A quien se siente bien, le va bien

0
246

Si nos fijamos en el título de esta entrada podemos tomar el tip que nos ofrece, si nos sentimos bien, nos va bien… No se origina al contrario, no es si nos va bien, nos sentimos bien, que es lo que tendemos a pensar.

Luego, como si fuésemos niños pequeños adquiriendo una lección: –¿qué tenemos que hacer para que nos vaya bien? -SENTIRNOS BIEN, y muchos dirán pero esto no es posible así por así y vale la pena convencernos de que sí lo es.

Siempre estamos a un solo pensamiento de mejorar el cómo nos sentimos (también de empeorarlo), pero si actuamos inteligentemente, lo que debemos hacer es practicar, hasta hacerlo habitual, el procurar sentirnos mejor ante cualquier circunstancia.

reir

Podemos comenzar sintiéndonos tan solo un poco mejor, ya esto ayuda. Si estamos resistentes a cambiar de pensamientos o los negativos se han vuelto recurrentes, tenemos la opción de ayudarnos con recursos externos, podemos llamar a alguien que normalmente nos sube el ánimo, podemos escuchar alguna música que nos agrade, evitemos la que nos haga sentir emociones negativas, podemos salir a caminar, podemos hacer alguna actividad que nos distraiga y nos haga exteriorizar nuestra creatividad, como pintar, reorganizar, etc. Cualquier recurso es válido si nos hace sentir así sea un tanto mejor.

Todos nosotros tenemos un sistema guía, que está asociado a nuestras emociones, ellas no son otra cosa que la manera en la cual está reaccionando nuestro cuerpo a lo que está predominando en nuestra mente. Si nuestros pensamientos son negativos, normalmente experimentaremos emociones negativas: miedo, rabia, tristeza, resentimiento, angustia, etc… De la misma manera si nuestros pensamientos son positivos experimentaremos emociones positivas: alegría, confianza, tranquilidad, paz, pasión, etc.

Pero esto no es casual, esto es un sistema de alarma natural, pero que por lo general dejamos sonar y sonar sin hacer mucho al respecto. Las emociones están allí para llamar nuestra atención y esto es una gran ayuda cuando queremos sentirnos bien, si sentimos que estamos experimentando emociones negativas, debemos pausar lo que estemos pensando y cambiar el enfoque, pensar en algo más, dirigir nuestra atención en algo distinto y esto cuando dominamos la técnica, se vuelve una herramienta extremadamente útil y poderosa.

emociones

Estar atentos a nuestro sistema de referencia emocional es como tener un asistente que nos diga: Hey, estás pensando de manera inconveniente para ti, cambia el enfoque. Pensemos que siempre estamos creando a través de nuestros pensamientos y que si experimentamos emociones negativas, esto solo nos está indicando que estamos creando cosas que no nos agradarán… Luego, ¿qué queremos crear?, ¿desde dónde queremos hacerlo? No es casualidad que a quienes se sienten bien, les vaya bien, están creando desde el bienestar, más de lo que sí quieren en sus vidas y no lo contrario. Así que dispongámonos a crear positivamente.

Este artículo fue realizado gracias a RINCON DEL TIBET. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés, sigue explorando el sitio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here