Esta es la razón de porque es peligroso limpiarse los oídos con hisopos

Según un estudio reciente del Nationwide Children´s Hospital de Estados Unidos halló que unos 12,500 menores de 18 años acuden cada año a emergencia por heridas en el oído relacionadas con el uso de hisopos. El equivalente a 34 por día. Siendo representado el 73% de estas lesiones producidas por la «limpieza de oídos con hisopos», Dos tercios de las lesiones fueron en pacientes menores de 8 años y un 25% de las lesiones fue perforación de tímpano.

Imagina la alta prevalencia que existe por esta enfermedad a raíz del uso inadecuado y excesivo de los hisopos. Es por ello que a continuacion te mostraremos cuales son las consecuencias de el uso continuo de hisopos para limpiar el oido y como prevenir la acumulacion de cera.

¿Por qué no hay que limpiarse los oídos con hisopos?

Mucha gente cree que la cera del oído es algo sucio, desagradable o innecesario y se limpia los oídos regularmente. Pero la cera está ahí por un motivo y si la retiramos estamos interfiriendo con un proceso natural y necesario de nuestro cuerpo.

«Los pacientes con frecuencia creen que al limpiar el oído con hisopos, clips de papel, velas o cualquier número de cosas inimaginables que se usan, están previniendo que se acumule la cera en los oídos. El problema es que este esfuerzo por eliminar el cerúmen solo crea nuevos problemas porque la gente acaba empujando la cera hacia el interior y bloqueando el canal auditivo», afirma el doctor Schwartz, uno de los autores de una guía clínica para la higiene del oído publicada recientemente por la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología.

«Cualquier cosa que entre en la oreja puede causar daños graves en el tímpano y en el canal auditivo, con el potencial de causar lesiones temporales o permanentes», advierte.

¿Cuál es la función de la cera del oído?

El oído constantemente esta produciendo cera para mantener los oídos lubricados, limpios y protegidos de agentes externos, recordemos que ello sirve como barrera protectora, que si por algún motivo eliminamos toda la cera del oído, lo dejamos expuesto para la llegada y proliferación de germenes oportunistas. De hecho, normalmente los oídos se autolimpian sin ayuda externa.

¿Cómo se autolimpian los oídos?

La suciedad, el polvo y otras materias pequeñas se pegan al cerúmen del oído, cuya función es evitar precisamente que se adentren por el canal auditivo. De una manera natural y continuada el oído se va autolimpiando desde adentro hacia afuera. ¿Como lo hace?, Al masticar, mover la mandíbula y con el nacimiento de piel nueva en el canal auditivo, la cera «vieja» del oído es empujada hacia afuera, y después se descascarilla o cae durante el baño o ducha habitual.

¿Como puedo saber que tengo un tapon de cerumen?

Un oído impactado o bloqueado puede causar síntomas como dolor, picazón, sensación de oído tapado, tinnitus o acúfenos (la percepción de zumbidos o sonidos en el oído que no proceden de una fuente externa), hedor, tos o cambios o pérdida en la audición.Un oído impactado o bloqueado puede causar síntomas como dolor, picazón, sensación de oído tapado, tinnitus o acúfenos (la percepción de zumbidos o sonidos en el oído que no proceden de una fuente externa), hedor, tos o cambios o pérdida en la audición.

¿Que recomendaciones debo tener en cuenta?

La Academia Estadounidense de Otorrinolaringología recomienda:

  • Para prevenir, la acumulacion excesiva de cera, debes secar muy bien tus oídos cuando tomes un baño, ya que el agua tiende a inflar el cerumen.
  • No introducir en el oído nada que sea más pequeño que un codo: ni hisopos, ni llaves, ni palillos, ni pinzas.
  • No usar velas para limpiar los oídos.
  • No limpiarse excesivamente para no causar una irritación de la piel ni aumentar la acumulación de cera.
  • Consultar con un médico si tienes síntomas como pérdida auditiva, dolor o sensación de oído tapado. El sangrado no es síntoma de un tapón de cera y también debe ser evaluado por un médico.
  • Si sientes que tienes el oido tapado por un tapón de cerumen, lo mas recomendable es que te coloques dos o tres gotas de glicerina y te recuestas del lado contrario para que esta llegue a la cera, posteriormente inyecta líquido con una jeringuilla para eliminar el exceso de cera, ya que no dañara el tímpano, pero si aun así, notas o sientes el oido tapado, entonces debes acudir al medico.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *