La falta de ánimo nos lleva a la depresión

0
51

¿Qué es la depresión?

La depresión es un estado emocional donde la persona presenta síntomas como un ánimo bajo, apatía, desgano, síntomas físicos como cansancio, dolores que aparecen en el cuerpo sin causa aparente, irritabilidad, sueño en horas del día, hay una sensación constante de que la vida no tiene sentido o rumbo, por lo que se sienten vacías.

¿Qué causa la depresión?

Resumiendo, podemos decir que la depresión es, a final de cuentas, enojo guardado, contenido o maquillado. El enojo es una emoción muy interesante y profunda, es una de las emociones que tiene más mensajes para nosotros pero la mas juzgada e incomprendida, nos dicen desde pequeños: No te enojes”, “No grites”, “No pegues” “No seas así…, etc. Así que lo que aprendimos es a juzgar lo que sentimos, cuando de grandes nos irritamos o enfadamos, una de las primeras respuestas es tratar de controlar o frustrar esta emoción, claro muchas personas la guardan, la tratan de maquillar o la suprimen intentando negarla para no provocar caos o desarmonía en su entorno. Este tipo de reacción ante el enojo provoca que esa energía se vaya acumulando en nuestro sistema de energía o cuerpo, y se vaya almacenando hasta que un dia, digamos “pesa”.

¿Qué es lo que “pesa”?

Todo eso que no nos atrevemos a decir, a reconocer, a llorar, a gritar. Pesa la agresión y violencia que no ha sido puesta en flujo, y la traemos cargando, el enojo guardado puede llegar a pesar hasta el punto de hacernos sentir infelices y poco realizados, incluso culpables o muy violentos con nosotros o con los demás, guardar la violencia y la agresión realmente solo sirve para sentir que no podemos fluir, por lo que esto se va reflejando poco a poco en depresión.

La depresión tiene una frase clave: “Siento que no puedo fluir a lo que más quiero o necesito”.

La depresión es una especie de estrés que se va acumulando en el cuerpo al punto de hacernos sentir muy pesados. Es como estar luchando diariamente con un rio que va en contra corriente: no puedo ser ni expresar mis verdaderos sentimientos.

Transformando la depresión

Si sufres de depresión o desgano constante es que sin duda sientes que algo o alguien no te permite fluir hacia donde quieres o te gustaría, te sientes atrapado en una circunstancia de vida que no deseas, ese “algo” o “Alguien” que no te permite fluir no solo puede ser una persona, sino una deuda, un compromiso, un “deber” (como cuidar a alguien enfermo), el qué dirán las personas, el dinero porque no puedes darte una escuela, un gusto, etc, claro hay muchas cosas o circunstancias que pueden hacerte sentir que no puedes fluir.

Si te levantas diariamente a vivir en una vida que no te gusta, que te atrapa en lo que no quieres, entonces serás fácil presa de la depresión y algo en ti dirá “¿Para qué me levanto hoy?” “Por qué tengo que hacer esto y lo otro?” “¿Por qué a mí me toca pasar por esto?” “Para que esfrozarme si nunca lo obtendré”, etc.

Empieza hoy una cura

Si en verdad ya no deseas sentirte con depresión, sabe que tu cabeza puede generar la química necesaria para curarte y darte las sustancias necesarias para que te sientas animada, renovada y con nuevos sentidos en tu vida. No recurras a pastillas o medicamentos de forma rápida: estos pueden hacerte sentir mejor un rato, pero no curaran tu corazón ni tu vida, la mejor forma de combatir la depresión es hacer una cura de 60 segundos, cada hora.

Cura de 60 segundos

Tienes que caminar en un parque, en una calle, en tu casa o alrededor de tu escritorio durante 60 segundos. Y, mientras caminas, debes respirar profundo y decirte en tu mente:

A partir de este momento, yo puedo influir en mis decisiones y en mi realidad, y puedo empezar a crearme la vida que quiero. En este momento renuncio a la idea de seguir esperando de los demás, y todo eso que he esperado y espero de allá afuera o de alguien, me lo aprenderé a dar yo misma,  o yo mismo, porque esa es mi misión de vida, aprenderme a dar todo lo que pido o espero no importa lo que sienta mi cuerpo, lo que importa es lo que quiero que yo sienta. Quiero en verdad dejar de ser la víctima de (mi trabajo, mi pareja, mi situación económica, de mi mismo, etc.) y empezar a ser la creadora de mis circunstancias.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here