¿Será cierto que el glutamato monosódico es perjudicial para la salud?

En la actualidad son muchos los temas de promoción de salud que se tienen para la prevención de enfermedades crónicas como es el caso del síndrome metabólico que ocurre en aquellas personas con hipertension arterial, diabetes y obesidad, pero que en vez de disminuir la prevalencia de este numero de casos las cifras muestran lo contrario mostrando un aumentando de estos trastornos debido al mal estilo de vida que llevan muchas personas, por mencionar el mas importante, que es la alimentación que en vez de obtener los alimentos de origen orgánico y naturales preferimos los alimentos procesados y de fácil cocción sin saber los efectos perjudiciales que esto trae para nuestra salud.

Es por ello que en el siguiente articulo, haremos enfasis a un aditivo que es usado mucho en la actualidad pero que aún sigue en desconocimiento de algunas personas de si resulta perjudicial o no para la salud, Tal es el caso, del glutamato monosódico.

¿De donde surge el glutamato monosódico?

Su historia se remonta a 1908, cuando el bioquímico de la Universidad de Tokyo Kikunae Ikeda quiso reproducir el especial sabor que el alga kombu da a la cocina japonesa. Aisló el glutamato que contenía ésta y le añadió sodio de la sal común de mesa para convertirlo en un polvo y darle así estabilidad.

Pero se tuvo que esperar a los años 80 para que se reconociera como un nuevo sabor. Siendo comercializado un poco más tarde con la denominación Aji-no-moto (en japonés, esencia del sabor), un producto, resultado de un proceso químico, que ahora se encuentra en muchas mesas de todo el mundo.

¿El glutamato monosódico está aprobado por la administración de alimentos y medicamentos (FDA)?

Hoy en día, en Estados Unidos el GMS es considerado y reconocido como un producto“seguro“, siempre y cuando no se exceda de las dosis diarias; mientras que la Unión Europea lo clasifica como un aditivo alimentario. Pero a pesar de que en algunos países esta aun legalizado su libre comercio, el consumo de alimentos con GMS se ha asociado con algunos síntomas y malestares. que debes tener en cuenta.

¿Por qué no se ha restringido completamente el uso del GMS?

En el año 2000, En estados unidos se hizo una investigación con 130 personas que se consideraban reactivas al GMS, quienes se encontraban perfectamente sanas en otros aspectos de la salud. Por lo que, se les administró a todos una dosis disuelta en agua, o un placebo, y a los que presentaban alguna de las afecciones descritas como “complejo de síntomas de GMS” se les sometía a un nuevo test, luego de ello, se les daba una dosis mayor para ver si aumentaban las dolencias y se repetía el proceso.

Al final de varias rondas, sólo dos de los pacientes mostraron reacciones consistentes al GMS y no al placebo. Y cuando se les hizo otra prueba con el glutamato incluido en la comida, no tuvieron la misma reacción y no mostraron los síntomas.

Es por ello que en Estados Unidos se considera seguro para las personas y se permite en determinados productos y en dosis limitadas, siendo la dosis letal para una persona, cuando consume: mil veces la cantidad que puede consumirse en un día, esto es entre 5 y 12 gramos, y se considera seguro hasta 16.000 gramos por kilo de peso.

¿CuÁles son los efectos nocivos para la salud del GMS?

En términos químicos el GMS contiene un 78% de ácido glutámico libre, 21% de sodio y hasta 1% de contaminantes. El GMS “engaña” a nuestro cuerpo haciéndonos creer que la comida sabe mejor, más sana y más rica en nutrientes, es por ello que logra hacer que las carnes procesadas y la comida congelada sepa más fresca, que los aderezos tengan un mejor sabor y le quita el sabor metálico a los alimentos enlatados.

Pero como el GSM es una neurotoxina, en dosis altas, pueden llegar a dañar el sistem

El consumo de GMS puede causar dolores de cabeza, migrañas, espasmos musculares, nausea, alergias, anafilaxis, ataques epilépticos, depresión e irregularidades cardiacas. Ya que es una neurotoxina, daña el sistema nervioso y sobre-estimula a las neuronas llevándolas a un estado de agotamiento, y algunas de ellas eventualmente morirán como consecuencia de esta estimulación artificial. Además, consumir alimentos con GMS hace que los niveles de glutamato en la sangre sean más altos de lo que deberían ser, y si estos niveles se mantienen así, el glutamato se filtra al cerebro causando y contribuyendo a malestares físicos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *