Cuando te miras al espejo y ves que tu aspecto no te gusta, ¿ intentas cambiar el reflejo?

0
24

La Tierra es un lugar prodigioso para aprender, donde constantemente te están dando una oportunidad para que te observes en un espejo. Toda persona y situación de tu vida es un reflejo de un aspecto tuyo. Como es dentro, así es afuera.

Cuando hay algo en tu vida que no te gusta puedes, por supuesto, invertir tiempo y energía intentando arreglar o cambiar a la otra persona. Si haces esto estarás intentando cambiar el reflejo. Es una forma de negación.

A quienes quieren cambiar su reflejo se les llama “rescatadores”.

Prefieren pasar el tiempo cambiando el reflejo que trabajando con ellas mismas. Cuando comprendas esta Ley, nunca más volverás a intentar que otra persona sea diferente para que tú te sientas cómodo. Observarás lo exterior y cambiarás tu interior.
Esas personas que te rodean y que no te gustan te están mostrando aspectos de ti mismo con los cuales no te sientes a gusto. Si tienes un amigo que parece ser muy insensible, pregúntate que parte de tu corazón está endurecida. Si tu hijo se muestra hostil, mira hacia tu interior y encuentra tu propia irritación.

Cuanto más te moleste una característica de una persona, más está en tu alma intentando atraer un reflejo a tu atención.

Todas las personas que realmente te gustan están reflejando aspectos de ti mismo con los que te sientes cómodo. Piensa en alguien que te guste, respetes o admires. Piensa en las cualidades que te gustan de él. Esas cualidades están presentes en cierto grado en tu interior. El espejo mágico del Universo te está mostrando una parte hermosa de ti con la que puede que no estés conectado. Practica esas cualidades para afianzarlas y mas personas con esas características entrarán en tu vida.

Sea lo que sea que llega a tu vida, mírate en su espejo y examina lo que tiene para enseñarte. Una vez comprendemos esto podremos aumentar nuestro crecimiento espiritual observando lo que la vida nos está diciendo.
Hay dos formas de interpretar lo que vemos en un espejo. Una es pensar que estás viendo un reflejo. La otra es pensar que estás viendo un aspecto que has atraído hacia ti. Para detectar una proyección, habla sobre la persona o la situación, se consciente de cómo te hace sentir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here