Estas son las vitaminas que necesitan las mujeres para mantenerse lindas y radiantes.

0
68

Una buena forma de usar los suplementos es más que nada para completar lo que falta en nuestras dietas e incluso proteger contra las enfermedades.  ¿cuáles son las mejores vitaminas para las mujeres? Con esta guía completa. Explica qué nutrientes deben tomar las mujeres todos los días en base a la investigación más reciente sobre seguridad y eficacia, qué formas se absorben mejor y las dosis óptimas. También hemos incluido una sección sobre suplementos que no son para uso diario pero que es posible que desee tomar ocasionalmente para tratar diversas afecciones, como la artritis o la disminución de la energía (mientras que estas se consideran las mejores vitaminas para las mujeres en general, consulte a médico antes de probar estos o cualquier suplemento si toma medicamentos recetados).

Vitamina D

Por qué lo necesita: Fortalece los huesos y ayuda a prevenir la osteoporosis. Puede reducir el riesgo de cáncer de colon, esclerosis múltiple y artritis reumatoide. Puede proteger la visión y frenar los síntomas del síndrome premenstrual.

¿Quién lo puede tomar? De 19 a 50 años y embarazada o amamantando, 200 UI; 51 a 70, 400 IU; más de 70, 600 a 800 IU.

Busque: Vitamina D o colecalciferol.

Fuentes de alimentos: leche, jugo, leche de soya y cereales (solo fortificados); salmón; sardinas; y yemas de huevo

Vitamina E

Por qué lo necesitas: es un antioxidante. Contrarresta el daño del ADN que envejece las células. Puede ayudar a prevenir enfermedades cardíacas, cáncer, pérdida de memoria y cataratas. Aumenta la inmunidad

¿Quién lo puede tomar? 30 IU. Las dosis de hasta 400 UI son seguras y posiblemente beneficiosas.

Busque: D-alfa tocoferilo (vitamina E “natural”), que se utiliza mejor que el tocoferilo dl-alfa sintético.

Fuentes de alimentos: germen de trigo, aceite de cártamo, la mayoría de los frutos secos (almendras, avellanas, cacahuetes) y espinacas.

Vitamina K

Por qué lo necesita: ayuda a la coagulación de la sangre, aumenta los huesos y puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Busque: Vitamina K, vitamina K1 o filoquinona.

Fuentes de alimentos: verduras de hoja verde.

Ácido fólico

Por qué lo necesita: respalda el crecimiento celular normal y previene la anemia y los defectos de nacimiento. Puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, presión arterial alta, parto prematuro, pérdida de memoria, enfermedad de Alzheimer, depresión y cáncer.

¿Quién lo puede tomar? 400 mcg. Las mujeres embarazadas necesitan 600 mcg; madres lactantes, 500 mcg. No tome más de 1,000 mcg sin la aprobación del médico.

Busque: ácido fólico.

Fuente de alimentos: verduras de hoja verde, jugo de naranja, germen de trigo, frijoles secos cocidos y granos fortificados

Vitamina B6

Por qué lo necesita: ayuda a producir hormonas y químicos cerebrales. Fortalece la inmunidad Puede reducir el riesgo de pérdida de memoria, enfermedades del corazón, depresión y náuseas matutinas durante el embarazo.

Busque: Vitamina B6 o clorhidrato de piridoxina.

Fuentes de alimentos: pollo, pescado, carne roja extraleana, aguacates, papas, plátanos, granos integrales, frijoles secos cocidos, nueces y semillas.

Vitamina B12

Por qué lo necesita: ayuda a prevenir enfermedades cardíacas, pérdida de memoria, anemia y depresión . Mantiene la función nerviosa y cerebral.

¿Cómo tomar? 2.4 mcg; embarazada, 2.6 mcg; lactancia materna, 2.8 mcg.

Busque: Vitamina B12, cianocobalamina o cobalamina.

Fuentes de alimentos: carnes rojas, aves de corral, mariscos, huevos, leche y leche de soja Extralean.

Calcio

Por qué lo necesita: Reduce el riesgo de osteoporosis , presión arterial alta y posiblemente cáncer de colon. Ayuda en la coagulación de la sangre, la contracción muscular y la transmisión nerviosa. Puede reducir los síntomas del síndrome premenstrual y ayudar a perder peso. Puede necesitar tomarlo como un suplemento por separado.

¿Quién la puede tomar? De 19 a 50 años y mujeres embarazadas o lactantes, 1,000 mg; más de 50, 1,200 mg.

Fuentes de alimentos: Productos lácteos bajos en grasa, jugos y leche de soya (fortificados solamente), sardinas, tofu, vegetales de hoja verde, y frijoles y guisantes secos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here