La OMS señala que la falta de confianza hacia las «vacunas» podría convertirse en una amenaza para la humanidad

Aunque podría sorprenderte, si es completamente cierto, el escepticismo de las personas hacia las vacunas está incluido en las principales amenazas de salud de la Organización Mundial de la salud para el año 2019 en conjunto con enfermedades como el VIH, la influenza pandémica y la resistencia a los antibióticos. Aunque la aplicación de las vacunas se considera algo voluntario y que según tu criterio no debería igualarse al virus del VIH que ha matado a más de 35 millones de personas, la inclusión en esta lista está completamente justificada por la OMS

Y es que debido a los falsos mitos y noticias amarillistas sobre los efectos negativos de las vacunas, muchas personas han dejado de aplicarse las vacunas incluso a los mas pequeños de la casa, lo que ha traído como consecuencia el aumento de prevalencia de enfermedades que estaban por erradicarse, tal como el sarampión en los países de europa.

«Las vacunas son, sin duda, uno de los mayores logros de la humanidad»

Aunque suene algo deslumbrante, las vacunas han agregado décadas a la vida útil e impidieron que millones de personas contrajeran infecciones y sufrieran muertes tempranas relacionadas con la infección. Es por ello que es inaceptable, que las personas nieguen a sus hijos a vacunarse

Pongamos un ejemplo muy sencillo: Si la lista de los 10 principales de la OMS se hiciera en 1776, la lista estaría llena de enfermedades infecciosas como la viruela (que ahora se ha ido del planeta gracias a la primera vacuna desarrollada), la difteria, el sarampión, la rubéola y la tos ferina. Incluso si la lista se hizo en 1976, infecciones como Haemophilus influenzae tipo B (HiB), meningitis meningocócica y hepatitis B pueden aparecen en los primeros lugares de la lista.

De hecho, en la actualidad las enfermedades infecciosas se encuentran en los primeros lugares de la lista, debido a que son infecciones para las cuales no hay vacuna disponible, tales como: (VIH, bacterias resistentes a los antimicrobianos, influenza pandémica) o para las cuales existe una vacuna es experimental o no protege completamente la enfermedad (dengue, ébola).

¿Por qué existe el escepticismo de las vacunas en la actualidad?

El escepticismo o la falta de confianza hacia las vacuna, hace referencia a la decisión de los individuos de renunciar o retrasar la vacunación contra diversos agentes de enfermedades infecciosas a pesar de la abrumadora evidencia del beneficio general de las vacunas.

Estos individuos rechazan la vacunación porque suponen que las vacunas representan una amenaza «objetiva» para su salud, (por ejemplo, como lo hacen ciertas vacunas para los inmunocomprometidos); incluso estas personas se oponen a la vacunación en general, a pesar de que sea un requisito obligatorio para el ingreso escolar o una norma social como está implementado en el plan de vacunación nacional de cada país.

El escéptico de la vacuna a menudo cita varias afirmaciones, incluidas sus creencias erróneas de que la amenaza de la enfermedad específica es exagerada y los efectos secundarios de la vacuna se minimizan, todo ello desafiando las montañas de la literatura científica.

¿Cuales han sido las consecuencias del escepticismo hacia las vacunas?

Si bien es cierto el escepticismo de las vacunas ha existido desde los inicios de la vacunación a fines del siglo XVIII, pero en los últimos años se ha transformado en una forma más virulenta: poniendo unos ejemplos claros como el: estado de Nueva York que enfrenta su mayor brote de sarampión en décadas, por otro lado los italianos están lidiando con una el debate público sobre las vacunas quienes han logrado combatirlo aplicando multas a aquellos padres que no deseen vacunar a sus hijos, y en el otro lado del mundo los vacunadores contra la poliomielitis enfrentan una oposición violenta en Pakistán y Afganistán.

En los últimos días, el estado de Washington ha declarado una emergencia provocada por tres docenas de casos de sarampión provocados por una población no vacunada. Y el brote podría haberse extendido a otros tres estados de los Estados Unidos.

Las vacunas han protegido a las personas de morir por enfermedades infecciosas evitando asi la transmisión a otras personas

La OMS también incluye en su lista las enfermedades que presentan mayor mortalidad anualmente, ocupando los primeros lugares las enfermedades no transmisibles, que incluyen enfermedades coronarias (infartos), diabetes, derrame cerebral y cáncer. La razón principal de que las personas mueran a causa de otras enfermedades que no sean de origen infeccioso es por el control que se ha logrado obtener con la vacunación junto con el saneamiento y la terapia antimicrobiana, brindando a los humanos el «lujo» de morir a causa de enfermedades de otra etiología.

«En un mundo ideal, cada nueva vacuna se celebraría»

Como paso con la vacuna contra la polio en la década de 1940 o como ocurre con cada nueva actualización de iPhone. Cuando Jonas Salk desarrolló la vacuna contra la polio y se anunciaron los resultados del exitoso ensayo clínico, regresó a Pittsburgh con una bienvenida de héroe que incluía escolta policial. Los escaparates estaban adornados con mensajes de agradecimiento a este benefactor de la humanidad.

Hoy en dia, que la tecnología y la ciencia logra avances significativas para el diagnostico y la erradicación de enfermedades siendo desarrollada una nueva vacuna, como la vacuna contra el VPH, esta es recibida por algunas personas como «burla» y es objeto de teorías de conspiración que incluso los candidatos presidenciales difunden. Los innovadores de las vacunas, como el Dr. Paul Offit y el Dr. Peter Hotez, no son tema de la adoración similar a Salk, sino ataques personales, insultos y amenazas que recuerdan el mito de Prometeo.

Para finalizar: ten en cuenta que el escepticismo de la vacunas representa un retorno nihilista a lo primitivo. Si continúa la propagación de enfermedades debido a la falta de aplicación de vacunas a las personas y niños, llegaría a convertirse en una amenaza voluntaria y autoinfligida para la vida humana, que debería quedar en tu propia conciencia por considerarte un incrédulo ante los beneficios que tienen la vacuna para la salud.

fuente bibliografica:

 https://www.usatoday.com/story/opinion/2019/02/01/washington-state-measles-vaccine-hesitancy-disease-threat-who-column/2715098002/?fbclid=IwAR1BLeXTM1iTBmKMaG7oor8s9RSwra4F_BjY6aSlWj3WWNd7KzqfRMCyenM

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *