Las personas obesas tienen mayor riesgo de padecer 13 tipos de cáncer diferentes

Según el instituto nacional de cáncer (NIH), son alarmantes las cifras que se tienen con el incremento de número de casos con pacientes diagnosticados con neoplasias malignas, siendo notorio que la mayoría de estos pacientes se encuentran en un estado de sobrepeso u obesidad, lo que ha conllevado a que los científicos realizan diversos estudios para ver si existe una influencia de la obesidad sobre el cáncer, encontrando en sus conclusiones una fuerte relación entre ambos

Por ejemplo, según los resultados de la Encuesta Nacional de Exámenes de Salud y Nutrición (NHANES), revelaron que desde el año 1988 a 1994, sólo el 56 % de los adultos de 20 años de edad o mayores tenían sobrepeso o eran obesos, pero las nuevas cifras muestran que desde 2011 a 2014, casi 70 % de los adultos estadounidenses de 20 años de edad o mayores tenían sobrepeso o eran obesos y más de un tercio (36,5 %) eran obesos, Existiendo un incremento de casi un 20%, trayendo como consecuencia enfermedades crónicas tales como hipertension, diabetes, cáncer entre otros.

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es un estado en el que la persona tiene una cantidad mal distribuida de la grasa corporal en el cuerpo. Para medir la obesidad, los investigadores usan ordinariamente una escala conocida como índice de masa corporal, (IMC), dividiendo el peso de una persona (en kilogramos) por el cuadrado de la estatura (en metros) es decir kg/m2. Por ejemplo: primero multiplicas tu estatura dos veces y luego divides el peso con el resultado que te dio de la estatura al cuadrado: 68kg/1.68×1.68cm

El IMC proporciona una medida más exacta de la obesidad que el peso solo, y para la mayoría de la gente es un indicador muy bueno (aunque indirecto) de la grasa corporal. Los valores normales son los siguientes.

IMC en kg/m2 Categoría de peso
Abajo de 18,5 Peso bajo
18,5 a 24,9 Peso normal
25,0 a 29,9 Sobrepeso
30,0 a 39,9 Obesidad
40,0 o más Obesidad grave

 

¿De qué manera influye la obesidad sobre la aparición del cáncer?

Se han sugerido varios posibles mecanismos para explicar cómo la obesidad puede aumentar el riesgo de algunos cánceres: entre los cuales tenemos:

Inflamación crónica: Las personas obesas tienen con frecuencia una inflamación crónica de grado bajo, lo cual, con el tiempo, causa daño al ADN que puede conducir al cáncer. Por ejemplo, la inflamación local crónica inducida por la enfermedad de reflujo gastroesofágico o por el esófago de Barrett es una causa probable de adenocarcinoma de esófago. La obesidad es un factor de riesgo para cálculos en la vesícula, un padecimiento caracterizado por inflamación crónica de la vesícula biliar.

Produccion excesiva de estrogenos: El tejido graso (llamado tejido adiposo) produce cantidades en exceso de estrógeno, y concentraciones altas de esta hormona se han asociado con riesgos mayores de cánceres de seno, de ovario, de endometrio y de algunos otros.

Resistencia a la insulina: Las personas obesas suelen tener mayores concentraciones de insulina en la sangre y del factor-1 de crecimiento semejante a la insulina (IGF-1). (Esta afección, conocida como hiperinsulinemia o resistencia a la insulina, precede a la formación de la diabetes de tipo 2). Las altas concentraciones de insulina y de IGF-1 pueden promover la formación de cáncer de colon, de riñón, próstata y de endometrio

El exceso de grasa produce células adipocinas: Las células grasas producen hormonas, llamadas adipocinas, las cuales pueden estimular o inhibir el crecimiento celular. Por ejemplo, la concentración de una adipocina llamada leptina, que parece promover la proliferación celular, en la sangre aumenta con el aumento de la grasa corporal. En cambio, las personas delgadas producen otra adipocina, la adiponectina que estas pueden tener efectos antiproliferativos, ayudando a evitar la formación de neoplasias malignas.

¿Cuáles son los tipos de cáncer más comunes en las personas obesas?

  • Cáncer de endometrio: Las mujeres con sobrepeso y obesas tienen de dos a cuatro veces más probabilidad que las mujeres de peso normal de presentar cáncer de endometrio
  • Adenocarcinoma de esófago: Las personas que tienen exceso de peso o que son obesas tienen la doble probabilidad que las personas de peso normal de presentar un tipo de cáncer de esófago llamado adenocarcinoma esofágico.
  • Cáncer gástrico del cardias: son más propensas a presentar cáncer en la parte superior del estómago, es decir, la parte que está más cerca del esófago
  • Cáncer de hígado:
  • Cáncer de riñón: Las personas que tienen sobrepeso o que son obesas tienen casi el doble de probabilidad que las personas de peso normal de presentar cáncer de células renales, la forma más común de cáncer de riñón.
  • Mieloma múltiple: En comparación con los individuos de peso normal, quienes tienen sobrepeso o que son obesos tienen un ligero aumento del (10 a 20 %).
  • Meningioma: El riesgo de este tumor cerebral de crecimiento lento que se presenta en las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal aumenta en casi 50 % de las personas que son obesas y en casi 20 % de las personas que tienen sobrepeso.
  • Cáncer de páncreas: Las personas que tienen sobrepeso o que son obesas tienen una probabilidad cerca de 1,5 veces de presentar cáncer pancreático, como la gente de peso normal.
  • Cáncer colorrectal: Las personas que son obesas tienen ligeramente (aproximadamente 30 %) más probabilidad de presentar cáncer colorrectal.
  • Cáncer de vesícula biliar: En comparación con personas de peso normal, las personas con sobrepeso tienen un ligero aumento (casi del 20 %) de riesgo de cáncer de vesícula biliar, y las personas que son obesas tienen un aumento de 60 % del riesgo de cáncer de vesícula biliar.
  • Cáncer de seno: Muchos estudios han indicado que, en mujeres posmenopáusicas, un IMC más elevado se asocia con un ligero aumento del riesgo de cáncer de seno (mama).
  • Cáncer de ovario: Un IMC mayor está asociado con un ligero aumento del riesgo de cáncer de ovario, especialmente en mujeres que nunca han usado terapia hormonal para la menopausia.
  • Cáncer de tiroides: Un IMC mayor (específicamente, un aumento de 5 unidades en el IMC) se asocia con un ligero aumento (10 %) del riesgo de cáncer de tiroides

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *