¿Que debo hacer para alejar el estrés?

0
168

Uno de mis motivos para la búsqueda de una mejora en mi productividad personal ha sido siempre alejar el estrés de mi vida. Entiendo que hay un estrés bueno que nos empuja cuando se acerca la fecha de entrega de un proyecto o nos aporta un plus para cumplir compromisos pendientes, pero no es éste el que me ocupa, yo hablo de un estrés sistémico que entra en nuestra rutina y nos acompaña de forma permanente, erosionando nuestra energía, calidad de nuestro trabajo y de nuestra vida.

Trabajar diferente.

Ya he hablado de la multitarea, un hábito que no lleva a ninguna parte. Hacer una cosa a la vez, aumenta la focalización y el aprovechamiento óptimo de nuestros recursos. Pero ponerlo en práctica no es tan fácil, tienes que convertirlo en un hábito y es algo que requiere constancia. Te recomiendo que traslades esta costumbre en tu vida personal, hazlo todo de uno en uno: Mira la tele sin hacer nada más, ni escribir ni navegar con cualquier dispositivo.

Simplifica tu entorno.

Para buscar algo más sencillo comienza por tu entorno inmediato de trabajo, donde pasas más tiempo durante el día. El hecho de tener una mesa – o emplazamiento- de trabajo con lo imprescindible encima para hacer, te predispone a pasar a la acción y evita interrupciones.

Duerme las horas adecuadas.

Al menos 7 horas al día, esto es indispensable para un estilo de vida saludable, rendirás más física y mentalmente en tus actividades cotidianas.

Comparte tus sentimientos.

Hay una frase que dice que “Una alegría entre dos, es doble alegría, pero un problema entre dos es medio problema”. Por lo general estamos rodeados de personas que están dispuestas a ayudarnos y lo mejor es pedir apoyo en caso de necesitarlo.

Aléjate de las personas negativas.

Habitualmente estas personas son pesimistas por decisión propia y no hacen más que llenar tus oídos de problemas, conflictos y el lado negativo de todo; ante esto lo mejor es dejar de escucharlas para que no te atrapen en su negatividad.

Tómate un café.

Es la actividad favorita de muchos para relajarse. Nada como contar con una buena compañía durante un momento agradable para desconectarse un poco de las actividades cotidianas.

Imponte límites.

No somos capaces de dejar atrás nuestras preocupaciones laborales y con demasiada frecuencia nos las llevamos a casa. El hecho de desconectar a una hora determinada actuará como barrera, y a pesar de no eliminar los problemas  o lo negativo que generan  perderán intensidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here