El bipolar es la persona que puede sentirse enérgica o dormir solos dos horas diarias.

0
268

Existe el mito de que la bipolaridad tiene que ver con mostrar múltiples personalidades a lo largo del tiempo, cambiar constantemente de gustos y aficiones o, en general, tener una conducta caótica. Por supuesto, el concepto de trastorno bipolar no tiene nada que ver con esta concepción tan ambigua de esta alteración mental.

Como ya se ha dicho, es uno de los trastornos mentales más conocidos por la población (aunque solo sea por el nombre), y es una patología que afecta a cómo se siente, piensa y actúa un individuo. Su rasgo característico son los cambios exagerados en el estado de ánimo, pues, generalmente, una persona pasa por una fase maníaca y otra depresiva. Estos cambios se producen de manera cíclica, pasando por etapas de manía y depresiónhasta el punto de dejar a la persona parcialmente incapacitada.

¿Qué es el Trastorno Bipolar?

El trastorno bipolar es un trastorno grave, que no tiene que ver con simples altibajos emocionales, como se suele oír habitualmente. Los ciclos de esta patología pueden durar días, semanas o meses, y perjudican seriamente a la salud, el trabajo y las relaciones personales de la persona que lo padece.

En la fase de manía, la persona es capaz de endeudarse, dejar su trabajo, sentirse muy enérgico y dormir solos dos horas diarias. La misma persona, durante la fase depresiva, puede sentirse tan mal que ni siquiera pueda salir de la cama.

El trastorno bipolar no es inestabilidad emocional.

Es posible que alguna vez, ante una pelea con tu pareja, te haya dicho que “eres un poco bipolar” porque has cambiado de humor de manera repentina. Pues debes saber que este comportamiento es bastante habitual, especialmente en las relaciones de pareja. En estas situaciones, las emociones están a flor de piel y, puesto que nadie es perfecto, puedes reaccionar de manera impulsiva.

También puede ocurrir que estés en un periodo de tu vida en que todo cambia de manera muy rápida y no sabes realmente lo que quieres. Problemas con la tiroides, dolores de cabeza, migrañas,  diabetes, problemas del corazón y la obesidad son algunas de las consecuencias negativas asociadas al tratamiento del trastorno bipolar. Enfermedades que, además de los síntomas de manía y depresión característicos de este trastorno, pueden incrementar el sufrimiento del paciente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here