Llorar no es para nada un signo de debilidad.

0
24

Hay personas de lágrima fácil que lloran con películas o con situaciones emotivas. Una expresividad emocional que tradicionalmente ha sido considerada “de mujeres” y a la que se ha señalado como un signo de debilidad y cursilería.

Nada más lejos de la realidad, llorar es propio de personas  con fuerza de carácter, y si lloras hasta cuando ves una película lo cierto es que mayor sea la carga emocional nuestro cerebro liberará más oxitocina.

Segregación de esta hormona nos ayuda a conectar con otras personas, ocasionando que seamos más amables, más empáticos. Por lo tanto, llorar no es para nada un signo de debilidad, sino más bien una señal de empatía, de que sabemos conectar con los demás, de que podemos sentir en nuestra piel las emociones ajenas y esto nos hace personas emocionalmente fuertes, no lo contrario.

Las personas que carecen de empatía tienen una gran desventaja en sus relaciones interpersonales.

No sabrán conectar ni entender qué puede sentir la persona que está frente a ellas. Esto les provocará serios problemas y conflictos. Conectar con los demás es muy importante para establecer relaciones sanas y que impliquen apoyo.

Llegados a este punto, queda claro que llorar no nos hace más débiles, ¡esto es un mito! Cada vez que te encuentres con una persona que llora por casi todo, ya no la verás cómo alguien débil, sino que sabrás que es más fuerte de lo que piensas.

Las personas emocionalmente fuertes no reprimen el llanto.

Esto es un síntoma de las personas emocionalmente fuertes, pero para sacarle el máximo partido debes dejar que las lágrimas fluyan. De alguna manera, actúan como forma de desahogo y aunque te sientas muy mal en un primer momento, luego todo mejora.

Las personas emocionalmente fuertes saben que llorar es positivo para ellas. Gracias a las lágrimas pueden desahogarse, empatizar con los demás y conectar con el resto de personas, la fuerza de un león viven en ellas.

Compartir
Artículo anteriorLos ojos dicen que son los reflejos del alma.
Artículo siguienteQue tan fuerte puede ser la dependencia afectiva.
Madre y esposa. Me considero una mujer con metas por lograr un mundo diferente, Me desarrollo como analista , programadora, expresando mis mejores experiencias a través de la tecnología. Me apasiona los temas de superación en todos sus campos y a la vez me he dedicado al deporte como instructora de aerobicos, ahora sigo rutinas de X-BOX, para mantener mi cuerpo y mente sana..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here