El cáncer y los tumores son el resultado de la reproducción celular alterada, excesiva e invasiva.

0
478

El cáncer y los tumores, ya sean benignos a malignos, son una afección que puede tratarse con alternativas naturales, ya sea en combinación con otros tratamientos o incluso medicamentos, pues la medicina natural no interfiere en ninguna otra alternativa médica del cáncer y puede sin duda apoyar de formas positivas al paciente  en su proceso de curación.

El cáncer es la segunda causa de mortalidad clínica en los países desarrollados.

Hasta el consumo de alimentos potencialmente tóxicos y dañinos, como es el caso del cáncer de colón, en donde en más del 90% de los casos son consecuencia de hábitos alimentarios inapropiados.

La acción preventiva y curativa de los alimentos se ha demostrado frente a infinidad de enfermedades mediante dietas específicas, incluso el mismo cáncer puede reaccionar menguando positivamente ante una dieta efectiva, la cual puede ayudar a prevenir estados caquécticos y curando a profundidad el cáncer.

Entre los alimentos antitumorales y con propiedades curativas poderosas se recomiendan Los siguientes. 

El ajo.

Sus potentes propiedades curativas lo convierten en uno de los alimentos más beneficiosos para tratar la mayoría de las enfermedades. Entre su larga lista de bondades, es un excelente microbicida, desinfectante, descongestionante y tonificador de la glándula pituitaria, es eficaz en la secreción gástrica y rico en hierro, usado para combatir el veneno de la picadura de insecto, es vasodilatador, es un excelente regenerador y regulador de las funciones de la célula. Todas estas propiedades pueden ayudar a la cura y prevención del cáncer. Para que sus efectos curativos sean aprovechados al máximo, de debe tomar un diente de ajo (si es muy grande la mitad o un cuarto, para no saturar al hígado) en ayunas, con medio vaso de agua tibia.

La guanábana.

Es el fruto dulce de un árbol de hoja perenne, de cáscara verde y muy delicada y delgada, cubierta por espinas. Su pulpa es blanca, muy jugosa y carnosa, con semillas oscuras encajadas en su carne. S le ha  reconocido últimamente a esta fruta por tener propiedades potentes para combatir el cáncer.  Recientemente se ha encontrado que la guanábana posee  anona cina, un compuesto que puede tener efectos anticancerígenos (estos estudios sólo han sido probados en animales, aún no en humanos), inhibiendo el crecimiento de las células cancerígenas y del tumor.

Los cereales.

La falta de fibra en el cuerpo provoca una larga lista de padecimientos. Incluir o sustituir cereales integrales como el amaranto, la avena, el trigo, el maíz, etc., en la dieta, puede ayudar reducir considerablemente el cáncer de colón. Se deben evitar los cereales refinados, panadería blanca y azucarada que obstruye el buen funcionamiento del cuerpo.

El aceite.

Este aceite contiene tirosol, un fenol simple que ha sido probado para evitar el crecimiento tumoral en animales con cáncer de mama.  Además, el aceite de oliva virgen extra (o prensado en frio) en la dieta previene la alteración de los niveles de hormonas esteroideas provocada por el cáncer de mama.

Las frutas.

Son extraordinarias depurativas del cuerpo, además de que contienen muchos compuestos curativos y benéficos si se les sabe aprovechar con inteligencia. El  Homeópata Julio Quiroz, para curar a sus pacientes de tumores y cáncer, recetaba a sus pacientes escoger una fruta nada más y comerla a demanda del cuerpo durante 4 días seguidos, sin comer absolutamente nada más sino 2 litros de agua pura. Los pacientes que seguían la dieta tenían resultados realmente asombrosos.

La uña de gato.

Se emplea con gran eficacia para combatir tumores y cáncer, o cualquier “bulto” o protuberancia. Tiene efectivas propiedades estimulantes del sistema inmune, y tiene la capacidad de aumentar considerablemente la actividad de los macrófagos, células nuestras capaces de devorar elementos extraños, incluyendo células anormales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here