El secreto de una vida plena, es que haya momentos importantes para nosotras.

0
91

Todavía no nos hemos dado cuenta que si nuestros logros tienen importancia, es más por el camino que trazamos hacia él, que por el logro en sí. Lo cierto es que si dejamos que en nuestra vida sean únicamente importantes nuestros logros, no vamos a vivir esa vida en profundidad, y más bien va a pasar de largo ante nuestros ojos.

El secreto de conseguir todos nuestros logros, también pasa por darle gran importancia a el camino hacia él, viviendo con intensidad cada paso, a la misma vez que no desvaloramos nada de lo que nos encontramos en todos los tramos de ese camino.

Todos y cada uno de nosotros perseguimos una misma cosa: ser felices.

La fórmula de la felicidad es algo que todo el mundo quiere encontrar para tener una vida plena y satisfactoria.  Si preguntásemos que significa ser feliz quizás algunos no sabrían responder, pero podríamos definir la felicidad como una predisposición a sentirnos bien y a gusto con nosotras mismas y con las demás personas que nos rodean.

La felicidad no es algo momentáneo y pasajero, es más bien un estado de ánimo que podemos crear nosotras mismas a través de nuestros sentimientos, acciones y pensamientos. Por ello, no anclar nuestra vida al pasado y a los errores cometidos es una buena opción para mantener el ánimo en modo optimista y tranquilo.

Vive el presente aceptando y agradeciendo todo lo que tienes en tu vida.

El tiempo que tenemos es muy corto, por ello enfócate en el ahora y hazlo lo mejor que puedas. Haz que tú mismo te sientas orgulloso. Sólo así podrás disfrutar plenamente de cada día.

Otra forma de alcanzar la felicidad es saber perdonarte, perdonar y compartir con generosidad tus dones con los demás. Del mismo modo, para sentirte bien también tienes que tratarte bien: cultivar tu espíritu para ofrecerte a ti mismo tu mejor versión y a los demás, y cuidar tu cuerpo para gozar de buena salud física y mental.

¿Existe realmente la fórmula de la felicidad?

En este tema diferentes autores y pensadores han aportado sus pensamientos y opiniones convirtiéndolos en una fórmula de la felicidad. Cada uno de ellos nos expone la suya.

En primer lugar buscamos la supervivencia, la salud que nos permita seguir viviendo la vida. El segundo es la seguridad, esa necesidad de sentirnos protegidas y tranquilas. Después de ésta viene la necesidad de amor y afecto. La cuarta es el respeto, que los demás valoren lo que hacemos y nuestras decisiones. Le sigue la necesidad de entender, de conseguir explicar porque la gente toma decisiones que nos duelen. La penúltima necesidad humana es la estética o espiritual, sentirnos parte de algo especial y único, ideando el plan perfecto de nuestras vidas. Y la última es la autorrealización. Intentar encontrar nuestra auténtica naturaleza, lo que somos.

El compromiso con un proyecto, sea cual sea, hace que nos sintamos identificadas con el mismo y que alcancemos el bienestar emocional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here