Los desórdenes de personalidad

Un desorden de personalidad incluye aspectos del ser humano tales como el pensamiento, el comportamiento y el humor que afectan su comunicación o relación con el resto de los individuos que lo rodean, Los rasgos de la personalidad pueden ser extremadamente inflexibles y eso afecta la funcionalidad de la persona. Cuando alguien no puede comportarse funcionalmente con el resto de las personas y no se adapta a las situaciones y cambios que atravesamos los seres humanos normalmente, se dice que esa persona tiene desórdenes de personalidad.

Síntomas que caracterizan a una persona con desórdenes de personalidad

  1.  Hace esfuerzos para evitar que una persona lo abandone, deseos de controlar a esa persona para que permanezca con él o con ella.
  2. Mantiene relaciones amorosas o de otro tipo que son generalmente conflictivas, inestables y tormentosas.
  3. Tiene una imagen de si mismo muy inestable algunas veces sienten mucha confianza en ellos mismos y otras veces sentimientos de que son personas malas y que no valen nada.
  4. Cometen acciones en las cuales se dañan a ellos mismos tales como abuso de sustancias, desórdenes alimenticios, gastan el dinero desmedidamente, juegan en casino, manejan irresponsablemente y esos comportamientos los pueden conducir a consecuencias muy graves.
  5. Pensamientos recurrentes de suicidios, amenazas y auto agresiones tales como cortarse o quemarse.
  6. Inestabilidad emocional, ansiedad y cambios repentinos de humor.
  7. Se sienten vacíos, deprimidos y tensos constantemente.
  8. Experimentan momentos de ira intensa, se comportan inapropiadamente y pueden provocar peleas o destruir objetos.
  9. Incurren en episodios que los conducen a la violencia doméstica.
  10. Pierden contacto con la realidad y experimentan sentimientos de estar siendo victimizados. Son incapaces de aceptar responsabilidad de sus actos.

Orígenes y tratamientos para personas con desórdenes de personalidad

Las personas que padecen de desórdenes de personalidad sufren mucho y hacen sufrir a los familiares y personas que están cerca de ellos. Experimentan emociones muy intensas y son muy vulnerables. Algunos se convierten en pacientes de los hospitales psiquiátricos externos o internos. Aproximadamente el 8% mueren por suicidio.
Los problemas de personalidad pueden ser causados por factores genéticos pero también se desarrollan por un alto estrés prenatal, infecciones, deficiencias en la nutrición o problemas de la infancia tales como abuso infantil.
Las mejores terapias y tratamientos son la psicoterapia tradicional pero estos pacientes en muchas ocasiones piensan que no hay nada irregular en su manera de ser y culpan a otros por su comportamiento y rechazan el tratamiento que se les ofrece.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *