Los celos injustificados podrían atraer a una ruptura definitiva.

0
26

Lo cierto es que sea cual sea su origen y si el miedo a perder al ser amado es justificado o no, los celos pueden llevar al desarrollo de relaciones amorosas tormentosas y emocionalmente destructivas.

Existe la idea generalizada de que los celos son románticos que los padecen quienes aman de verdad. Es una idealización irreal. El nivel de sufrimiento tanto de quien sufre de celos como de la otra persona es altísimo. Los celos son capaces de empujar a la persona que los sufre a realizar actos destructivos como la manipulación emocional o psicológica.

Un perfil psicológico propio de una personalidad insegura.

Los celos son capaces de empujar a la persona que los sufre a realizar actos destructivos como la manipulación emocional o psicológica por ejemplo, o incluso llegar a la violencia verbal o física. Por ello debemos de dejar de pensar en los celos como una emoción inocente propia del amor.

Sentir de una manera leve celos no implica que se padezca celos patológicos. Lo que definirían estos últimos es el hecho de no poder controlarlos ni gestionarlos emocionalmente. Cuando los celos merman tu juicio, afectando a tu vida y tus relaciones es cuando encontramos los temidos celos enfermizos ó patológicos .

Necesitan controlar todo su entorno, así como sus relaciones sentimentales y personales.

Tienen un fuerte sentido de la propiedad, les proporcionan cierta estabilidad emocional el hecho de sentir que poseen algo que es sólo para ellos/as, por ese motivo suelen referirse a su pareja como “mi marido” o “mi mujer” en vez de por simplemente su nombre. Se asfixian de igual modo la relación sentimental que les une, que al final consiguen aquello que temen: la ruptura sentimental.

Eres una persona única, con tus propias vivencias, emociones y experiencias, que te unas a otra persona sentimentalmente no significa que debas sacrificar tu individualidad, debes estableces tus límites personales, es decir, dejar claro que es lo que quieres y lo que no dentro de la pareja con tal de que los celos y la manipulación emocional que surgen de ellos no se  establezcan dentro de la relación con tu pareja.

No puedes controlar lo que hace tu pareja. Cada uno toma tus decisiones. Por ello céntrate en tu modo de actuar, y en cómo te sientes, porque intentar averiguar que hace y que siente tu pareja en cada momento es imposible y sólo te causará desconfianza y malestar. Debes respetar la libertad, la intimidad y el espacio de tu pareja. Si intentas controlarle le asfixiarás e irás minando la salud de la relación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here