Los mareos por la ansiedad aparecen cuando existe mucho estrés.

0
32

Quien sufre estos mareos por ansiedad que padece, pueden experimentar sensaciones intensas de debilidad general, falta de estabilidad y alteración de las funciones psicomotoras. Incluso pueden darse casos de desmayos.

Cuando existen mareos por ansiedad, éstos suelen manifestarse mediante una sensación repentina de mareo, aturdimiento, y sensación de que todo da vueltas. Existen pacientes que describen una sensación similar a caminar encima de un barco, donde parece que todo se mueve.

Debemos diagnosticar que tipo de mareo tenemos.

Entre las alteraciones físicas que puede provocar mareos están: problemas con el oído interno, cervicales, migrañas vestibular, o por otras lesiones del propio sistema nervioso.

Tenemos que ser conscientes que cuando existe una relación entre ansiedad y mareos, no existe una causa fisiológica, y no se produce la sensación de vértigo que todos conocemos. El miedo y la angustia son emociones tan intensas, que son capaces de generar respuestas fisiológicas de la misma intensidad. Producen una elevada tensión muscular, respiración alterada, sudoración excesiva, y circulación sanguínea fuera de control.

Cuando sufrimos de ansiedad patológica.

Es en ese punto cuando pueden aparecer los temidos mareos que tanto nos pueden incapacitar. La aparición de mareos ocasionados por la ansiedad se podría también explicar por las alteraciones de regiones del cerebro y del sistema vestibular, que son más sensibles a las situaciones de alta ansiedad.

una problemática mental puede arrastrar al cuerpo y alterar su funcionamiento, y viceversa.

Como hemos podido ver, cuando nuestra mente se enfrenta ante una situación de peligro, de angustia y de estrés es capaz de generar una serie de síntomas físicos, como la sudoración excesiva, las palpitaciones, o los mismos mareos, el cuerpo tiene su repercusión en la mente, y al revés.

No debemos tener miedo por sufrir mareos. No ocurrirá nada si no estamos expuestos a una situación del riesgo. El miedo sólo alimenta al miedo, así que si tememos sentir mareos acabaremos mareándonos más aún. Sólo conseguiremos que nuestros niveles de ansiedad aumenten.

Así que no temas y dejes de hacer cosas por ello. Cuando te marees, sólo descansa y desaparecerá tal y como apareció. Los mareos son fruto de la ansiedad, y por tanto ésta debe ser tratada adecuadamente con ayuda de un profesional. Una vez que trates la ansiedad los mareos se irá reduciendo, hasta llegar a desaparecer, pero todo depende de tu fuerza de voluntad, de nada sirve medicamentos, y tratamientos si no pones nada de tu parte.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here