Aléjate de personas que siempre te traen problemas.

0
15

No te acerques a lo que no te hace bien, lo que te confunde y te trae problemas.

Esas cosas sólo te provocan ansiedad y temor en el corazón. Toma distancia de quienes te hacen dudar y sentir mal. Aléjate de las personas que no te dejan ver lo maravilloso que es vivir en este mundo. Aun con todas las dificultades de la vida, hay que tener una actitud positiva, seguir adelante y no fijarse demasiado en lo malo. Si así lo haces conseguirás la felicidad, tener ilusiones y el amor de los tuyos.

No tienen esperanza en la vida, se pasan la vida señalando lo malo, sólo son capaces de considerar lo negativo y no ven motivo de seguir adelante con los problemas de la vida. Siempre se ven como víctimas, y buscan tu constante consuelo y ayuda por lo que les parece ser una vida tan injusta que les ha tocado precisamente a ellos.

Aléjate de quien siempre envidia a los demás.

Aléjate de los que envidian tu vida, los rencorosos, los malos corazones, los que abrazan y sonríen falsamente, y los que constantemente a sí mismos se hacen se hacen llamar amigos y buenas personas. Ten cuidado con los que dicen quererte y amarte, las palabras son sólo eso, pero lo que importa son los hechos. El mundo está lleno de falsos e hipócritas, pero también hay gente que merece la pena tener a tu lado, personas que quizás no te saluden todos los días, pero que sabes que estarán ahí para ti si un día los necesitas.

Cada cual tiene sus propios problemas, es bueno ayudar y colaborar con todos, pero no puedes vivir sacrificándote por los demás si tú ya tienes tus propios problemas, deja que ellos también se esfuercen, que intenten arreglar su situación por ellos mismos, es su vida después de todo.

Sé buena con quienes te merecen.

No hagas los problemas de los demás los tuyos propios, pero tampoco seas una egoísta: abre tu corazón para que puedas tener bondad y humildad con los que de verdad están cerca de ti, para que sepas cuando ayudar o dejar pasar. Siembra en tu vida semillas de buenas acciones, de felicidad y bondad; verás que crecerán bellas flores y se convertirán en tus jardines preferidos. Una buena siembra da para poder recoger en el futuro, y es algo que también alimenta tu alma y corazón.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here