¿Ya sacaste de ti todo el rencor que guardabas de aquella última relación que te dejó hecha pedazos?

0
19

Si todavía conservamos tristes recuerdos, si aún no hemos podido sanar aquellas profundas heridas que dejaron nuestro corazón infectado de mentiras, engaños, celos, traiciones y maltratos… entonces nos será difícil recibir un compañero sentimental que nos llene de felicidad, que nos apoye en todo momento y nos ame de una forma incondicional.

Para recibir el amor de un hombre debes primero perdonarte a ti misma.

Limpiar y renovar tu alma aceptándote y valorándote como un ser que es digno de amar y merece ser amado. Y si con ello mantienes la esperanza en que todo en tu vida mejorará, a pesar de las pruebas que enfrentes, al final habrá una recompensa para ti.  En nuestras relaciones, solemos ir de fracaso en fracaso, muchas veces por temor a la soledad, porque no concebimos unas semanas, unos meses, unos años sin tener a un hombre a nuestro lado. Y por eso tendemos a elegir mal.

Un amor sin condiciones, basado en la confianza.

Siempre que terminamos una relación nos preguntamos si algún día ese dolor que sentimos podrá marcharse. Terminar una relación es doloroso, tanto que nos preguntamos si algún día seremos capaces de volver a enamorarnos, si nos lo permitiremos a nosotras mismas, o si realmente llegaremos a volver a confiar en un hombre… Salir adelante con el corazón herido no es tarea fácil. Después de una ruptura todo parece detenerse… Pero en realidad la vida sigue, y el tiempo hace sus cosas y podemos incluso llegar a enamorarnos nuevamente, a tener un nuevo amor. Pero cuando nos volvemos a enamorar no podemos esperar lo mismo que lo anterior, y menos aún si ambos vienen saliendo de una relación anterior. No todos los amores son iguales, no siempre se ama de la misma manera, todo cambia, todo es diferente.

¿Cómo se hace para volver a confiar?

Sólo tú lo puedes manejar, evita caer en los mismos errores del pasado y no trates de compararle con lo anterior, todo es diferente, es otra persona, intenta ir conociendo sus gustos, sus defectos, sus buenas actitudes… en realidad, para que una nueva relación funcione, hay que abrirse al amor, a tratar de intentar nuevos caminos que nos conduzcan a la relación casi perfecta, porque no existe lo perfecto en nada y nadie, pero podemos intentarlo sin temor.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here