensable que el camino que se elija esté lleno de coherencia y consistencia. Las malas conductas no cambian si los padres dicen algo y no lo hacen cumplir, tampoco si se contradicen entre ellos, si resuelven todo por los niños en vez de guiar y observar, o si se dan por vencidos ante sus emociones. En casos de conductas como pataletas, por ejemplo, no sirve ni gritar ni dejarlo hacer lo que quiera, ser padre es intentar hacer presencia de manera objetiva y calmada.Es responsabilidad de los padres tener reglas en casa, establecer los horarios de sus hijos y ser figuras que inspiren respeto. No ser asfixiantes y no permitirles cometer errores.

Compartir
Artículo anterior¿Cuál es el mejor metodo anticonceptivo para cuando se ha decidido no tener más hijos?
Artículo siguienteLa piel de tus axilas bellas y saludables.
Madre y esposa. Me considero una mujer con metas por lograr un mundo diferente, Me desarrollo como analista , programadora, expresando mis mejores experiencias a través de la tecnología. Me apasiona los temas de superación en todos sus campos y a la vez me he dedicado al deporte como instructora de aerobicos, ahora sigo rutinas de X-BOX, para mantener mi cuerpo y mente sana..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here