Los queloides son cicatrices exuberantes por exceso de colágeno ¿Se pueden eliminar?

Como relata el doctor Miguel Sánchez Viera, director del Instituto Dermatológico Integral en España para EFEsalud, “los queloides solo los conoce quien los padece y saben el dolor y la impotencia emocional que estos generan. Alguna ves hemos tenido la oportunidad de ver algún amigo o familiar con una cicatriz bastante exhuberante que llama mucho la atención por lo terrorífica que puede ser, pero muy pocas personas saben como se originan, es por ello que a continuación te hablaremos un poco mas al respecto.

¿Qué son los queloides y como se originan?

Son lesiones de la piel formadas por crecimientos exagerados del tejido cicatrizal en el sitio de una lesión cutánea producida por incisiones quirúrgica, heridas traumáticas, sitios de vacunación, quemaduras, varicela, acné, radiación, piercing o incluso raspaduras.

Entonces sabiendo esto, hablemos un poco de anatomía para poder entender mejor como se originan. En el proceso de curación, nuestra piel tiene unos mecanismos para cerrar la herida en el cual interviene las plaquetas y el colágeno los cuales van a servir de barrera para formar la costra inicial para ceder el sangrado. Ese colágeno lo componen unas células que se llaman fibroblastos que se encuentran en la segunda capa de la piel (dermis), entonces en el queloide, esos fibroblastos reaccionan de forma anómala creando sin control mucho más colágeno que no está correctamente formado dando origen asi a una cicatriz exuberante la cual puede seguir aumentando de tamaño.

“Es como un tumor, las células están fuera de control. Responden como si hubiese una herida abierta y continuamente forman cicatriz”, especifica el doctor Sánchez Viera.

¿Cuál es la diferencia entre la cicatriz hipertrófica y los queloides?

No todos los procesos anómalos de cicatrización culminan en el queloide, muchos se quedan en una fase anterior y dan lugar a las “cicatrices hipertróficas”.

Estas se diferencian del queloidea porque esa cicatrización fuera de lo normal dura habitualmente unos meses y luego poco a poco se va automatizando hasta quedar de un tamaño moderado. El resultado final es una cicatriz más grande que crece solo en grosor sin extenderse a las zonas locales, además que no suele afectar la movilidad del sitio que lo rodea y no causa otros sintomas como prurito (picazón).

¿Quienes pueden padecer de queloides?

“El queloide es difícil de prevenir, puesto que hay factores anatómicos, genéticos y raciales implicados en su aparición. No depende, por tanto, de la técnica quirúrgica, ni de los cuidados postoperatorios”, revela el cirujano plástico.

La genética: “Hay personas que nunca hacen queloides y hay personas que en el 80% de sus heridas sí”, añade el experto. Además, en las personas de color es todavía más frecuente.

El sexo y la edad: también son influyentes, siendo en las mujeres muy típica la aparición de queloides en el escote y los hombros y el colectivo de personas jóvenes el más vulnerable. “Se cree que es porque la respuesta de las células tiene más vitalidad cuando somos jóvenes”, resalta el dermatólogo.

¿Tienen algún tratamiento para disminuir las queloides o se pueden curar por completo?

Es importante que sepas que los queloides responden mal a los tratamientos por lo que el tratamiento es variado, algunos prefieren no operar y realizar tratamiento en varias sesiones mientras que otros prefieren operarlos. Pero según el Dr. viera, lo mejor que se puede hacer es removerla con un tratamiento quirúrgico, porque básicamente, la formación de una cicatriz por queloides está relacionada a la generación de células, aumentadas en su desarrollo que son los Fibroblastos como se había mencionado anteriormente

Entonces La conducta terapéutica consiste en remover la cicatriz y agregar radioterapia inmediata (a las 24 horas) para tratar de inhibir la formación de Fibroblastos. Así, estas células van a tener una formación normal y no tendrían que generar esa cicatriz hipertrófica. La cicatriz en ese caso va a tener una característica normal.

¿Qué puedo hacer si sufro de queloides?

Ante las dificultades de su prevención, Sánchez Martín aconseja: “Evitar cirugías innecesarias en pacientes que sepamos que cicatrizan con queloides y, en los casos en los que no se pueda, se puede tratar la cicatriz con corticoides o aplicando parches de gel de silicona, desde el postoperatorio inmediato, para prevenir su aparición por ello es conveniente que siempre le comentes a tu medico ante cualquier proceso prequirúrgico”.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *